28 feb. 2014

torrijas de natillas






Las torrijas o tostadas de pan son un postre perfecto con el que aprovechar los restos de pan duro, pero también las podemos hacer con pan de "viena", lo importante es que sea un pan que no se deshaga en la leche y que se empape bien. Según el tipo de pan que usemos para hacer las tostadas, del grosor que queramos darlas y de lo que usemos para remojarlas, el sabor final cambiará. Normalmente en casa se hacen con pan de barra y se empapan con leche, y se hacen sobre todo en Navidad, pero como ahora en carnaval también son típicas en muchas zonas, las he hecho, esta vez, remojadas en natillas.
También son muy típicas en todo el periodo carnavalesco las tostadas de crema, una especie de leche frita a la que se incorpora huevo.


ingredientes
1 barra de pan duro
1 litro de leche
1 sobre de preparado para natillas
8 cucharadas de azúcar
harina para rebozar
azúcar y canela en polvo para decorar
aceite para freir











elaboración
Cortamos el pan en rodajas de unos 2 centímetros de grosor y las colocamos en una fuente honda, 
una al lado de otra.
Preparamos las natillas, para ello uso el preparado de la marca Chino Mandarín, porque espesa en frío, igual que los sobres de cuajada.
Ponemos la mitad de la leche a calentar junto con el azúcar. En una taza ponemos el contenido del sobre y el resto de la leche y lo removemos hasta su completa disolución.
Cuando la leche que tenemos al fuego hierva, añadimos la mezcla anterior sin dejar de remover. Cuando empiece a hervir de nuevo lo retiramos del fuego y cubrimos con este preparado las rodajas de pan y dejamos que se empapen bien. 

Si queremos podemos hacer las natillas de manera tradicional, pero sin usar nada de harina.



Escurrimos las tostadas de la natilla sobrante inclinando la fuente o con la ayuda de una espumadera y las pasamos por harina. Las freímos en una sartén con aceite muy caliente, hasta que estén doradas por ambos lados. Las escurrimos sobre papel absorbente de cocina y las servimos, espolvoreadas con una mezcla de azúcar y canela en polvo, la natilla sobrante la podemos aprovechar para acompañar las tostadas. 



Fuente: Karlos Arguiñano, con algunas modificaciones.



23 feb. 2014

pan de chocolate en panificadora


Un pan que huele a chocolate pero cuyo sabor no es tanto, antes de hacerlo pensé que el sabor a chocolate se notaría más, pero bueno, salvo ese detalle está muy bueno, y salió muy esponjoso, dimos parte de él en el desayuno acompañado de mermelada casera, unos de naranja y otros de ciruela. Y lo terminamos con unos sandwiches para merendar, esta vez con queso crema y jamón. La receta la saqué del libro, Delicias al horno, y aunque he usado la misma cantidad de ingredientes, el pan lo he hecho en la panificadora, y esta vez con poolish (creo que acordarse de hacer esta mezcla la noche anterior vale la pena).


ingredientes
450 g de harina de panadería
25 g de cacao en polvo
1 cucharadita de sal
14 g de levadura fresca
25 g de azúcar moreno
1 cucharada de aceite
300 ml de agua tibia (+-)











elaboración
La noche anterior preparamos el poolish, para ello ponemos en un bol 125 ml de agua, disolvemos en ella 4 g de la levadura, sobre ello volcamos 125 g de harina y lo mezclamos con ayuda de una cuchara. Cubrimos el bol con film y lo dejamos a temperatura ambiente durante 1 hora, luego lo metemos a la nevera toda la noche.
Ya por la mañana, sacamos el poolish de la nevera, dejamos que se atempere un poco y lo vertemos en la cubeta de la panificadora, a continuación añadimos parte del agua con la levadura disuelta, dejamos un poco en reserva, ya que no todas las harinas absorben lo mismo, después ponemos el aceite, la harina restante (325 g), el azúcar y la sal. Programamos la maquina, la mía de la marca Silvercrest, elegímos el programa 2, esponjoso, tueste medio y 750 g de peso. Ponemos en marcha y en el amasado veremos si necesitamos añadir el resto del agua. Después del último amasado retiramos las palas y dejamos que finalice el programa. Sacamos el pan de la panificadora y dejamos enfriar sobre una rejilla.





Para hacerlo en el horno, ponemos en un bol la harina y el cacao tamizado, y añadimos el resto de ingredientes, mezclamos bien hasta obtener una pasta que colocamos en una superficie ligeramente enharinada y la amasamos hasta que quede lisa. La ponemos a un bol engrasado, la cubrimos y la dejamos fermentar hasta que doble su tamaño. Una vez fermentada la desgasificamos, damos forma de pan y la dejamos en un molde rectangular de 1 litro de capacidad. La cubrimos de nuevo y la dejamos fermentar durante otra media hora. Cocemos el pan en el horno precalentado a 200 ºC unos 25-30 minutos o hasta que suene a hueco al golpear la base. Cuando esté cocido, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.




21 feb. 2014

tarta de manzana especial, de Angelita




ingredientes
5 manzanas reinetas
3 huevos grandes

6 cucharadas de azúcar, 150 g
4 cucharadas de leche, 60 ml
6 cucharadas de mantequilla, 90 g
7 cucharadas colmadas de harina, 140 g
1 cucharadita de levadura en polvo
1 pizca de sal
crema pastelera hecha con 500 ml de leche
mermelada de albaricoque o melocotón
mantequilla y harina para el molde







elaboración
Engrasamos con mantequilla un molde redondo desmoldable de 26 cm de diámetro, lo espolvoreamos con harina y lo ponemos boca abajo para quitar el sobrante. Reservamos en la nevera. Precalentamos el horno a 180 ºC.
Hacemos la crema pastelera, la receta la teneís pinchando en el enlace, y a continuación empezamos a preparar la masa del bizcocho. Para ello en un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas lo batimos hasta conseguir que blanqueen, a continuación añadimos la mantequilla reblandecida, consiguiendo una mezcla cremosa. Dejamos de batir e incorporamos la leche removiendo suavemente con una cuchara de madera o espátula, y añadimos la harina tamizada junto con la levadura. Mezclamos bien hasta que la mezcla quede homogénea.




Lavamos las manzanas, las pelamos y las cortamos en cuartos. Retiramos las semillas y las cortamos en láminas.
Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mitad de la masa de bizcocho, cubriendo bien el fondo, encima colocamos una capa de manzana, después la crema pastelera tapando bien toda la manzana y para terminar vertemos el resto de la masa de bizcocho que cubrimos con otra capa manzana. Colocamos los gajos de manzana de forma decorativa empezando por el borde y poniendo las láminas ligeramente superpuestas.




Metemos la tarta en el horno durante 45-50 minutos. Una vez que hemos comprobado que la tarta está cocida, la sacamos del horno y con un poco de mermelada de albaricoque o de melocotón aligerada con un poco de agua, pintamos toda su superficie. La metemos de nuevo en el horno ya apagado y la tenemos durante 5 minutos más. 



fuente: receta del libro Sukaldea de Angelita Alfaro.




19 feb. 2014

patatas con chorizo


La patata, junto con los cereales y las legumbres, es un alimento básico en nuestra dieta, y que podemos preparar de mil maneras: frita, asada, en puré, cocida, al vapor, rellena, estofada... Acepta cualquier acompañante como verduras, legumbres, arroz, carnes, pescados, huevos, embutidos, lacteos... Es una buena amiga de la alimentación familiar, es muy bien aceptada por todos, es nutritiva y económica.
Hoy un plato que seguro que no falta en muchas de vuestras cocinas, así se hace en la mía.



ingredientes
1 kg de patatas
1 cebolla, 150 g
1-2 dientes de ajo
150 g de chorizo
pulpa de pimiento choricero
1 trozo de guindilla seca, opcional
agua
aceite y sal











elaboración
En una cazuela con aceite rehogamos la cebolla y el ajo finamente picados. Pelamos las patatas, las lavamos, las cascamos con un cuchillo y las agregamos a la cazuela. Lo sofreimos todo y añadimos el chorizo cortado en trozos, la guindilla seca si decidimos ponerla y 1 cucharada de pulpa de choriceros (podemos sustituirla por pimentón dulce). Removemos y ponemos agua suficiente hasta cubrir las patatas, sazonamos y dejamos hervir suavemente durante unos 30 minutos. 




La patata tiene que quedar cocida pero sin que se deshaga, para ello mejor no revolver las patatas con cuchara, sino moviendo la cazuela. Un truco para saber que las patatas están cocidas es pincharlas con un cuchillo, y si al retirar el cuchillo la patata se queda en la cazuela, la patata está cocida y lista para comer.





17 feb. 2014

hamburguesa con sabor burgalés


O lo que es lo mismo una hamburguesa hecha con morcilla de Burgos, a la que hemos añadido verduritas y cocinado al horno. 


ingredientes
250 g de verdura variada al gusto
400 g de morcilla de arroz
1 huevo tamaño "M"

pan rallado
semillas de sesamo
aceite y sal


para acompañar

salsa de tomate
8 pimientos del piquillo
4 panes de hamburguesa








elaboración

En una sartén con aceite pochamos toda la verdura elegida con un poco de sal, hasta que quede tierna. Para daros una idea yo he puesto: 80 g de cebolla, 60 g de calabacín, 25 g de pimiento verde, 25 g de zanahoria, 25 g de pimiento rojo y 2 champiñones.
 Una vez la verdura pochada la escurrimos bien y ponemos en un bol.

Retiramos la piel de la morcilla, la desmenuzamos y la sofreimos un poco en una sartén, con el calor la morcilla se irá deshaciendo, y la añadimos al bol donde hemos puesto la verdura. Agregamos el huevo batido, mezclamos, y añadimos pan rallado hasta que nos quede una masa uniforme y manipulable. Luego cogemos porciones de 125 g y formamos las hamburguesas.
Una vez formadas las espolvoreamos con semillas de sésamo y las colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.



Calentamos el horno a 220 ºC y metemos la bandeja durante 10-15 minutos, o hasta que estén doraditas, momento en el que les damos la vuelta, y volvemos a hornear el mismo tiempo. Por fuera quedan crujientes y por dentro blanditas.
Servimos muy calientes, bien sobre pan de hamburguesa acompañadas de salsa de tomate y pimientos del piquillo que hemos salteado previamente, o bien en plato con este mismo acompañamiento o con cebolla caramelizada y compota de pera o manzana.
Y si queremos una "completa", añadimos cebolla caramelizada, queso, mostaza, lechuga... como siempre al gusto de cada uno.




fuente: receta editada el pasado mes de noviembre en el periódico Merindades.com



14 feb. 2014

pastel de manzana y requesón




ingredientes
para el bizcocho
125 g de mantequilla
115 g de azúcar
2 huevos tamaño "L"
125 g de harina
1 sobre de azúcar avainillado, 10 g
una pizca de sal
1 cucharadita de levadura en polvo
mantequilla para untar el molde

para el relleno
400 g de requesón
2 yemas de huevo tamaño "L"
2 claras de huevo tamaño "L"
150 g de azúcar
1 sobre de azúcar avainillada
90 g de mantequilla
75 g de harina de maíz refinada
4-5 manzanas reinetas hermosas

para decorar, mermelada de albaricoque


elaboración
Engrasamos con mantequilla un molde rectángular, el mío era de 30x20, pero lo suyo es usar uno más grande de unos 41x20, para que tanto la capa de bizcocho como la de queso queden más finas. Una vez untado el molde lo espolvoreamos con harina y lo ponemos boca abajo para retirar el sobrante de harina. Precalentamos el horno a 180 ºC.
Para hacer la masa del bizcocho, en un bol batimos la mantequilla, el azúcar, la vainilla azucarada y la sal, hasta que la mezcla sea esponjosa. A continuación añadimos los huevos, de uno en uno, batiendo bien entre uno y otro. La mezcla puede cortarse pero luego se arreglará. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal, y la incorporamos en un par de veces a la mezcla anterior con ayuda de una cuchara de madera, hasta conseguir una masa homogénea. Colocamos esta masa en el molde, cubriendo bien todo el fondo y lo metemos al horno durante unos 15 minutos.



Mientras se hace el bizcocho, mezclamos el requesón, el azúcar, la vainilla azucarada, la mantequilla y las yemas de huevo, y batimos hasta obtener una masa cremosa. En otro bol montamos las claras a punto de nieve y las añadimos a la masa anterior. Para acabar agregamos la harina de maiz refinada, batiendo el conjunto.
Lavamos las manzanas, las pelamos y las cortamos en cuartos. Les retiramos las semillas y las cortamos en láminas.
Sacamos el molde del horno, lo cubrimos con una capa de manzana, esparcimos en requesón sobre ella, lo cubrimos con otra capa de manzana, y lo metemos de nuevo en el horno durante unos 40-50 minutos.




Una vez retirado el molde del horno, espolvoreamos la superficie con una mezcla de canela y azúcar o con una capa de mermelada de albaricoque aligerada con un poco de agua. 



12 feb. 2014

paté de melva rápido


Estas recetas en las que sólo hay que mezclar ingredientes y servirlas son todo un vicio, por lo ricas que quedan y por lo rápidas de preparar que son. 

ingredientes
2 latas de filetes de melva en aceite de oliva, 124 g
200 g de queso de cabra
1 cucharada de zumo de limón
perejil fresco picado o cebollino
sal y pimienta













elaboración
Una vez que hemos escurrido los filetes de melva, los desmenuzamos dentro de un bol y los mezclamos con el queso deshecho, el perejil, un poco de sal y pimienta. Probamos el punto de sal y vamos añadiendo poco a poco el zumo de limón, para no pasarnos. El limón se añade para que los ingredientes no se oxiden.
Lo servimos en el bol elegido, disponemos al alcance de los comensales un buen surtido de panes y ya solo queda untar, comer y disfrutar.




Lo podemos hacer con otro tipo de queso, y con otras conservas, como mejillones, sardinillas, filetes de caballa, anchoas... 




10 feb. 2014

croquetas de jamón cocido y huevo


En estos días que los blogs se llenan de corazones, el mío no va a ser menos, y como a mí me gusta más lo salado esta es mi propuesta para contrarrestar tanto dulce, que seguro que es lo primero en lo que se piensa para esta celebración.



ingredientes
75 g de mantequilla
100 g de cebolla
75 g de harina
750 g de leche
200 g de jamón cocido
2 huevos cocidos

aceite y sal
harina, huevo y pan rallado para rebozar










elaboración
En una sartén con un poco de aceite ponemos a pochar la cebolla bien menuda, en cuanto esté tierna y empiece a tomar color, la escurrimos y reservamos. Picamos el jamón york y los huevos cocidos.
Para hacer la besamel, ponemos a fundir la mantequilla, sin que se caliente demasiado, le añadimos la cebolla pochada y la harina que rehogaremos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche caliente, sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, así hasta terminar la leche. Cocinamos todo unos 20 minutos a fuego suave, cuidando de que no se nos pegue, después añadimos el jamón york y el huevo que tenemos en espera, lo mezclamos todo bien, sazonamos y dejamos cocinar todo otros 5 minutos más.





Ponemos esta masa a enfriar en una fuente, formando una capa de por lo menos un par de centímetros para después formar mejor las croquetas. Lo tapamos con papel transparente, en contacto con la masa, para que no se forme costra y dejamos enfriar bien en la nevera, mejor durante toda la noche. 




Una vez la masa bien fría formamos las croquetas, estas de hoy las hemos dado forma de corazón con ayuda de un cortapastas. Una vez formadas, las pasamos por harina, huevo batido y por pan rallado y las freímos en aceite bien caliente justo en el momento de comerlas. Cuando estén doraditas las sacamos y las dejamos escurrir sobre papel absorbente de cocina. 






7 feb. 2014

natillas sorpresa


Este delicioso postre a base de natillas, nata y alguna sorpresa más, es perfecto para un día especial. Lo podemos decorar con lo que más nos guste, caramelo líquido, canela, fideos de chocolate... y como está hecho a capas, estas no tienen por qué ser iguales en todas las copas. Lo hagamos como lo hagamos estará riquísimo.

Además podemos dejar que los niños monten las copas, para ellos resultará tan divertido hacerlas como comérselas después.



ingredientes
200 ml de nata montada azucarada
almíbar o zumo para mojar el bizcocho
2-3 manzanas
bizcochos de soletilla o sobaos...
natillas hechas con:
500 ml de leche
4 yemas de huevo
75-100 g de azúcar
20-25 g de maizena
1 trozo de corteza de limón
1 trozo de canela en rama

para decorar: caramelo, canela o ...






elaboración
Asamos las manzanas en el microondas a máxima potencia durante 4-5 minutos. Las dejamos enfriar, les retiramos la piel y el corazón y aplastamos la pulpa con un tenedor. En lugar de manzana podemos usar otra fruta fresca o en conserva.
Para preparar el almíbar hervimos durante 2-3 minutos medio vaso de agua con 1 cucharada sopera de azúcar. Lo retiramos del fuego y dejamos enfriar.




Para hacer las natillas, disolvemos la maizena en una cuarta parte de la leche fría. Calentamos el resto de la leche con la canela y la piel de limón hasta que rompa a hervir. Mientras batimos las yemas con el azúcar y las unimos a la mezcla de leche y harina, mezclándolo todo bien de forma que no quede ningún grumo. Cuando lo hayamos mezclado echamos poco a poco la leche cocida pasándola por un colador fino, donde quedará la canela y la piel de limón, removiendo sin parar hasta mezclarlo todo. 
La leche tiene que estar caliente pero no hirviendo, ya que el huevo cuajaría.
Volvemos a poner la mezcla en un cazo y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y con cuidado de que no hierva en ningún momento, para evitar que se corte.
Retiramos del fuego y del cazo para enfriarla cuanto antes, y para que no forme costra la cubrimos con film transparente.





Para montar las copas, ponemos en el fondo un trozo de bizcocho, lo bañamos con el almibar o con zumo y encima ponemos una capa de manzana asada, una capa de natillas o nata y para rematar el postre acabamos con una capa de nata o natillas. Lo decoramos como más nos guste, con caramelo líquido, fideos de chocolate, fideos de azúcar de colores, canela...




Un postre para nada ligero, pero está tan rico que la pelea con la báscula la dejamos aparcada para otro día.




4 feb. 2014

brochetas de pavo


Estas brochetas encantarán a los niños, y quedan también deliciosas si las hacemos con pollo. 

ingredientes
500 g de carne de pavo picada
50 g de queso parmesano rallado
20 g de miga de pan duro
un poco de leche
1 huevo mediano
75 g de cebolla
perejil fresco picado

aceite, sal y pimienta
harina, pan rallado y huevo para rebozar

para la salsa de yogur

1 yogur natural
un poco de sal
1 cucharadita de zumo de limón
20 g de almendras





elaboración

Para preparar la salsa, mezclamos en un bol el yogur con el zumo de limón y un poco de sal y una vez lista la guardamos en la nevera. Aparte machacamos las almendras para añadirlas al yogur en el momento de servir.
Picamos la cebolla muy fina y la ponemos en una sartén (con un poco de aceite y sal) a fuego suave para que se vaya pochando.
En un bol echamos la carne de pavo picada, el huevo ligeramente batido, la miga de pan remojada en un poco de leche y escurrida, el queso, el perejil fresco picado, sal, pimienta y la cebolla pochada.




Mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados y vamos cogiendo pequeñas porciones de masa, de unos 20 g cada una, y con las manos preparamos unas bolas. Las pasamos ligeramente por harina, luego por huevo batido y por último por pan rallado, y las freimos en tandas en aceite bien caliente, para que no se abran, hasta que estén doraditas.
Una vez hechas, las dejamos escurrir sobre papel de cocina. Colocamos tres albóndigas en cada brocheta, en total 12, y servimos acompañadas con la salsa de yogur.




Fuente: revista mujer hoy