30 sept. 2013

embotar tomate


El tomate va directo de la huerta a la despensa, y si bien lo podemos embotar entero o troceado, en casa siempre se ha embotado triturado y alguna tanda de botes como tomate frito.
Como ingredientes tan solo necesitamos tomate bien maduro, y como en la huerta se plantan diversas variedades, se usan indistintamente bien sean de pera, de ensalada, de corazón de buey... incluso alguna tanda va con algún que otro cherry.





elaboración

Limpiamos bien los tomates, primero en agua y luego eliminamos las partes estropeadas y la parte dura de la zona del pedúnculo. Los troceamos y los colocamos en una cazuela a fuego moderado.






A medida que cogen calor empezarán a soltar agua, que vamos retirando poco a poco, sin revolver demasiado, hasta conseguir que quede a nuestro gusto de espeso. Para quitar el agua de manera fácil, introducimos un colador grande en la cazuela, este se llenará de líquido el cual retiramos con un cazo. Reservamos un poco de este líquido por si nos hemos pasado quitando.




Cuando el tomate esté blandito, lo pasamos con la batidora y luego por el pasapuré especial para este fin, en las ferreterías al menos en las de aquí es fácil encontrarlo. Como se ve en la foto, con este pasapuré por un lado sale la pulpa y por el otro las pepitas y pieles, el tomate se pasa con una facilidad increible y en un tiempo record. Lo dejamos enfriar y ya lo tenemos listo para meter en los tarros.







Con un cazo llenamos los botes hasta casi el borde y los cerramos bien con la tapa. A continuación, los esterilizamos al baño María, para ello los colocamos en una cazuela, los cubrimos con agua templada y los dejamos hervir durante 20 minutos (contados desde que comienza a hervir el agua). Los dejamos enfriar en el mismo agua y no los sacamos hasta que estén totalmente fríos. Una vez fríos, los sacamos, los etiquetamos y ya los podemos guardar, boca abajo.







Cuando queramos hacer salsa de tomate
no tenemos mas que hacer un sofrito de cebolla, añadir 1 ó 2 botes de tomate, poner sal y azúcar y dejarlo cocer.
También podemos hacer conserva de tomate frito, para ello una vez que hayamos triturado el tomate, añadimos un sofrito de cebolla, lo dejamos cocer y embotamos. La sal y el azúcar lo añadimos cuando se va a utilizar.

No hay comentarios: