8 ago. 2011

lasaña de carne con pencas de acelga


De nuevo ataco con las pencas de acelga, son unas cuantas entradas las que he hecho con ellas y es que este año ha sido un año que no han faltado en la huerta, y para que los de casa no protesten mucho y se oiga eso de "otra vez..." pues vamos variando la forma de comerlas. Os puedo decir que con esta receta Garfield estaría pero que muy satisfecho.

No es la primera vez que hacemos lasaña utilizando pencas de acelga en lugar de placas de pasta, y en lugar de carne podeis hacerla con morcilla, con bonito, con jamón y queso...


ingredientes
9 pencas de acelga
1/2 cebolla
1/2 pimiento verde
1/2 puerro
1 zanahoria
1 diente de ajo
250 gr de carne picada
salsa de tomate
orégano

para la besamel
500 ml de leche
35 gr de mantequilla
35 gr de harina



elaboración
Las pencas las separamos de la hoja de acelga, las quitamos los hilos y las ponemos a cocer en la olla con abundante agua caliente y sal. Tapamos y cuando suba la válvula las tenemos 3-4 minutos. Si las cocemos sin tapar necesitarán unos 20 minutos. Antes de escurrir comprobamos que estén cocidas pinchándolas con la punta de un cuchillo, el filo de este las tiene que atravesar con facilidad. Una vez cocidas las dejamos escurrir y templar.

Para el relleno, en una sartén con un poco de aceite, ponemos a pochar la cebolla, el puerro, el pimiento, los dientes de ajo y la zanahoria todo bien picadito con un poco sal, a fuego suave, durante 20-30 minutos por lo menos, hasta que cojan un ligero color. Cuando tengamos la verdura pochada, añadimos la carne picada salpimentada y dejamos que se haga un poco, mezclándola bien con las verduras. Yo he usado mitad ternera mitad cerdo, para la carne claro. Lo escurrimos todo para quitar la grasa y de nuevo en la sartén añadimos la salsa de tomate y el orégano, lo cocinamos un ratito y ya tenemos lista la farsa.

Para la besamel, ponemos a fundir la mantequilla, echamos la harina que cocinamos unos minutos, pero sin dejar que tome color. Vamos echando poco a poco la leche caliente sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, y lo cocinamos unos minutos, hasta conseguir la consistencia adecuada, pero con cuidado de que no se nos queme, ponemos sal e incluso un poco de nuez moscada si os gusta, le va muy bien a la besamel.




Para montar la lasaña, en una fuente para horno, ponemos una capa de besamel y encima las pencas de acelga, las cubrimos con besamel, con parte del relleno y de nuevo penca, capa de besamel, relleno... Terminamos con una capa de pencas y lo cubrimos con salsa besamel. Añadimos un poco de queso rallado y metemos la fuente al horno a 200º C durante 15 minutos.

13 comentarios: