17 oct. 2012

arroz con bonito


Cocinar arroz siempre es una delicia se prepare como se prepare, el recetario es bien amplio, pues combina con una gran cantidad de ingredientes, en los que cada grano de arroz es como una diminuta esponja que absorbe todo el sabor de estos y del caldo con el que lo mojamos, hoy va acompañado de bonito quedando un plato muy marinero y muy rico, primo hermano del marmitako.

ingredientes (para dos personas)
110 gr de cebolla roja
65 gr pimiento rojo
75 gr pimiento verde
250 gr de bonito (cola o cogote)
1-2 dientes de ajo
2-3 cucharadas de salsa de tomate
la pulpa de un pimiento choricero
1 guindillita (opcional)
2 cazos de arroz (unos 170 gr)
6 cazos de caldo de bonito
aceite, sal y perejil











elaboración

Hacemos un buen caldo de bonito, que será el que dé la gracia a este guiso, ya que el bonito lo añadimos al final, pues de lo contrario se nos secaría demasiado y adios plato. Para hacer el caldo ponemos en una cazuela agua con un poco sal, añadimos las espinas, las pieles y los recortes del bonito junto con unos cascos de cebolla, un poco de puerro y unas ramas de perejil, lo cocemos durante unos 10 minutos y lo colamos.
A continuación preparamos un sofrito, aquí las cantidades que os doy las podeis cambiar a vuestro gusto, que esto no es una ciencia exacta.
En una cazuela con un poco de aceite ponemos a rehogar a fuego suave primero la cebolla picadita con un poco de sal, cuando empiece a hacerse, añadimos el diente de ajo y los pimientos, todo muy picadito y lo dejamos hacer hasta que toda esta verdura quede blandita. Si os gusta el picante añadir un poco de guindilla.



Añadimos el arroz, le damos unas vueltas para sofreirlo por todas partes, lo sazonamos e incorporamos la salsa de tomate y la pulpa del choricero, mezclamos, y agregamos el caldo de bonito caliente sin dejar de remover. Dejamos cocer a fuego suave durante 16-18 minutos más o menos. Comprobamos el punto y, unos minutos antes de terminar la cocción, añadimos los tacos de bonito, damos unas vueltas con cuidado para que se repartan por igual y para que les llegue bien el calor, probamos por si hace falta añadir más sal y dejamos terminar la cocción. Nos tiene que quedar un arroz cremoso y jugoso, por lo que igual tenemos que añadir un poco más de caldo o en su defecto agua. Una vez listo, lo dejamos reposar un par de minutos, espolvoreamos un poco de perejil y ya lo tenemos listo para servir. 



12 comentarios: