28 nov. 2016

bizcocho de castañas y chocolate


Hasta ahora las castañas sólo las comíamos asadas o cocidas, nunca había hecho nada especial con ellas, pero este año me he propuesto cambiar esto y empezar a cocinar con ellas, y el primer paso lo he dado haciendo un estupendo bizcocho, con el que se comprueba que las castañas y el chocolate combinan a la perfección.
No he cambiado nada de la receta de Cristina, salvo la cobertura, que la mía se ha quedado a medias, me di cuenta tarde de que no tenía nata y la he hecho solo con chocolate, pero en los ingredientes os pongo los que hay que usar.

ingredientes
200 g de chocolate fondant
200 g de mantequilla sin sal
150 g de azúcar moreno
30 g de miel
200 g de harina de repostería
3 huevos tamaño "M"
100 ml de leche entera
16 g de levadura química 

   (polvos de hornear)
una pizca de sal
100 g de chips de chocolate
150 g de castañas cocidas

para la cobertura

80 g de chocolate negro para fundir
80 ml de nata para montar

   (35% mat. grasa)
15 g de mantequilla con sal

elaboración

Para cocer las castañas, primero las pelamos, pero sin quitar la piel interior, las colocamos en una cazuela y las cubrimos con agua fría, sazonamos y añadimos un poco de anís en grano. Ponemos a calentar a fuego suave, tapamos la cazuela y dejamos que comience el hervor muy lentamente. Mantenemos la cocción unos 30-35 minutos, hasta que estén tiernas, cuidando de no sobrecocerlas, para que no se rompan en trozos o se haga un puré. Una vez cocidas las escurrimos del agua, las volvemos a meter en la cazuela vacía donde han cocido, echamos un chorretón de licor de anís, al gusto, y volvemos a poner al fuego hasta que se evapore el licor. Las sacamos, las cubrimos con un trapo, dejamos que pierdan un poco de calor y las pelamos en caliente.
Trituramos 100 g de las castañas con la leche hasta tener un puré y picamos en trocitos otros 50 g. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180 ºC calor arriba y abajo, sin aire. Preparamos un molde, profundo y redondo de 24-26 cm de diámetro (o uno de rosca); forramos el fondo con papel de hornear y lo engrasamos por completo con mantequilla, después espolvoreamos un poco de harina y eliminamos el exceso de ésta, dándole la vuelta y pegando unos golpecitos al molde.
Troceamos el chocolate y lo fundimos al baño María o en el microondas en tandas de 30 segundos removiendo bien entre medias para que no se queme. Reservamos.




Para hacer la masa del bizcocho, mezclamos la mantequilla, la miel y el azúcar en un bol pequeño y batimos con las varillas eléctricas hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Añadimos los huevos, de uno en uno, batiendo bien entre uno y otro. La mezcla puede cortarse pero luego se arreglará al mezclar la harina. Pasamos la mezcla a un cuenco grande y añadimos el chocolate fundido, y la mezcla de castañas con leche y mezclamos. A continuación, con ayuda de una cuchara de madera o espátula incorporamos con movimientos suaves y envolventes, en un par de veces, la harina tamizada junto con la levadura y la sal. Por último añadimos los chips de chocolate y los tropezones de castaña y mezclamos.
Vertemos esta masa en el molde, nivelamos la masa dando unos golpecitos al molde y lo horneamos durante unos 50 minutos, pero mejor comprobamos la cocción a partir de los 45 minutos pinchando en el centro con un palo de brocheta.




Lo dejamos reposar fuera del horno y dentro del molde unos 10 minutos, y después lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Para la cobertura, troceamos el chocolate, lo ponemos en un cazo y añadimos la nata, lo ponemos al baño María a fuego muy suave hasta que se derrita el chocolate, removiendo continuamente con una cuchara de madera. Añadimos la mantequilla, removemos hasta que se disuelva y extendemos por encima del bizcocho.

Fuente: Kanela y limón

No hay comentarios: