18 mar. 2017

txirloras de San José


La txirlora (viruta), es un dulce que tiene su día en el calendario, aparece en las pastelerías de Bizkaia coincidiendo con la festividad de San José, por ser éste patrón de los carpinteros. Es una variedad de pasta de té que se caracteriza por su forma en espiral, al igual que las virutas de madera, y generalmente bañadas con chocolate, lo que las hace permanecer más tiempo crujientes. Para hacer la forma de viruta necesitaremos unos moldes cilíndricos de un 1 cm de diámetro aproximadamente.
Un dulce sencillo para endulzar y celebrar el día del padre.



ingredientes
150 g de mantequilla
150 g de azúcar molida
150 g de harina tamizada
150 g de claras de huevo
un poco de esencia de vainilla
chocolate con leche o chocolate negro
almendra cruda en granillo











elaboración
Ponemos en un bol la mantequilla reblandecida con la esencia de vainilla y con una varilla la movemos bien para ponerla a punto pomada. Añadimos el azúcar y mezclamos bien. Después incorporamos poco a poco las claras, no es necesario emulsionarlas, si vemos que la masa se corta, añadimos un poco de harina y continuamos hasta terminar con las claras. Por último añadimos la harina y mezclamos hasta incorporarla y obtener una mezcla homogénea.





Forramos una bandeja de horno con papel de horno y lo precalentamos a 200 ºC. Metemos la mezcla preparada en una manga pastelera con boquilla lisa y escudillamos unas tiras de unos 10-15 cm, dejando espacio entre ellas pues al cocer aumentarán de tamaño. No poner demasiadas a la vez. Espolvoreamos generosamente cada tira con almendra en granillo, retiramos el sobrante, y horneamos durante 7-8 minutos o hasta que los bordes comienzan a dorarse. Sacamos la bandeja del horno y sin dejar que se enfríen, se van enrollando en un molde de canutillo o palo de madera para dar la forma de txirlora o viruta. Este paso hay que hacerlo con rapidez y si es con ayuda mejor, pues la galleta cuando se enfría se rompe y no se podrá dar forma. Una vez enrolladas, dejamos enfriar por completo antes de retirar el molde usado.
Fundimos el chocolate elegido al baño María y bañamos las virutas por completo y las dejamos enfriar. Para que se conserven crujientes más tiempo, las guardamos en un recipiente hermético. 





Fuente: del blog "Los postres de Rovira"

No hay comentarios: