11 nov. 2011

caramelos de frankfurt y molinillos de queso


Hoy toca una receta pensada para niños, y no sólo para que la coman, sino que es tan sencilla que nos pueden ayudar a hacerla y así pasar un rato bien divertido juntos. Los caramelos los podemos hacer de mil sabores diferentes, tan solo hay que rellenarlos con lo que más nos guste y los molinillos según el queso que pongamos nos quedaran con diferente sabor, al final os pongo como los he hecho.

Con la receta de los caramelos de frankfurt participo en el concurso "Recetas Divertidas para Nuestros Peques", 
que organiza Isabel del blog La Cocina de Morenisa por sus 1.500 seguidores y en el que nos pide hacer una receta pensada para los más chiquis, además hoy celebra su cuarto año de blog, felicidades!! y vamos con la receta que veo que al final no llego, ando tan liada estos días que no me da tiempo para nada.


ingredientes 
1 paquete de salchichas
1 lámina de hojaldre fresca
ketchup
huevo batido

elaboración 

Precalentamos el horno a 200 ºC.
Extendemos la lámina de hojaldre y la cortamos en 8 trozos. En cada trozo colocamos un cachito de salchicha que previamente habremos pinchado con un tenedor, ponemos un poco ketchup, enrollamos el hojaldre, presionamos los extremos para dar la forma de caramelo y los atamos con cuidado con un trozo de cordel para mantener la forma. Los pintamos con huevo batido y espolvoreamos con un poco de sésamo tostado.


Colocamos los caramelos de salchicha en una bandeja de horno forrada con papel de horno o untada con mantequilla (el caso es que no se peguen en la bandeja) y los horneamos durante 15 minutos o hasta que veamos que están bien doraditos.



Acordaros de quitar con mucho cuidado el cordel, al atarlos no hacer nudos, simplemente enrollar la cuerda. El tamaño de los caramelos que yo he hecho es de unos 8 cm, y con los trozos que me han sobrado he hecho los rulitos de la fotografía de arriba, también rellenos de salchicha y ketchup.

Para hacer los
molinillos de queso 
ingredientes 
50 g de mantequilla
50 g de harina
50 g de queso rallado
una pizca de sal
25 ml de leche
huevo batido

elaboración

Precalentar el horno a 200 ºC.
En un bol colocamos la harina, en el centro hacemos un agujero y ponemos la mantequilla (que habremos sacado con antelación de la nevera para que esté blandita), la leche y la sal. Amasamos bien todos los ingredientes, nos tiene que quedar una masa homogenea que no se nos pegue en las manos, si 
pasa esto echamos un poco más de harina.

Colocamos un trozo de papel de horno y encima extendemos la masa con ayuda del rodillo hasta que nos quede de 1 cm de grosor, más o menos.


Yo he hecho estos molinillos pero podemos dar la forma que queramos bastoncitos, lazos... me han salido tres con sus palitos pero al final solo se ha mantenido uno (las prisas…), para la próxima quedarán mejor. Si queréis más cantidad tan sólo aumentar proporcionalmente los ingredientes. 

Antes de meter al horno, forramos la bandeja con papel de horno o bien la untamos con mantequilla y la enharinamos. Colocamos los molinillos y los pintamos con huevo batido.
Ahora sí, lo metemos al horno durante unos 10 minutos.



Por cierto, estas recetas las podéis ver también en los libros "fiestas infantiles" y "cocinar juntos" ambos de la editorial Molino, que es de donde yo las he sacado.



36 comentarios: