12 abr. 2012

merluza rebozada con pimientos


Es un pescado de carne blanca, de sabor suave y rico, sin apenas grasas y que aporta gran cantidad de proteinas, minerales y vitaminas. Es el pescado de régimen por excelencia, claro está según como se prepare. Es un alimento muy sano, fácil de masticar y de digerir. Su carne es tan suave que suele ser del agrado de los más peques y de las personas que tienen el estomago delicado.
Se le retira muy bien las espinas, y si la compramos en lomos no encontraremos ni una. Por supuesto se puede usar pescadilla grande o merluza congelada.
Admite todo tipo de preparaciones, se puede asar entera en el horno, rebozar, freir, cocinar a la plancha, en salsa, al vapor, en albondigas



ingredientes
4 lomos de merluza,
  sin espinas ni pieles
1 huevo
harina
aceite
ajos
pimientos rojos asados
sal y azúcar







elaboración

Preparamos con antelación los pimientos, para ello asamos los pimientos y los pelamos o más facil aún, abrimos un bote.
Ponemos en una sartén un poco de aceite y unos tres dientes de ajo laminado a fuego suave, en cuanto el ajo esté pochado pero sin que llegue a tomar color añadimos los pimientos partidos en tiras, añadimos un poco de sal y azúcar, y dejamos hacer a fuego suave durante 5–8 minutos. Los reservamos.
Ahora vamos con la merluza, la limpiamos bien de espinas y pieles. Sazonamos los trozos y los aplastamos con la palma de la mano, con cuidado de no romperlos, ni partirlos, los pasamos por harina, a continuación por huevo batido y los vamos friendo en una sartén con aceite bien caliente pero sin que llegue a humear, primero por un lado y, al cabo de unos minutos, por el otro lado hasta que la merluza esté hecha. El fuego lo iremos regulando para que no se nos haga enseguida por fuera y nos quede cruda por dentro, pero con cuidado de que no se haga demasiado para que quede jugosa.




Para finalizar sólo queda presentar el plato, para ello colocamos en el centro de cada plato unos pocos pimientos y sobre ellos la merluza recien frita.



24 comentarios: