3 oct. 2012

revuelto de espinacas con queso


Otra forma más de comer espinacas, o de disimularlas si es que hay problemas con ellas, ya que como ya he comentado otras veces, es una verdura un poco problemática, pero que según la cocines o combines es más fácil de comer.

ingredientes

300 g de espinacas frescas
8 huevos
6 dientes de ajo
75 g de queso rallado
pan tostado o frito
salsa alioli
aceite y sal

elaboración

Lavamos bien las espinacas, retiramos el tallo y la parte fibrosa de las hojas, las escurrimos y las troceamos un poco. También podemos utilizar espinacas congeladas, tan solo hay que cocerlas en agua hirviendo y escurrirlas muy bien, salteándolas cuando el ajo este listo.



En una sartén grande ponemos a calentar un poco de aceite y añadimos los dientes de ajo pelados y muy picaditos, en cuanto empiecen a bailar en el aceite incorporamos las espinacas, al principio no entraran todas pero poco a poco con el calor mermaran mucho, dejamos que se cocinen un poco y que el poco agua que sueltan se reduzca.
En un bol batimos los huevos, no demasiado, deben quedar gelatinosos, sin espuma así el revuelto quedará más jugoso, y añadimos el queso rallado y sal.
Ponemos a calentar la sartén con muy poco aceite y cuando esté caliente, a fuego suave añadimos los huevos batidos y las espinacas, y para que no se peguen a la sartén no dejamos de remover hasta que cuajen, deben quedar cremosos. Los servimos inmediatamente para que no sigan haciéndose. El hacerlos más o menos irá al gusto del consumidor pero como más rico está es poco hecho.




El queso lo podemos sustituir por un chorrito de nata líquida e incluso por gambas, gulas, salmón…
Para acompañar este revuelto unos panes fritos o tostados que iremos untando con salsa alioli a medida que los comamos.




9 comentarios: