17 ago. 2013

ensalada templada de pasta con gulas y guindillas


Un plato de pasta bien sencillo, rápido de preparar y con éxito seguro, que vamos a acompañar de unas guindillas en vinagre preparadas en casa, no siempre van a ser compañeras de las alubias.



Al ver tantas guindillas pensareis que es un plato que tiene que picar lo suyo, pues nada de eso, picará lo 
que cada uno quiera que pique, porque las guindillas en vinagre lo normal es que no lo hagan así que sin miedo con ellas, con las que hay que tener ojo es con las cayena que sí que pican, pero sin abusar de ellas dan 
un punto al plato.


ingredientes
350 g de espaguetis
200 g de gulas
6-7 dientes de ajo
1-2 guindillas de cayena (opcional)
8-10 guindillas en vinagre
aceite y sal













elaboración

Cocemos los espaguetis en abundante agua hirviendo con sal hasta que estén al dente. Una vez cocidos los refrescamos y los escurrimos.
Para preparar las gulas ponemos a calentar en una cazuela un poco de aceite y añadimos un ajo pelado y fileteado, cuando empiece a dorarse añadimos una guindilla de cayena entera y a continuación las gulas, las removemos durante medio minuto y las retiramos.
Cortamos en trocitos las guindillas en vinagre y las mezclamos con las gulas.
Calentamos unas 4 cucharadas de aceite en una cazuela o sartén y salteamos 5 dientes de ajo pelados y laminados, los dejamos que se doren ligeramente, (pero con cuidado de que no cojan demasiado color porque amargarán), añadimos una guindilla de cayena entera e incorporamos los espaguetis, mezclamos bien y los mantenemos unos minutos en el fuego.
Servimos una ración de gulas en el centro del plato y ponemos alrededor la pasta, a la que podemos dar un ligero toque de vinagre.







No hay comentarios: