7 feb. 2014

natillas sorpresa


Este delicioso postre a base de natillas, nata y alguna sorpresa más, es perfecto para un día especial. Lo podemos decorar con lo que más nos guste, caramelo líquido, canela, fideos de chocolate... y como está hecho a capas, estas no tienen por qué ser iguales en todas las copas. Lo hagamos como lo hagamos estará riquísimo.

Además podemos dejar que los niños monten las copas, para ellos resultará tan divertido hacerlas como comérselas después.



ingredientes
200 ml de nata montada azucarada
almíbar o zumo para mojar el bizcocho
2-3 manzanas
bizcochos de soletilla o sobaos...
natillas hechas con:
500 ml de leche
4 yemas de huevo
75-100 g de azúcar
20-25 g de maizena
1 trozo de corteza de limón
1 trozo de canela en rama

para decorar: caramelo, canela o ...






elaboración
Asamos las manzanas en el microondas a máxima potencia durante 4-5 minutos. Las dejamos enfriar, les retiramos la piel y el corazón y aplastamos la pulpa con un tenedor. En lugar de manzana podemos usar otra fruta fresca o en conserva.
Para preparar el almíbar hervimos durante 2-3 minutos medio vaso de agua con 1 cucharada sopera de azúcar. Lo retiramos del fuego y dejamos enfriar.




Para hacer las natillas, disolvemos la maizena en una cuarta parte de la leche fría. Calentamos el resto de la leche con la canela y la piel de limón hasta que rompa a hervir. Mientras batimos las yemas con el azúcar y las unimos a la mezcla de leche y harina, mezclándolo todo bien de forma que no quede ningún grumo. Cuando lo hayamos mezclado echamos poco a poco la leche cocida pasándola por un colador fino, donde quedará la canela y la piel de limón, removiendo sin parar hasta mezclarlo todo. 
La leche tiene que estar caliente pero no hirviendo, ya que el huevo cuajaría.
Volvemos a poner la mezcla en un cazo y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y con cuidado de que no hierva en ningún momento, para evitar que se corte.
Retiramos del fuego y del cazo para enfriarla cuanto antes, y para que no forme costra la cubrimos con film transparente.





Para montar las copas, ponemos en el fondo un trozo de bizcocho, lo bañamos con el almibar o con zumo y encima ponemos una capa de manzana asada, una capa de natillas o nata y para rematar el postre acabamos con una capa de nata o natillas. Lo decoramos como más nos guste, con caramelo líquido, fideos de chocolate, fideos de azúcar de colores, canela...




Un postre para nada ligero, pero está tan rico que la pelea con la báscula la dejamos aparcada para otro día.




No hay comentarios: