29 mar. 2014

bizcocho 1-2-3 en panificadora


Seguro que para muchos este bizcocho fue uno de los primeros, que aprendimos, no tiene ninguna dificultad y se recuerda muy bien, esta receta la he hecho infinidad de veces, de hecho es la primera receta del blog, pero hoy es la primera vez que lo hago en panificadora, el resultado me ha gustado mucho, ... más fácil imposible.



ingredientes
1 yogurt natural
3 huevos tamaño "L"
2 medidas de yogur de azúcar molido 
   (200 g)
3 medidas de yogur de harina (210 g)
1 medida de yogur de aceite de girasol 
   (100 g)
1 sobre de levadura en polvo (16 g)
ralladura de limón o naranja
1 pizca de sal







elaboración
En la cubeta de la pacificadora (marca Silvercrest) ponemos todos los ingredientes. Elegimos el programa 10, pastel y con la tecla "peso del pan" ajustamos el peso a 750 g. Seleccionamos el grado de tueste medio y la ponemos en marcha, ella sola hará el trabajo. Hay que acordarse que una vez termine el primer amasado hay que retirar ambas palas.
Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.









27 mar. 2014

fideuá negra con calamares


Una receta que podemos hacer de igual manera con arroz (ajustando la cantidad de arroz y de caldo). Fideuá que podemos acompañar con una salsa alioli.


ingredientes
500 g de calamares
250-300 g de fideuá
150 g de cebolla
60 g de pimiento verde
750 ml de caldo de pescado o agua
1-2 dientes de ajo
2 cucharadas de vino blanco
1 tomate maduro o 2 cucharadas de salsa de tomate
8 g de tintas









elaboración

Lavamos y limpiamos muy bien los chipirones (calamares). Les quitamos las bolsas que tienen la tinta y las reservamos, con cuidado de que no se rompan. Separamos los tentáculos y las aletas.
En un bol machacamos las tintas frescas junto con una pizquita de miga de pan remojada en caldo o agua y un poco de sal. 
Para quitar las pieles de las bolsas de tinta lo colamos antes de incorporar a la cazuela. Si los calamares tienen poca tinta podemos poner tinta envasada, unos 2 sobrecitos, esta tinta no es necesario machacar.




En una sartén amplia ponemos un poco de aceite y tostamos los fideos hasta que estén doraditos.

Limpiamos la cebolla y el pimiento, los picamos en trocitos menudos y los ponemos a pochar en una paellera o en una cazuela amplia y baja, con un chorrito de aceite y sal. Cuando ambas hortalizas estén blanditas añadimos el ajo picadito y los calamares y aletas troceados (los tentáculos los reservamos). Los salteamos y en cuanto cambien de color añadimos el tomate y el vino blanco. Cuando el vino se haya reducido, incorporamos las tintas machacadas y cocemos todo durante unos 4-5 minutos más.
Añadimos los fideos, mezclamos bien, añadimos el caldo caliente hasta que los cubra bien y sazonamos. Dejamos que se vaya haciendo a fuego suave durante unos 12-15 minutos. Casi se tiene que evaporar todo el caldo hasta prácticamente quedar seco, pero ojo, que quede jugoso, y para que se mantenga así, una vez cocido hay que servirlo sin demora.
Si vemos que necesita más agua o fumet , añadimos más pero siempre caliente. Cuando veamos que los fideos están cocidos retiramos la fideuá del fuego y salteamos los tentáculos que tenemos en espera en una sartén antiadherente con un poco de aceite y sal y los colocamos sobre la fideuá. 



También podemos rehogar unos langostinos o gambas antes de pochar la cebolla y el pimiento y una vez que cambien de color los retiramos y los añadimos unos minutos antes de terminar la cocción de los fideos.




24 mar. 2014

empanada de verdel


Desde hace días ya tenemos de nuevo verdel en las pescaderías y como su temporada no suele durar mucho hay que aprovecharla al máximo. 
Es un pescado azul que acepta multitud de preparaciones gastronómicas, en el blog hay varias como, marmitako, albóndigasfrito, rebozado con pimientoscroquetas, en adobo, en escabeche, hamburguesas, pizzas o como relleno de pimientos (verdes o del piquillo)...
Es un pez que tiene el dorso verdoso, con rayas negras y el vientre plateado, de cabeza puntiaguda y cuerpo graso cubierto de pequeñas escamas. Suele andar en grandes bancos cerca de la superficie y se alimenta a base de pequeños pececillos y crustáceos.
Hoy lo hacemos en empanada, que de igual manera podemos hacer con otro pescado, en el blog podeís verla de anchoas, o de bonito.


ingredientes
para el relleno
3-4 verdeles limpios, 600 g           
200 g de cebolla
100 g de pimiento verde
1/2 pimiento rojo 

1-2 dientes de ajo
200 g de salsa de tomate
aceite y sal


para la masa
500 g de harina
100 ml de leche o agua
100 ml de vino blanco
100 ml de aceite de girasol
1 huevo pequeño

1 cucharadita de levadura tipo "royal"
una pizca de sal

huevo para pintar la masa








elaboración

Limpiamos los verdeles de espinas y piel, los fileteamos y los cortamos en bastoncitos. Los salamos, los pasamos ligeramente por harina (eliminamos el exceso) y los freímos brevemente por ambos lados en una sartén con aceite caliente. Tienen que quedar jugosos para que se terminen de hacer en el horno. Los dejamos escurrir sobre un plato forrado con papel de cocina.

Para hacer el sofrito ponemos a calentar en una sartén un poco de aceite y rehogamos las verduras cortadas al gusto. Primero la cebolla, y cuando empieza a rehogarse un poco, añadimos el diente de ajo también picado y luego los dos tipos de pimientos. Dejamos que todo se poche a fuego suave. Cuando la verdura esté en su punto añadimos la salsa de tomate y dejamos todo otros 5-10 minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.




Mientras se enfría el pescado y el sofrito hacemos la masa, que no necesita tiempo para levar, por lo que yo la llamo masa rápida, y aunque se puede hacer sin usar ningún tipo de levadura, hoy si le he añadido un poco de la que usamos para los bizcochos.

Para hacerla ponemos en un bol la harina junto con la levadura y la sal. Hacemos un volcán y ponemos en el centro el resto de ingredientes, mezclamos y volcamos en la mesa para seguir amasando hasta tener una masa elástica y blanda. Recogemos esta masa y formamos una bola que dividimos en dos partes, una algo mayor que otra. Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y precalentamos el horno a 180-190 ºC.




Estiramos con el rodillo la porción mas grande de masa hasta dejarla del tamaño de la bandeja de horno, con ayuda del rodillo la colocamos sobre la bandeja y pinchamos con un tenedor toda la superficie. A continuación distribuimos una parte del sofrito, repartimos por encima los trocitos de verdel frito y terminamos con el resto del sofrito. Estiramos la otra parte de la masa y cubrimos el relleno, recortamos un poco los bordes si es necesario, sellamos ambos bordes y los enroscamos. Con los restos de masa podemos decorar la empanada.
Pinchamos la parte superior para dejar salir el vapor y ya solo nos queda pintar la superficie con huevo batido y meterla en el horno durante 30-40 minutos. La desmoldamos con cuidado y la dejamos templar sobre una rejilla.
En este enlace tenéis otras recetas con verdel.






recetas con verdel

croquetas
Texto o imagen 10
empanada
Texto o imagen 11
hamburguesa
Texto o imagen 12
pimientos rellenos
Texto o imagen 10
pizza
Texto o imagen 11
fideos a la cazuela
Texto o imagen 12
marmitako
Texto o imagen 10
albóndigas
Texto o imagen 11
 rebozado con pimientos
Texto o imagen 12
verdel frito
Texto o imagen 10
pimientos verdes rellenos
Texto o imagen 11
escabeche
Texto o imagen 12
pudin
Texto o imagen 10
en adobo
Texto o imagen 11
buñuelos 
Texto o imagen 12
paté 
Texto o imagen 10
canelones 
Texto o imagen 11
Texto o imagen 12
Texto o imagen 10Texto o imagen 11Texto o imagen 12
Texto o imagen 10Texto o imagen 11Texto o imagen 12

22 mar. 2014

bizcocho de coco


Un delicioso y sencillo bizcocho con sabor a coco, y que ha ascendido a los puestos de cabeza de mi lista de favoritos, para repetir y repetir. Para hacerlo he seguido la receta del blog Sucre i sal, con un pequeño cambio, he puesto menos coco, pues solo tenía un paquete en casa y era de 125 g.



ingredientes
3 huevos tamaño "L"
200 g de azúcar
100 g de aceite de girasol
2 yogures de coco
125 g de coco rallado
170 g de harina
1 sobre de levadura química
1 pizca de sal
mantequilla y harina 
   para preparar el molde








elaboración
Forramos el fondo de un molde redondo y profundo de 22 cm de diámetro. Lo engrasamos con mantequilla, espolvoreamos harina y lo ponemos boca abajo para quitar el sobrante. Reservamos en la nevera mientras preparamos la mezcla. Vamos precalentando el horno a 180 ºC.
Cascamos los huevos y separamos claras por un lado y yemas por otro. Con ayuda de unas varillas eléctricas montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Reservamos.




Batimos las yemas junto con el azúcar con ayuda de las varillas eléctricas hasta conseguir que blanqueen, a continuación añadimos el aceite y los yogures, mezclándolo bien con lo anterior. Cuando lo tengamos bien integrado, dejamos de batir y con una cuchara de madera o espátula incorporamos poco a poco el coco rallado y la harina tamizada junto con la levadura. Por último añadimos las claras montadas y mezclamos con suavidad y con movimientos envolventes.




Vertemos esta masa en el molde preparado y lo horneamos durante 45-55 minutos. Antes de sacarlo comprobamos que está hecho metiendo una varilla en el centro, si sale limpia lo sacamos del horno, dejamos que repose dentro del molde unos 10 minutos y desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríe. Si la varilla sale sucia lo dejamos en el horno unos minutos más, y si vemos que coje mucho color en la superficie lo cubrimos holgadamente con papel de aluminio.






19 mar. 2014

rollo de tortilla con espinacas



Tortilla de espinacas hago muchas veces en casa, pero nunca presentada de esta manera, y desde que vi esta receta en el blog "Sopla que te quemas" de Marta, esperaba la ocasión para hacerla, aunque no he seguido su receta al pie de la letra. Será otra receta fija para comer espinacas.



ingredientes
3 huevos
50 g de queso azul o roquefort
5 cucharadas de nata líquida
1 tarrina de queso crema de untar
100 g de champiñón
100 g de pechuga de pavo en lonchas
200 g de espinacas frescas
2-3 dientes de ajo










elaboración

Lavamos bien las espinacas, retiramos el tallo y la parte fibrosa de las hojas, las escurrimos y las troceamos bien. En una sartén grande ponemos a calentar un poco de aceite y añadimos los dientes de ajo pelados y muy picaditos, en cuanto empiecen a bailar incorporamos las espinacas, al principio no entraran todas pero poco a poco con el calor merman mucho, removemos y dejamos que se cocinen un poco y que el poco agua que sueltan se reduzca.
También podemos utilizar espinacas congeladas, tan solo hay que cocerlas en agua hirviendo, escurrirlas muy bien y después saltearlas cuando el ajo este listo. Reservamos.





Una vez limpio 
el champiñón lo salteamos, para ello ponemos un poco de aceite en una sartén y añadimos los champiñones laminados. Los hacemos a fuego medio-alto hasta que se doren un poco. Los salamos y trituramos. También  podemos dejarlos tal cual, pero yo los he triturado. Otra opción es mezclarlos con el queso. 
Mezclamos el queso azul con la nata hasta deshacerlo bien.
Precalentamos el horno a 180 ºC.
Batimos los huevos en un bol e incorporamos las espinacas y la mezcla de queso y nata. Mezclamos bien y lo ponemos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Lo extendemos bien con ayuda de una espátula hasta formar un rectángulo de 1/2 cm de grosor y lo metemos en el horno durante unos 7-8 minutos o hasta que veamos que la tortilla ha cuajado. Desmoldamos y cuando se temple extendemos sobre ella, sin llegar a los bordes para que no se salga el relleno, el queso crema, por encima el champiñón y por último colocamos las lonchas de pechuga de pavo. 





Enrollamos la tortilla sobre si misma por la parte más ancha formando un rulo, envolvemos en film transparente y metemos en la nevera durante una hora. En el momento de servir retiramos el film y cortamos en rodajas de centímetro y medio y las colocamos en una fuente de presentación, también podemos prepararlo el día anterior, dejarlo en la nevera y cortarlo antes de servir.



18 mar. 2014

cardo con jamón y ajetes





El cardo es un vegetal que guarda gran similitud con la alcachofa, de hecho admite las mismas preparaciones que estas, aunque tiene un sabor característico, entre dulce y amargo. Aunque es muy popular en algunas regiones españolas, en general es una verdura poco utilizada. En algunos lugares puede ser difícil de conseguir, pero una buena conserva hay en todos los sitios, por lo que os animo a probarlo.


ingredientes
400 g de cardo cocido
jamón serrano al gusto
12 ajetes tiernos
2 cucharaditas de harina
1 vasito del agua de cocción
aceite y sal












elaboración
Los 400 g de cardo cocido son unas 4 pencas de cardo fresco, para limpiarlas y cocerlas podemos verlo en este enlace. Una vez cocido lo escurrimos y reservamos un poco del agua de la cocción.
Si nos queremos evitar todo esto, recurrimos a un buen bote de cardo en conserva y listo.
Picamos los ajetes en trozos no muy grandes y los ponemos a pochar a fuego suave en una sartén con un chorrito de aceite.



Añadimos el jamón troceado y lo rehogamos durante medio minuto. A continuación añadimos la harina que removemos bien durante otro minuto más y vertemos el caldo reservado. Cuando comience a hervir añadimos el cardo troceado, probamos de sal y dejamos cocinar a fuego lento durante 5 minutos aproximadamente.

Podemos sustituir el cardo por alcachofas o por borraja.



fuente: Angelita Alfaro.

15 mar. 2014

bizcocho de manzana caramelizada









ingredientes
para caramelizar las manzanas
6 manzanas reinetas
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de mantequilla, 60 g


para el bizcocho
3 huevos tamaño "L"
175 g de azúcar
75 g de yogur griego
135 g de harina de repostería
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
7,5 ml de zumo de limón
una pizca de sal
50 g de aceite o mantequilla fundida



elaboración
Precalentamos el horno a 180º C.
Preparamos un molde, para ello lo untamos con mantequilla y espolvoreamos harina, lo ponemos boca abajo dando unos golpecitos para quitar el sobrante de harina.
Pelamos las manzanas, las partimos por la mitad y descorazonamos, reservamos.
En una sartén grande, a fuego suave, ponemos la cucharada de azúcar para hacer el caramelo, cuando tenga un color dorado (que no se queme) agregamos las dos cucharadas de mantequilla y removemos hasta que se incorpore bien al caramelo. A esto añadimos las medias manzanas y las salteamos durante 5 minutos, dándoles la vuelta y rociándolas con la mezcla de caramelo y mantequilla. La manzana no tiene que quedar muy hecha. Cuando estén caramelizadas, las vamos colocando en el molde con la parte curva hacia abajo, ocupando todo el fondo.



Ahora preparamos la masa del bizcocho, para ello ponemos en un bol los huevos junto con el azúcar, batimos muy bien hasta conseguir una masa blanquecina y cremosa, mejor si usamos una batidora de varillas. A continuación añadimos el aceite y el yogur, la harina tamizada junto con la levadura, removemos con una cuchara de madera o espátula hasta integrarla y por último añadimos la mantequilla fundida, mezclamos de nuevo. Vertemos esta masa encima de las manzanas, damos unos golpecitos para que la masa se distribuya mejor y metemos en el horno durante unos 40 minutos, como en todo que metamos al horno debemos vigilar la superficie pues si vemos que toma mucho color tenemos que poner un trozo de papel de aluminio por encima para evitar que se dore demasiado. Dejamos templar y desmoldamos.


Fuente: David de Jorge, con algunas modificaciones.

Y si no te gusta el bizcocho pero tienes manzanas y no sabes que hacer con ellas yo te doy otra idea... 




12 mar. 2014

rollos de carne picada rellenos de espinacas




ingredientes
600 g de carne picada
1 huevo tamaño "L"
1 diente de ajo
perejil fresco picado
25 g de miga de pan remojada en leche
pan rallado, si precisa
300 g de espinacas frescas
100 g de queso rallado o queso en lonchas
125 g de beicon troceado
aceite, sal y pimienta



para la salsa de mostaza
100 ml de nata líquida
mostaza al gusto





elaboración
Ponemos la carne picada en un bol junto con el diente de ajo picado y el perejil. Añadimos también el huevo batido y la miga de pan bien escurrida. Salpimentamos y removemos bien hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Si la mezcla queda demasiado blanda, añadimos un poco de pan rallado.



Las espinacas, una vez lavadas y escurridas, las picamos y las ponemos en una sartén con un poco de aceite caliente, removemos y dejamos que vayan mermando de volumen y se cocinen un poco. Reservamos.
Una vez hecho esto, precalentamos el horno a 200-220 ºC, dividimos la mezcla en 5-6 porciones y cada porción la extendemos sobre film de cocina dándola forma rectangular. Pincelamos la carne con un poco de mostaza, encima colocamos el queso, extendemos parte de las espinacas, espolvoreamos un poco más de queso y, en una última capa, el beicon picado.








Enrollamos la carne sobre sí misma, ayudándonos del film, apretándola bien y presionando los extremos hacia dentro.
Colocamos los rollitos en una fuente de horno, ponemos sobre cada uno un poco de aceite y los horneamos durante 30-35 minutos, untándolos de vez en cuando con el jugo que va soltando la carne. Retiramos la bandeja del horno, el jugo que queda lo ponemos en un cazo, desgrasamos y añadimos la nata y mostaza al gusto. Dejamos reducir un poco y salsa lista. 

El relleno se puede modificar, con jamón y queso quedan también muy ricos, y siguiendo con las espinacas, en lugar del beicon podemos poner pasas y piñones.