4 jul. 2011

morcilla de Burgos frita



Es la receta más básica que podemos preparar con morcilla, quitando el comerla calentita recién sacada de la caldera, pero esto es una cosa reservada a unos pocos privilegiados, nosotros éramos unos de esos, ya que antes mi ama todos los años hacía morcillas en casa, las mejores (por supuesto).
Tan solo frita es la compañera ideal de unos huevos fritos y de las patatas fritas, pero si la comemos sola, acompañada de un poco de pan o también con un poco de puré de manzana, o con tomate o unos pimientos es una tapa estupenda y como podéis ver muy fácil de preparar. Podéis serviros.






ingredientes
morcilla
2 manzanas reinetas
azúcar
txakoli
aceite

elaboración

Ponemos a asar las manzanas, para ello las limpiamos bien, las descorazonamos y las colocamos en una fuente de horno. El hueco lo rellenamos con azúcar y lo mojamos con un buen txakoli o un buen vino blanco, podemos usar también sidra. Lo metemos en el horno a 180 ºC durante 30-40 minutos, tiempo que dependerá del tamaño de la fruta.
Dejamos enfriar y las trituramos haciendo un puré.
Para freír la morcilla, la partimos en rodajas y la freímos en poco aceite hasta que esté bien tostadita. Para presentar colocamos encima de cada rodaja de morcilla un poco de puré de manzana o simplemente sola. Sencillo y es perfecto como aperitivo.














13 comentarios: