15 nov. 2016

tortilla de patata con calabaza estofada


La calabaza estofada es un plato que preparo mucho como guarnición, pero también me resuelve un primer plato, como si de un pisto se tratara o añadiéndola a unas legumbres. Hoy con el afán de ir dando salida a tanta calabaza, no aburrir al personal con lo mismo de siempre y no liarme mucho, he añadido unas patatas y he hecho una tortilla, y ha sido un éxito rotundo, por lo que está temporada caerá más de una vez.


ingredientes
280 g de calabaza sin piel
150 g de cebolla
1 puerro, 70 g
1 zanahoria, 60 g
500 g de patatas
6 huevos grandes
aceite y sal












elaboración
Picamos la cebolla, el puerro y la zanahoria en trozos pequeños. También troceamos la calabaza pero está vez la he laminado para que se note en la tortilla. Con ello hacemos el estofado de calabaza, ponemos aceite en una cazuela, sin cubrir el fondo, mejor no pasarnos y si vemos que la verdura pide más pues se lo vamos poniendo poco a poco. Una vez caliente el aceite añadimos la cebolla, el puerro y la zanahoria y dejamos a fuego suave hasta que veamos que la cebolla esté blandita, momento que añadimos la calabaza y continuamos con el fuego suave hasta que esté hecha.
Pelamos las patatas, las lavamos, secamos y picamos, aquí cada uno a su gusto, yo las lamino procurando que sean del mismo tamaño. Ponemos a calentar aceite de girasol en una sartén, y cuando esté caliente ponemos las patatas, salamos y las dejamos a fuego fuerte al principio, para que la patata coja color, tiene que quedar ni frita ni cocida, luego bajamos el fuego hasta que termine de hacerse. Una vez hechas las escurrimos bien.




Una vez que tenemos la calabaza estofada hecha y las patatas listas cuajamos la tortilla. Batimos ligeramente los huevos en un bol, añadimos las patatas con la calabaza y lo mezclamos todo bien.
Ponemos a calentar un poco de aceite de oliva en una sartén de 26 cm de diámetro y echamos la mezcla anterior. Removemos un poco y dejamos que cuaje. Cuando veamos que la tortilla está cuajada por debajo, le damos la vuelta con ayuda de un plato, la volvemos a poner en la sartén y la dejamos cuajar por el otro lado, con ayuda de una espumadera vamos redondeando los bordes. Cuajarla mas o menos dependerá del gusto de cada uno.





No hay comentarios: