9 nov. 2016

bizcocho 1-2-3 de calabaza


De nuevo aparece por aquí este bizcocho tan popular, conocido por muchos como el bizcocho de yogur, ya que el envase de un yogur nos servirá de medida, por lo que es muy fácil de recordar y sobre todo sencillo y rápido de hacer. Un bizcocho que siempre sale estupendo, y al que podemos añadir fruta, frutos secos o como el de hoy que lleva calabaza.



ingredientes
3 huevos tamaño "L"

150 g de calabaza cocida y escurrida
1 yogur natural
1 medida de yogur de aceite de girasol (100 g)
2 medidas de yogur de azúcar (200 g)
3 medidas de yogur de harina (210 g)
1 sobre de levadura química (16 g)
una pizca de sal
una cucharadita de canela en polvo








elaboración

Precalentamos el horno a 180 ºC, calor arriba-abajo y sin aire, preparamos un molde, profundo y redondo de 22-24 cm de diámetro; forramos el fondo con papel de hornear y lo engrasamos por completo con mantequilla, lo espolvoreamos con un poco de harina y eliminamos el exceso de esta, dándole la vuelta y pegándole unos golpecitos.
En un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas lo batimos bien hasta conseguir que blanqueen, esto nos llevara unos 5 minutos, a continuación añadimos el aceite y el yogur, cuando lo tengamos integrado añadimos la calabaza cocida y bien aplastada con un tenedor, una vez mezclada incorporamos, con ayuda de una espátula o cuchara de madera y en un par de tandas, la harina tamizada junto con la levadura, la pizca de sal y la canela.
Vertemos esta masa en el molde y lo horneamos durante 35-40 minutos, antes de sacarlo comprobamos que está hecho metiendo una varilla en el centro, si sale limpia lo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla y si la varilla sale sucia lo dejamos en el horno unos minutos más.





Hoy he dejado el bizcocho tal cual, pero podemos decorarlo de diferentes formas; aquí os dejo unas ideas; una vez horneado podemos espolvorearlo con azúcar glas y un poco de canela, o cubrirlo con un glaseado de chocolate. También podemos espolvorear la masa generosamente con una mezcla de canela y azúcar o con una mezcla de frutos secos antes de meter el molde en el horno. E incluso cortar el bizcocho en dos discos y rellenarlo con una mermelada casera o con crema pastelera de calabaza o la de toda la vida.



No hay comentarios: