18 dic. 2014

brazo gitano de espinacas relleno de ...


... esta vez de bonito y tomate, pero no hay que quedarse con una variedad, los rellenos pueden ser tantos como queráis, de paté de jamón con queso, de chaca... Como entrante siempre tiene mucho éxito, y si os preocupa que lleve espinacas deciros que no se notan para nada, pero siempre las podéis eliminar. Además es un pastel que cunde mucho, se reparte fácilmente en porciones más o menos finas y se puede dejar hecho con antelación. Y aunque os parezca un poco raro este bizcocho relleno con crema pastelera es un postre 10, eso sí decorado con azúcar glass e incluso con un merengue.
En Bilbao hasta mediados del siglo pasado era muy popular la tarta de espinacas, una base de hojaldre horneado, como un volován sin tapa, rellena de una crema pastelera con espinacas y con un ligero adorno de merengue, será receta para más adelante.
Y si decidimos no complicarnos tanto haciendo el bizcocho, pues nada, lo sustituimos por
 pan de molde o por una plancha de bizcocho comprado y listo...

ingredientes
110 g de harina
4 huevos tamaño "L"
una pizca de sal
1/2 cucharadita de levadura química
50 g de azúcar
50 g de espinacas frescas

para el relleno de bonito
3 latas pequeñas de bonito en aceite
1 cebolla pequeña picada
1 pimiento verde pequeño picado
unos pocos pimientos rojos asados
salsa de tomate casera
mahonesa para cubrir

yemas de huevo cocidas para adornar
pimientos para adornar

elaboración
Precalentamos el horno a 170-180 ºC. Batimos los huevos junto con el azúcar en un bol grande con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que la masa quede bien espesa y esponjosa, triplicarán su volumen. Se montarán mejor si al principio ponemos el bol dentro de otro con agua caliente.
A continuación con una cuchara de madera o espátula incorporamos poco a poco, removiendo con movimientos suaves y envolventes, la harina tamizada junto con la levadura y la sal, mejor en forma de lluvia, hasta que la mezcla quede homogénea. Obtendremos una masa suave y espumosa. Por último mezclamos con cuidado las espinacas frescas bien picaditas.

Cubrimos la placa de horno con papel de hornear y extendemos la mezcla hasta que quede una capa fina y uniforme. Metemos la bandeja en el horno durante unos 8-10 minutos. Lo sacamos del horno, dejamos que se enfríe un poco y lo desmoldamos sobre un trapo ligeramente humedecido, lo enrollamos y dejamos enfriar.
Desenrollamos el bizcocho y lo rellenamos, esta vez con bonito, lo enrollamos de nuevo poco a poco, con cuidado para que no se rompa y una vez formado el brazo gitano recortamos los bordes, lo colocamos sobre la fuente de servir, lo cubrimos con salsa mahonesa y adornamos a nuestro gusto.




El relleno de bonito lo hacemos de la siguiente manera; ponemos un poco de aceite en una sartén y a fuego suave pochamos la cebolla y el pimiento verde hasta que empiecen a tomar color. Escurrimos bien.
Escurrimos y desmenuzamos el bonito, añadimos la cebolla y el pimiento bien escurridos, el pimiento rojo asado picado y salsa de tomate suficiente para que quede una mezcla espesa.
Para hacer el relleno de chaca, picamos bien 1 loncha gordita de jamón cocido, unos 4 palitos de chaca o surimi, unos langostinos cocidos y 2 huevos también cocidos. Añadimos salsa mahonesa y mezclamos. A esto le puedes añadir también un poco lechuga, bonito...





No hay comentarios: