13 oct. 2012

crepes de calabacín y langostinos


Hacer crepes es muy fácil, por lo que no hay que esperar a una ocasión especial para darnos un gustazo y lo mejor es que combinan bien con todo, salado o dulce, así que según sea el relleno elegido tendremos un delicioso postre, o un entrante que hará las delicias de todos. Además son perfectos para aprovechar las sobras de todo tipo de carnes, pescados o verduras.


ingredientes
para las crepes

1 huevo grande
65 gr de harina de repostería
150 gr de leche
15 gr de mantequilla
sal

para el relleno
250 gr de langostinos
350 gr de calabacín

1/2 cebolla mediana
50 gr de pimiento verde
25 gr de harina
caldo 
leche
sal y pimienta



elaboración
Para hacer el relleno
Pelamos y rallamos el calabacín, lo salamos y lo ponemos a escurrir en un colador al menos durante una hora.
Pelamos los langostinos y con las cáscaras y cabezas hacemos un caldo que usaremos para la besamel.
En una sarten con un poco de aceite ponemos a rehogar a fuego suave primero la cebolla picadita con un poco de sal, cuando empiece a rehogarse, añadimos el pimiento verde también picadito y dejamos hacer hasta que ambas verduras queden blanditas, momento en el que añadimos el calabacín rallado, mezclamos y cocinamos todo alrededor de 10-15 minutos. Añadimos los langostimos troceados y una vez salteados incorporamos la harina, 
mezclamos bien y vamos incorporando el caldo y la leche poco a poco hasta obtener la consistencia deseada, (yo he usado 100 ml de leche y 100 ml de caldo), salpimentamos y la dejamos enfriar, mientras formamos los crepes. 




Para hacer las crepes

Con estas cantidades salen unas 12 crepes, utilizando una sartén mediana.
Ponemos la leche en un bol junto con el huevo y batimos. Añadimos la harina tamizada, sazonamos e incorporamos la mantequilla fundida. Nos quedará una masa homogénea, más bien líquida que con el reposo espesará. La dejamos reposar, tapada y guardada en la nevera entre media hora y 2 horas.

Tras el reposo ponemos a calentar una sartén antiadherente engrasada ligeramente con un poco de mantequilla, a fuego suave para que la crepe no se cuaje demasiado rápido y de modo desigual.
 Dejamos caer en el centro de la sartén 1-2 cucharadas de masa y la extendemos bien para que cubra el fondo de la misma. Se acerca la sartén al fuego y cuando la masa empiece a hacer burbujas o se desprenda sin dificultad de la sartén, se le da la vuelta y se dora por el otro lado. Continuamos de la misma manera hasta terminar con la masa. Normalmente, la primera crepe se deshecha porque absorbe mucha grasa. Para que se mantengan calientes y no se resequen, a medida que las vamos haciendo, las vamos poniendo en una cazuela tapada.






Para rellenar las crepes 
En cada crepe ponemos una porción de relleno. Las enrollamos formando un rulo, un pañuelo o un saquito. Las pasamos a una fuente de horno, las pincelamos con un poco de mantequilla y las gratinamos a 200 ºC durante unos minutos hasta que se doren ligeramente.







12 comentarios: