30 mar. 2016

crema dulce a la naranja


Esta crema de naranja no sólo se puede tomar de postre, sino también puede ser parte del desayuno, de la merienda o para un capricho a cualquier hora del día... o de la noche.
Y si aumentamos el espesor, tendremos una excelente crema para rellenar tartas, canutillos...


ingredientes
200 ml de nata para montar
50 ml de leche
250 ml de zumo de naranja
15 g de harina refinada de maiz
2 yemas de huevo
1 huevo entero
60-75 g de azúcar

para decorar
cacao en polvo
naranja confitada





elaboración
Lavamos una naranja, con un pelador o cuchillo afilado hacemos pequeñas tiras, cuidando de no coger en el corte la parte blanca, y las confitamos.
Exprimimos las naranjas, 3-4 piezas dependiendo del tamaño y del zumo que contengan.
En un bol, mezclamos bien con ayuda de unas varillas la leche, el huevo entero, las yemas y la harina refinada de maíz.
En un cazo
ponemos a calentar la nata, el azúcar y el zumo de naranja. En el momento que veamos que va a arrancar a hervir vertemos la mitad de esta mezcla en el bol de los huevos, sin dejar de remover para que no se formen grumos. Volvemos a poner esta mezcla en el cazo y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y cuidando de que no hierva en ningún momento, para evitar que se corte.

Retiramos del fuego y distribuimos la crema en cuencos individuales. Espolvoreamos con cacao en polvo o/y adornamos con cáscara o naranja confitada.





Fuente: del libro "La buena mesa"

25 mar. 2016

cazuelitas de coco


Este dulce se hace de la misma manera que los pastelitos de coco o cocadas pero horneados dentro de tartaletas hechas con hojaldre. Tanto esta cazuelita de coco como los pasteles de arroz individuales se emplean también para hacer las bases de las carolinas.

ingredientes
1 lámina de hojaldre
125 g de azúcar
125 g de coco rallado
2 huevos















elaboración
Para hacer las tartaletas, extendemos la lámina de hojaldre y cortamos círculos del tamaño de nuestros moldes y con cada uno vamos forrándolos, si no tienes moldes puedes hacer las tartaletas usando un vaso... y si no sabes como, este enlace te puede ser útil.
Para forrar los moldes, los engrasados un poco, colocamos el hojaldre encima del molde y lo vamos adaptando al fondo y a las paredes presionando con los dedos o con una bolita de la misma masa para que se pegue a las paredes. Pinchamos la pasta con un tenedor para que escape el aire y no suba ni haga globos, la cubrimos con papel de hornear y dejamos los moldes en la nevera, mientras se precalienta el horno a 200 ºC.
Una vez que hemos forrado los moldes y los hemos enfriado un poco, toca cocerlas en blanco, que no es otra cosa que hornearlos vacíos. Sobre el papel de hornear o papel para hacer magdalenas, colocamos legumbres secas y cocemos las tartaletas en el horno precalentado unos 15 minutos. Después retiramos las legumbres y las cocemos otros 5 minutos más. Si vemos que el fondo queda algo crudo se dejan un par de minutos más.




Para preparar el relleno, batimos bien los huevos con el azúcar, después mezclamos el coco y dejamos reposar hasta que el hojaldre esté listo.
Con ayuda de una cuchara, rellenamos las tartaletas y las horneamos a 200 ºC unos 8-10 minutos o hasta que estén doradas, pero cuidado, si nos pasamos de cocción quedaran secas. Una vez cocidas retiramos la bandeja del horno, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.





18 mar. 2016

pan de leche sencillo


Un pan tierno y perfecto para preparar bocadillos para el desayuno, el almuerzo o la merienda de toda la familia y si lo horneamos dentro de un molde nos servirá para hacer un fantástico pan de molde con el que preparar sandwiches o unas estupendas tostadas.

ingredientes 
10 g de levadura fresca
350 ml de leche entera
20 g de sirope de arce o miel
250 g de harina floja o de repostería
250 g de harina de fuerza
10 g de sal fina
25 g de mantequilla derretida












elaboración 

Mezclamos en un bol la levadura con la leche y el sirope, añadimos las harinas y la sal y mezclamos hasta formar una masa ligera y pegajosa. A continuación incorporamos la mantequilla y dejamos reposar la masa, bien cubierta, durante 10 minutos. Untamos ligeramente con aceite la mesa o superficie de trabajo, ponemos a ella la masa del bol y amasamos unos 10 segundos, terminamos dando forma de bola a la masa y la dejamos reposar otros 10 minutos, sin olvidarnos de que esté siempre bien tapada. Repetimos el breve amasado y el reposo de los 10 minutos y para terminar, amasamos y dejamos reposar durante 30 minutos.
Para hacer los panecillos dividimos la masa en porciones a nuestro gusto, los mios son de unos 90-100 g, les damos forma de bola y tras un ligero reposo les damos forma.




Colocamos las piezas ya formadas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, las cubrimos con un paño ligeramente humedecido y dejamos que suban hasta que casi doblen su volumen.
Precalentamos en horno a 210 ºC. Pincelamos los panes con un poco de leche,
e introducimos la bandeja en el horno, bajamos la temperatura a 200 ºC y los cocemos durante 15 minutos o hasta que estén dorados. El tiempo dependerá del tamaño que demos a las piezas. Una vez listos los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.



Fuente: del libro "Pan hecho a mano" de Dan Lepard.

15 mar. 2016

masa dulce enriquecida de mantequilla


Una masa para elaborar bollería hecha a base de harina, huevos, mantequilla y levadura para pan. La receta original está hecha con masa madre, pero como no tengo y ponerme a hacerla iba a ser que no, la he sustituido por la misma cantidad de prefermento.
Es una masa con un largo período de reposo en la nevera, como mínimo 18 horas, por lo que hay que cubrirla bien para que no absorba ningún olor.


ingredientes
para el prefermento
125 g de harina de fuerza
75 g de leche
3 g de levadura

para la masa

15 g de levadura fresca
1 huevo tamaño "M"
2 yemas de huevo tamaño "M"
125 g de azúcar fina
500 g de harina floja o de repostería
200 g de prefermento
75 g de nata espesa
50 ml de leche
1-2 cucharadas de agua
175 g de mantequilla
8 g de sal

elaboración 

La noche anterior preparamos el prefermento, para ello mezclamos en un bol todos los ingredientes y lo dejamos toda la noche en la nevera. Si lo hacemos el mismo día que la masa, lo dejamos a temperatura ambiente hasta que doble su volumen.
Al día siguiente, sacamos el prefermento de la nevera y preparamos la masa. Yo lo he hecho en la panificadora, pero a mano se puede hacer igual.
En un bol batimos ligeramente los huevos (en total 100 g), añadimos la nata y la leche (en total 125 ml de nata para cocinar) y mezclamos. Todo esto lo ponemos en la cubeta de la panificadora, añadimos el azúcar, la harina, el prefermento en trozos y la sal.
Ponemos en marcha la máquina en el programa de amasado, en la mía es el número 7 y dura 15 minutos. Cuando se hayan mezclado todos los ingredientes incorporamos la levadura diluida en una cucharada de agua y dejamos que se absorba. Si vemos que necesita más líquido echamos la otra cucharada de agua
, ya que todas las harinas no absorben lo mismo. A continuación incorporamos poco a poco los trozos de mantequilla y dejamos que termine el programa. Una vez acabado programamos de nuevo el mismo programa durante otros 15 minutos más. La masa quedará lisa y elástica. 


Hecha la masa, la sacamos de la cubeta, formamos una bola y la ponemos dentro de un bol ligeramente engrasado, con espacio suficiente ya que se hincha al fermentar, lo cubrimos con film transparente ligeramente engrasado y lo dejamos reposar hasta el día siguiente en la nevera, al menos 18 horas.
Al día siguiente la sacamos del frigorífico, la damos un ligero amasado, cortamos porciones según lo que vayamos a hacer, las dejamos reposar unos minutos para facilitar el formado de las piezas, las dejamos fermentar hasta que casi doblen su volumen y las horneamos con el horno precalentado a 190 ºC hasta que estén doradas.



Fuente: "Pan hecho a mano" de Dan Lepard.

Con esta masa he hecho...

torta con nueces, rellena de chocolate



6 mar. 2016

pan para bocadillos en sistema directo


Un pan muy sencillo de preparar con el que se consiguen unos bocadillos riquísimos para el desayuno, para la merienda o para que los niños se los lleven a la escuela para el almuerzo. Con esta misma masa podemos hacer también chori-panes, o poner en su interior trozos de fruta, queso o lo que más nos guste.

ingredientes
250 g de harina de fuerza
250 g de harina todo uso
10 g de sal
300 ml de agua
5 g de levadura fresca













elaboración

Diluimos la levadura en una o dos cucharaditas de agua. Ponemos en un bol la sal y la harina, hacemos un hueco en el centro y vertemos poco a poco el agua. Como todas las harinas no absorben lo mismo, igual necesitamos ajustar la cantidad de agua. Mezclamos todo y cuando la harina haya absorbido todo el líquido, ponemos la masa encima de la mesa de trabajo y comenzamos a amasar. En los últimos minutos de amasado incorporamos la levadura.
Damos a la masa forma de bola y la colocamos en un bol ligeramente engrasado, lo cubrimos con un paño de cocina húmedo y dejamos reposar durante media hora.
Dividimos la masa en porciones de unos 100-120 g, las damos forma de bola sin apretarlas mucho y las dejamos reposar durante 15 minutos tapadas con un paño húmedo.




A continuación formamos las barritas, para ello cogemos una de las bolas, la damos la vuelta y aplanamos un poco dando forma más o menos rectángular, la parte superior ancha la doblamos hacia el centro y presionamos un poco para que quede sellado. Después la parte inferior ancha la llevamos también al centro y apretamos de nuevo, y para terminar unimos ambos extremos, sellándolos bien. Hacemos rodar la pieza formada hacia delante y hacia atrás presionando un poco hacia abajo y estirándola hasta formar la barrita, si queremos una pieza con puntas finas presionamos más en los extremos, eso al gusto. Dejamos reposar las piezas sobre un trapo enharinado y tapadas con otro trapo ligeramente húmedo durante 90 minutos o hasta que casi hayan doblado su volumen. Pasamos las barritas a una bandeja de horno con papel de hornear y hacemos un corte longitudinal con un cuter o cuchillo afilado.
Precalentamos el horno a 230 ºC y colocamos en la parte inferior una bandeja en la que luego poder echar agua.
Cuando el pan esté listo, ponemos un poco de agua en la bandeja inferior (para generar vapor) y metemos rápidamente la bandeja con los panes. Bajamos la temperatura a 200 ºC y los dejamos cocer unos 15 minutos.
Una vez hechos los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.



Fuente: del libro "Pan hecho en casa y con el sabor de siempre" de Xavier Barriga.




3 mar. 2016

herraduras de hojaldre


Unos pasteles de hojaldre con forma de herradura tradicionales de Medina de Pomar, que una vez horneados y fríos se meten en un baño de almíbar caliente para que se impregnen bien. Muy ricas y fáciles de hacer.


ingredientes
2 láminas de hojaldre
300 g de azúcar
100 g de agua
azúcar para espolvorear














elaboración
Para dar forma a estos dulces he hecho un molde de plástico con forma de herradura, me resulta más fácil a la hora de cortarlos.
Extendemos las láminas de hojaldre, colocamos el molde encima y recortamos las herraduras, son de un tamaño de unos 13 x 8 cm y unos 2,5 cm de ancho. Para aprovechar los recortes, los recogemos doblándolos en capas, para que al estirarlos con el rodillo el hojaldre siga manteniendo sus láminas.
Pincelamos la mitad de las herraduras con agua y colocamos sobre cada una otra herradura. Metemos en la nevera hasta precalentar el horno a 
200 ºC, calor arriba y abajo.






Sacamos de la nevera, las ponemos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y las horneamos durante unos 15 minutos, o hasta que el hojaldre haya subido y esté dorado.
Las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Un vez frías las bañamos en almíbar caliente, las dejamos escurrir y para terminar, las pasamos por azúcar. También se pueden servir sin este azúcar.

Con dos láminas rectangulares de 35 x 25 salen 8 herraduras, aprovechando los recortes.
Para preparar el almíbar colocamos el azúcar y el agua en un cazo y lo llevamos a ebullición durante 4-5 minutos.



De la misma manera podemos hacer rosquillas ...