27 abr. 2017

croquetas de morcilla y manzana


Me encantan las croquetas!! no me cuesta nada hacerlas, reconozco que requieren un poco de esfuerzo, pero este no es tanto si uno se organiza bien y sin darte cuenta en un par de plis-plas las tienes hechas. Además como se congelan de maravilla podemos optimizar el trabajo, preparando una buena cantidad y guardando las que sobren, para tenerlas siempre a mano. Las de hoy son de morcilla y manzana una combinación buenísima.

ingredientes
150 g de morcilla de burgos
2 manzanas reinetas asadas
45 g de harina
45 g de mantequilla
450 g de leche
huevo batido para rebozar
harina y pan rallado para rebozar













elaboración
Hacemos las manzanas en el microondas, una vez bien limpias, las damos un corte para que no revienten y las metemos en el micro a máxima potencia unos minutos, el tiempo dependerá del tamaño y de la potencia del aparato, pero es cuestión de ir mirando. Tampoco hay que dejarlas demasiado blandas. Quitamos la piel y troceamos. Reservamos.
Retiramos la piel de la morcilla, la desmenuzamos y la sofreímos un poco en una sartén para desgrasarla todo lo posible.
Para hacer la besamel ponemos a fundir la mantequilla, no tiene que calentarse demasiado, añadimos la harina y la rehogamos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche, sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, así hasta terminar la leche, probamos el punto de sal y cocinamos la besamel a fuego suave durante unos 15 minutos como mínimo, cuanto más tiempo la cocinemos, mejor nos quedará pero siempre cuidando de que no se pegue al fondo de la cazuela. Una vez hecha, añadimos la morcilla y la manzana que tenemos en espera, mezclamos todo bien, rectificamos de sal y dejamos cocinar todo otros 5 minutos más.




Ponemos esta masa a enfriar en una fuente, extendiéndola en una capa de por lo menos un par de centímetros para después formar mejor las croquetas. Lo tapamos con papel transparente, en contacto con la masa, para que no se forme costra y dejamos enfriar bien en la nevera, mejor durante toda la noche.
Una vez la masa bien fría formamos las croquetas, estas de hoy las hemos dado forma de bolitas, pero si el tiempo apremia simplemente cortamos la masa en trozos y listo. Una vez dadas forma, las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado, y las freímos en una sartén con abundante aceite caliente. Cuando estén doraditas las sacamos y las dejamos escurrir sobre papel absorbente de cocina.





No hay comentarios: