17 feb. 2017

calabaza en tempura


Estos bastoncitos de calabaza son todo una delicia, quedan crujientes por fuera y tiernos por dentro, estupendos como guarnición, pero sin olvidarnos que como aperitivo son la bomba de lo ricos que están acompañados con una salsa romesco, un alioli, una salsa de soja o con una buena salsa de tomate fría.
Hoy la tempura es diferente a la habitual, ya que lleva levadura pero de la de hacer pan.


ingredientes
1 trozo de calabaza
150 g de harina
250 ml de agua
una pizca de azúcar
15 g de levadura prensada de panadero
1/2 cucharadita de sal
aceite de girasol para freír












elaboración

Ponemos en un bol la sal, el azúcar, la harina y la levadura desmenuzada con los dedos. Añadimos poco a poco el agua que deberá de estar templada, y vamos mezclando con ayuda de una varilla o de una cuchara, intentando que no se formen grumos. Cubrimos el bol con un trapo y lo dejamos reposar una media hora en un sitio templado para que fermente.



Retiramos la piel a la calabaza, y cortamos esta en bastones de tamaño regular, de 1 cm de grosor y unos 10 cm de largo. Los sazonamos y los sumergimos en la masa de tempura, de uno en uno, pellizcados de una esquina y sin soltarlos, vamos poniéndolos por tandas en la sartén con el aceite bien caliente para freírlos. Cuando tengan el punto crujiente, los retiramos y dejamos sobre papel de cocina para que escurran el exceso de grasa. Los servimos enseguida para comerlos bien crujientes. Son todo un vicio.




No hay comentarios: