11 may. 2015

calabacin relleno de bacalao ajoarriero


El calabacín es un ingrediente muy habitual en nuestra cocina y con el que podemos preparar una gran variedad de platos. Si lo preparamos rebozado es un acompañamiento excelente para carnes y pescados pero podemos incluirlo en bizcochos, cremas o purés, tortillas, canelones, empanadas, tartas saladas... y por supuesto lo podemos rellenar de carne, verdura, pescado... Hoy va cortado en tiras que envuelven el relleno, bacalao, pero podemos cortarlo en barquitas, en pequeños cubos y una vez vaciada la pulpa rellenarlo como he dicho: al gusto.



ingredientes
250 g de migas de bacalao
4-5 dientes de ajo
1 cebolla
1/2 pimiento verde
la pulpa de 2 pimientos choriceros
4-5 cucharadas de salsa de tomate
1 guindilla cayena
4 cucharadas de aceite y sal
1-2 calabacines













elaboración
Desalamos las migas de bacalao durante 24 horas en abundante agua fría, cambiándola cada 8 horas, y en la nevera. Si usas bacalao en trozo, el tiempo será mayor y si no quieres correr el riesgo de desalarlo poco o demasiado, en el mercado existe bacalao ya desmigado y desalado que es comodísimo.
Una vez desalado, lo dejamos escurrir bien y lo secamos. Si hay trozos grandes los hacemos más pequeños.
Remojamos los pimientos choriceros en agua caliente, hasta que se ablanden y una vez que estén hidratados sacamos la pulpa con ayuda de un cuchillo, no tirar el agua de remojarlos ya que nos servirá para aligerar la salsa si es necesario. Si quieres simplificar este paso, compra pulpa de pimiento choricero y listo.





En una cazuela amplia ponemos aceite a calentar a fuego suave y añadimos los ajos picados, la cebolla troceada, la guindilla cayena entera, (para poder retirarla después) y por último el pimiento verde también picado. En cuanto la cebolla esté tierna, sin dejar que coja mucho color, colocamos los trozos de bacalao y rehogamos todo un par de minutos. A esto añadimos la pulpa de los pimientos choriceros y la salsa de tomate, y dejamos hervir a fuego suave otros 5 minutos más, moviendo la cazuela hasta obtener la consistencia adecuada, si se nos seca mucho podemos añadir un poco de agua del remojado de los pimientos. Lo podemos comer tal cual acompañado de unos pimientos asados en tiras, pero hoy este bacalao nos va a servir para rellenar calabacines.
Cortamos con una mandolina el calabacín en tiras finas y alargadas, las salamos y las vamos pasando un par de minutos por la sartén o plancha ligeramente engrasada, lo justo para que se ablanden un poco. Colocamos dos tiras en forma de cruz y en su centro ponemos un poco de bacalao al ajoarriero, recogemos los extremos de las láminas sobre sí mismas formando un fardelito o ravioli. Así hasta terminar con todas las tiras. Para calentarlas las pasamos de nuevo por la plancha o sartén bien caliente durante un par de minutos o las ponemos en una bandeja de horno ya caliente durante 8-10 minutos o hasta que se calienten bien. Los servimos acompañados de unas patatas fritas en láminas, unos pimientos rojos asados y una salsa de calabacín hecha con los recortes.
También podemos rebozar los paquetitos una vez hechos y freírlos.






No hay comentarios: