29 oct. 2015

soufflé falso de pan con espinacas


Se trata de un plato muy original y que sale muy económico, ya que cunde mucho. Lo podemos servir caliente o templado. Si lo acompañamos de una ensalada y fruta, tendremos lista una cena vistosa y consistente.
Podemos variar los ingredientes sustituyendo las espinacas por jamón y queso, por pescado... y hacerlo con patatas en lugar de pan.


ingredientes
300 g de espinacas frescas
1-2 dientes de ajo
75 g de jamón cocido en dados o lonchas

5-6 lonchas de beicon
200 ml de nata líquida para cocinar
2-3 cucharadas de queso parmesano rallado
1 bola de queso mozzarella o queso en lonchas
6-7 rebanadas de pan de molde

uvas pasas
300 ml de leche
6 huevos tamaño "M"
sal y pimienta




elaboración

Para saltear las espinacas ponemos en una sartén un poco de aceite, añadimos el ajo bien picadito y cuando empiece a dorarse, añadimos las espinacas una vez lavadas y troceadas. Dejamos que reduzcan de volumen y se cocinen unos 4-5 minutos removiendo de vez en cuando, soltarán un poco de agua que dejaremos evaporar, sazonamos un poco. Cuando estén hechas, añadimos la nata líquida y dejamos reducir, no tiene que espesar en exceso. Mezclamos el jamón cortado en daditos y las uvas pasas hidratadas. Retiramos del fuego y dejamos templar. (También podemos poner el jamón en lonchas encima de la mozzarella).





A continuación ponemos la leche en un bol y pasamos por ella las rebanadas de pan sin quitarles la corteza. Una vez bien empapadas colocamos una capa en el fondo de una fuente refractaria previamente engrasada y forrada con unas lonchas de beicon, esto facilitará el desmoldado, cubrimos con una capa de crema de espinacas y otra de mozzarella en rodajas de medio cm de grosor más o menos. Seguimos colocando capas alternativas de pan, crema y queso hasta terminar con una de pan. Aplastamos un poco.




Ahora, batimos los huevos, añadimos el queso y mezclamos bien. Esta mezcla la vertemos sobre la última capa de pan y pinchamos, con cuidado, varias veces para que penetre bien. También se puede ir vertiendo sobre cada capa de pan a medida que las vamos colocando.
Esparcimos unos cuantos pegotitos de mantequilla y metemos en el horno precalentado a 180 ºC, durante una hora más o menos.




No hay comentarios: