23 oct. 2016

peras en almíbar


Las peras que se recogen en la huerta son de rápido consumo y claro no se da a basto, se comen en fresco, en compota y cocinadas en algún quiché, croquetas..., y también aprovechamos para hacer conservas con ellas tanto mermeladas como preparadas en almíbar.



ingredientes
peras
600 g de azúcar
1.200 ml de agua
zumo de ½ limón














elaboración
Lo primero, como en todas las conservas, esterilizamos los tarros, para ello los colocamos junto con las tapas en una cazuela con agua, los dejamos hervir durante 15 minutos y después los ponemos a escurrir boca abajo sobre un trapo de cocina limpio. También se pueden esterilizar en el lavavajillas, pero como yo no tengo... lo hago así.
En un cazo con fondo grueso echamos el agua, el zumo de limón y el azúcar. Lo calentamos a fuego suave hasta que el azúcar se disuelva, después llevamos a ebullición durante unos 10 minutos. Para saber si el almíbar está listo se sumerge una espumadera y si se forma una fina película que tapa los agujeros esto indica que está en su punto. Las cantidades de agua y azúcar dependerán de la cantidad de botes que tengamos que rellenar, la proporción es uno de agua por medio de azúcar. Este almíbar se puede aromatizar con canela o vainilla.
Pero también se puede hacer poniendo azúcar directamente en el bote y rellenar con agua. De esta manera se hace más a ojo, la cantidad dependerá de su tamaño.



Utilizamos peras rojas, porque son las que hay en la huerta. Elegimos las más firmes, pero sin que estén verdes, las más maduras las dejamos para mermelada. Una vez peladas, les quitamos o no el rabo, eso al gusto, las cortamos por la mitad y descorazonamos. A medida que hacemos esto las colocamos dentro de los tarros y cubrimos las peras con el almíbar, de esta manera no damos tiempo a que se oxiden.
Cerramos los botes, que colocamos en una cazuela grande en cuyo fondo hemos colocado un trapo doblado en cuatro para que los tarros no estén en contacto con el fondo y entre los botes colocamos otro trapo, para evitar que se golpeen. Los cubrimos con agua templada y los llevamos a hervir, durante 20 minutos contados desde que comienza a hervir el agua. Los mantenemos en la misma cazuela cubiertos y pasadas unas tres horas (cuando se templa el agua) los podemos sacar, los etiquetamos y a la despensa.
A parte de peras en almíbar también he hecho ciruelas en almíbar.




No hay comentarios: