6 mar. 2016

pan para bocadillos en sistema directo


Un pan muy sencillo de preparar con el que se consiguen unos bocadillos riquísimos para el desayuno, para la merienda o para que los niños se los lleven a la escuela para el almuerzo. Con esta misma masa podemos hacer también chori-panes, o poner en su interior trozos de fruta, queso o lo que más nos guste.

ingredientes
250 g de harina de fuerza
250 g de harina todo uso
10 g de sal
300 ml de agua
5 g de levadura fresca













elaboración

Diluimos la levadura en una o dos cucharaditas de agua. Ponemos en un bol la sal y la harina, hacemos un hueco en el centro y vertemos poco a poco el agua. Como todas las harinas no absorben lo mismo, igual necesitamos ajustar la cantidad de agua. Mezclamos todo y cuando la harina haya absorbido todo el líquido, ponemos la masa encima de la mesa de trabajo y comenzamos a amasar. En los últimos minutos de amasado incorporamos la levadura.
Damos a la masa forma de bola y la colocamos en un bol ligeramente engrasado, lo cubrimos con un paño de cocina húmedo y dejamos reposar durante media hora.
Dividimos la masa en porciones de unos 100-120 g, las damos forma de bola sin apretarlas mucho y las dejamos reposar durante 15 minutos tapadas con un paño húmedo.




A continuación formamos las barritas, para ello cogemos una de las bolas, la damos la vuelta y aplanamos un poco dando forma más o menos rectángular, la parte superior ancha la doblamos hacia el centro y presionamos un poco para que quede sellado. Después la parte inferior ancha la llevamos también al centro y apretamos de nuevo, y para terminar unimos ambos extremos, sellándolos bien. Hacemos rodar la pieza formada hacia delante y hacia atrás presionando un poco hacia abajo y estirándola hasta formar la barrita, si queremos una pieza con puntas finas presionamos más en los extremos, eso al gusto. Dejamos reposar las piezas sobre un trapo enharinado y tapadas con otro trapo ligeramente húmedo durante 90 minutos o hasta que casi hayan doblado su volumen. Pasamos las barritas a una bandeja de horno con papel de hornear y hacemos un corte longitudinal con un cuter o cuchillo afilado.
Precalentamos el horno a 230 ºC y colocamos en la parte inferior una bandeja en la que luego poder echar agua.
Cuando el pan esté listo, ponemos un poco de agua en la bandeja inferior (para generar vapor) y metemos rápidamente la bandeja con los panes. Bajamos la temperatura a 200 ºC y los dejamos cocer unos 15 minutos.
Una vez hechos los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.



Fuente: del libro "Pan hecho en casa y con el sabor de siempre" de Xavier Barriga.




No hay comentarios: