31 oct. 2015

canelones de calabaza estofada


Pasamos del color verde de las espinacas al naranja de la calabaza, hortaliza que da mucho juego en la cocina tanto para hacer recetas dulces como saladas, ya que su sabor es bastante neutro.
La calabaza estofada es una especie de pisto, a base de cebolla, puerro, zanahoria y claro está... calabaza, todo muy picadito, que podemos servir como guarnición de una carne, pescado..., como un plato principal bien sola o acompañando a legumbres o pasta.

ingredientes
14-16 canelones
calabaza estofada
mantequilla
salsa besamel o salsa de calabacín
queso rallado















elaboración

Preparamos la calabaza estofada y reservamos. Para ver como se hace sólo teneís que pinchar sobre el enlace y os llevará a la receta.
Cocemos las placas de canelones en abundante agua con sal, las escurrimos, las extendemos sobre un paño de cocina y las dejamos enfriar.
Para formar los canelones, ponemos un montoncito del relleno preparado en el centro de cada rectángulo de pasta, enrollamos y formamos rollitos. Los colocamos en una fuente de hornear, ligeramente engrasada con un poco mantequilla, uno al lado del otro y los cubrimos con la besamel.

Espolvoreamos con queso rallado y metemos la fuente en el horno precalentado a 200 ºC durante unos 15-20 minutos. El queso tiene que quedar doradito.



Para hacer la besamel, ponemos a calentar 30 g de mantequilla en un cazo y cuando se derrita agregamos los 30 g de harina, la rehogamos un poco para que pierda el sabor a crudo y echamos poco a poco la leche, mejor caliente, unos 450- 500 ml, salpimentamos, rallamos un poco de nuez moscada si nos gusta y sin dejar de remover lo cocinamos a fuego suave durante unos 5 minutos, ya que luego va a ir al horno.





No hay comentarios: