3 feb. 2016

crepes de espinacas y pollo


Los crepes son unas tortitas muy finas que se elaboran con una masa hecha a base de harina, leche, huevos y mantequilla, que una vez reposada, se cuaja en una sartén antiadherente. Son muy fáciles de preparar e ideales para preparar tanto postres como entrantes, según el relleno que elijamos, además son perfectos para aprovechar las sobras de todo tipo de carnes, pescados o verduras. Así que es una receta muy práctica y muy resultona.
Además de los diferentes rellenos también podemos darles diferentes formas, de pañuelos, canutillos o canelones, en torre, cucuruchos... Parece una receta complicada pero no lo es.



ingredientes
para los crepes
1 huevo
125 ml de leche
65 gr de harina
25 gr de mantequilla

una pizca de sal
aceite o mantequilla para engrasar sartén

para el relleno
250 g de espinacas frescas
1 cebolla mediana
150 g de pollo cocinado
100 g de queso fresco
50 g de queso rallado emmental
5-6 cucharadas de leche o nata
2-3 cucharadas de salsa de tomate
salsa besamel

elaboración

Para preparar el relleno: una vez limpias las espinacas, se pican y cuecen en agua hirviendo durante 4-5 minutos o hasta que estén cocidas. Las escurrimos y ponemos en un colador apretando para que suelten todo el líquido.
Picamos el pollo. Pelamos y cortamos la cebolla muy menudita. En una sartén, ponemos un poco de aceite a calentar y añadimos la cebolla para que se poche, a fuego suave.
Cuando esté tierna y antes de que tomen color, añadimos las espinacas y el pollo. Sazonamos, movemos y dejamos que todo se rehogue un poco. Incorporamos los dos tipos de queso y apartamos del fuego.


Para preparar la masa de los crepes: ponemos en una jarra la harina y añadimos poco a poco la leche, el huevo, la sal y la mantequilla fundida. Batimos todo con la batidora hasta que la masa quede cremosa y sin grumos, pero no espesa. Dejamos reposar por lo menos media hora.
Engrasamos ligeramente una sartén mediana, mejor si es antiadherente, con una pizca de mantequilla o con unas gotitas de aceite de oliva y ponemos a calentar a fuego medio para que el crepe no se cuaje demasiado rápido y de modo desigual. Cuando la mantequilla esté derretida, dejamos caer en el centro un poco de masa y la repartimos bien hasta que cubra toda la base de la sartén, procurando que quede muy fina. Una vez la masa cuaje y se dore por un lado, se le da la vuelta para que se dore por el otro lado, siempre a fuego suave. Continuamos de la misma manera hasta terminar con la masa. Para que se mantengan calientes y no se resequen, a medida que las vamos haciendo, las vamos poniendo en una cazuela tapada.
Hacemos una salsa besamel y mezclamos con el tomate (salsa aurora). En cada crepe ponemos un par de cucharadas de relleno. Las enrollamos formando un rulo o un pañuelo, las pasamos a una fuente de horno, añadimos por encima la salsa aurora y calentamos en el horno justo a la hora de servir.




No hay comentarios: