31 ene. 2014

natillas



Hoy de nuevo otro postre de los de siempre, de los de cuchara de toda la vida, hecho a base de leche aromatizada con vainilla, limón o canela, yemas de huevo, azúcar y una pequeña cantidad de harina o maizena, aunque de esta podemos prescindir si aumentamos el número de yemas. Las natillas las podemos presentar espolvoreadas con canela, o acompañadas de bizcochos, galletas o pestiños. 
Con esta suave crema, siempre acierto, y más si está hecha en casa, porque no tiene nada que ver con las industriales o las hechas con polvos y estas últimas mira que me gustan (aunque no todas las marcas).


ingredientes
500 ml de leche
4 yemas tamaño "L"
15-20 g de maizena
100 g de azúcar
un trozo de canela en rama
un trozo de piel de limón













elaboración

Disolvemos la maizena en una cuarta parte de la leche fría.
 Calentamos el resto de la leche con la canela y la piel de limón hasta que rompa a hervir. También podemos aromatizar la leche con vainilla. Mientras, batimos las yemas con el azúcar y lo unimos a la mezcla de leche y harina, mezclándolo todo bien de forma que no quede ningún grumo. Cuando lo hayamos mezclado añadimos poco a poco la leche cocida pasándola por un colador fino, donde quedará la canela y la piel de limón, removiendo sin parar hasta mezclarlo todo.
La leche tiene que estar caliente pero no hirviendo, ya que el huevo cuajaría.
Volvemos a poner la mezcla en un cazo y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y cuidando de que no hierva en ningún momento, para evitar que se corte.






Retiramos del fuego y del cazo para enfriar la crema cuanto antes. Para ello la vertemos en un bol grande de servir o en cuencos individuales, para el más goloso con el fondo bañado en caramelo líquido. Les pongo una o dos galletas en caliente para que se ablanden, en casa les gustan blandas y dejamos enfriar.





La cantidad de maizena va en función de lo espesas que nos gusten, pero si nos pasamos más bien estaremos haciendo una crema pastelera. Podemos prescindir también de ponerla si duplicamos el número de yemas de huevo.
Las claras sobrantes de los huevos, hay que aprovecharlas para hacer una tortilla, bizcochos o un dulce y esponjoso merengue con el que podemos acompañar las natillas. Y no olvidar que también las podemos congelar.



27 ene. 2014

empanada de espinacas con champiñones


Un relleno que gusta mucho en casa y con el que podemos rellenar también tartaletas, empanadillas, hojaldres, crepes, tortillas... en lugar de champiñones podemos poner gambas o salmón ahumado. También está muy rica esta con pasas y piñones.

 

ingredientes
150 g de cebolla
1-2 dientes de ajo
300 g de espinacas frescas
200 g de champiñones
150 g de queso de cabra
150 ml de nata
1 cucharadita de harina refinada de maiz
pasas y piñones (opcional)

para la masa
250 g de harina
6 g de levadura fresca
125 ml de agua
3 cucharadas de aceite
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar




elaboración
La masa es la misma que usamos para hacer pizzas y algún que otro pan relleno, para prepararla ponemos los ingredientes en un bol y los mezclamos hasta unirlos, volcamos la mezcla en una superficie ligeramente enharinada y amasamos durante unos 10 minutos hasta que se vuelva lisa y elástica. La dejamos reposar en un bol ligeramente engrasado y cubierta con un film transparente hasta que doble su volumen. En un lugar cálido tardará alrededor de una hora. También podemos hacer esta otra masa, más rápida ya que no necesita tiempo de levado.



Mientras hacemos el relleno, y para ello lo primero será lavar los champiñones bajo el chorro del agua y trocearlos. Tambien lavamos las espinacas, las quitamos los tallos, escurrimos y picamos un poco.
En una sartén con aceite caliente ponemos a pochar la cebolla picada hasta que esté tierna pero sin que coja color. Añadimos los champiñones con el ajo y un poco de sal y los salteamos hasta que estén hechos y se evapore el agua que sueltan, añadimos las espinacas, removemos, dejamos que vayan mermando de volumen y se cocinen, soltarán un poco de agua que dejaremos evaporar.
Añadimos el queso de cabra removiendo hasta incorporarlo. Espolvoreamos la harina, la rehogamos y añadimos la nata, rectificamos de sal y cocemos todo durante 5-10 minutos, hasta que esté bien ligado y haya espesado un poco. Dejamos enfriar.



Una vez que haya levado la masa, la volvemos a colocar en una superficie ligeramente enharinada y la aplastamos con los nudillos para desgasificarla, la dejamos reposar unos minutos y la dividimos en dos partes, una algo mayor que otra. Estiramos con el rodillo la porción más grande hasta dejarla del tamaño y forma deseado, con ayuda del rodillo la colocamos sobre un molde. A continuación distribuimos el relleno de espinacas, queso y champiñones sin llegar a los bordes y lo cubrimos con el otro trozo de masa estirada, enroscamos los bordes, pinchamos con un tenedor la superficie y la metemos al horno precalentado
 a 200 ºC unos 25-30 minutos.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.





24 ene. 2014

tarta de manzana clásica


Hoy por ser San Queremos hemos hecho una tarta de las de toda la vida, fácil, sencilla y rica... que más se puede pedir. Una de las tartas más conocida y que bien seguro forma parte de todos los recetarios de amamas y amatxus.



ingredientes
275 g de masa quebrada u hojaldre
3-4 manzanas reinetas
crema pastelera con 1/2 l de leche
mermelada de albaricoque
jalea de manzana














elaboración

Una vez que hemos hecho la masa quebrada la extendemos sobre una superficie ligeramente enharinada, la dejamos con 4-5 mm de grosor y forramos con ella un molde de tarta ligeramente engrasado. Pinchamos el fondo de la masa con un tenedor, la cubrimos con papel vegetal, rellenamos con legumbres secas para evitar que la pasta suba y la metemos al horno, precalentado a 180 ºC unos 15 minutos. Pasado ese tiempo retiramos las legumbres y la dejamos enfriar.
También es posible hacer la base de la tarta con masa de hojaldre o con masa de galletas.




Preparamos la crema pastelera y la dejamos enfriar bien cubierta con film transparente, en contacto con la crema, para que no se forme costra.
Pelamos las manzanas, las quitamos el corazón y las cortamos en medias lunas. Con las peladuras y los corazones hacemos la jalea para pintar la tarta, para ello lo ponemos a cocer en unos 200 ml de agua azucarada durante unos 15-20 minutos. Colamos y reservamos.
Cubrimos la masa quebrada, una vez horneada, con la crema pastelera y encima colocamos los trozos de manzana de manera decorativa. Cocemos la tarta en el horno, precalentado a 180 ºC, durante unos 30-35 minutos hasta que la superficie esté dorada. La dejamos enfriar, la desmoldamos y pintamos con la jalea de manzana o con mermelada de albaricoque o melocotón.




Cuando hago jalea de manzana para pincelar la tarta, pongo al principio la mermelada de albaricoque, antes de poner la crema pastelera. 
También podemos realizar este postre en raciones individuales con forma de tartaleta, como los de pastelería. 






21 ene. 2014

quiche de langostinos


Las tartas saladas o quichés son platos todo terreno, pueden servirse tanto calientes como fríos, como primer plato o como plato principal, en verano o en invierno, y son apropiados tanto para una ocasión formal como para una comida veraniega en el campo. Admiten innumerables ingredientes y siempre están deliciosas.

El único secreto que tienen es no hacerla demasiado en el horno, el relleno deberá estar cuajado pero cremoso.


ingredientes
275 g de pasta quebrada
24 langostinos grandes
3 huevos tamaño "L"
200 ml de nata para cocinar
150 g de cebolla
50 g de puerro, solo lo blanco
aceite y sal
queso emmental rallado
perejil fresco picado









elaboración

Una vez lista la pasta quebrada, la extendemos sobre una superficie ligeramente enharinada, la dejamos de medio centímetro de grosor y forramos con ella un molde de tarta ligeramente engrasado. Pinchamos el fondo de la masa con un tenedor, la cubrimos con papel vegetal, la rellenamos con legumbres secas para evitar que la pasta suba y la metemos al horno precalentado a 180 ºC unos 15 minutos. Retiramos las legumbres y la dejamos enfriar. También es posible hacerla con masa de hojaldre e incluso con masa de arroz.



Para hacer el relleno calentamos un poco de aceite en una sartén y sofreímos la cebolla y el puerro, todo muy picadillo, 
con un poco de sal hasta que esté tierno y sin dejar que cojan demasiado color. Escurrimos bien y reservamos. 
Pelamos los langostinos y les retiramos la parte negra que tienen a lo largo.



En el fondo de la masa horneada extendemos las verduras pochadas, las cubrimos con un poco de queso rallado y encima colocamos los langostinos de manera ordenada. Batimos los huevos y les añadimos la nata y un poco de perejil. Sazonamos este batido y cubrimos la tarta con el. La metemos al horno, precalentado a 180 ºC, durante 30 minutos o hasta que esté cuajada.



18 ene. 2014

tarta de manzana de Mari


Otra deliciosa tarta de manzana esta vez del recetario particular de mi hermana Mari.
Muy sencilla de hacer y de recordar.

ingredientes
6-7 manzanas reinetas
1 vaso de leche
1 vaso de aceite de girasol
1 vaso de harina de repostería
1 vaso de azúcar
4 huevos tamaño "L"
1 sobre de levadura tipo "royal"
canela al gusto (opcional)
mantequilla y harina para el molde
2 cucharadas de mermelada de albaricoque o de melocotón







elaboración
Preparamos un molde redondo desmontable de 24 cm de diámetro, para ello lo untamos con mantequilla hasta el borde, espolvoreamos harina y le damos la vuelta para quitar el sobrante de harina. 



Mientras precalentamos el horno a 180 ºC ponemos en un bol 4 manzanas peladas y troceadas, unos 400 g ya limpias, el azucar, la canela, la harina, la levadura y la leche y lo batimos todo hasta tener una mezcla homogénea. Tomamos como medida un vaso de agua de 200 ml de capacidad.
Pelamos el resto de manzanas, las quitamos el corazón y las cortamos en medias lunas finas.
Ponemos en el fondo del molde la mezcla preparada y colocamos encima las medias lunas de manzana de forma decorativa, empezando por el borde y poniéndolas ligeramente superpuestas.





Metemos el molde en el horno y lo horneamos alrededor de una hora. Dejamos templar, desmoldamos y cubrimos con mermelada de albaricoque o de melocotón aligerada con un poco de agua.





15 ene. 2014

tortilla de alcachofas


Como las tortillas en casa tienen mucho tirón a menudo aprovecho para incluir verduras y hortalizas a la dieta. Hoy le toca el turno a las alcachofas, esta vez sin más acompañamiento que un poco jamón y claro está los huevos. Pero podemos añadirlas también a la tradicional tortilla de patata, en este enlace podeís ver la receta. 


ingredientes
250 g de alcachofas limpias
4-5 huevos tamaño "L"
1-2 lonchas de jamón serrano
1-2 dientes de ajo
perejil fresco picado
aceite y sal












elaboración
Limpiamos las alcachofas en el momento de cocinarlas, porque es una verdura que se ennegrece enseguida, para ello retiramos las hojas externas, pelamos el tallo con cuidado de no quitar mucha pulpa y cortamos las puntas unos dos dedos por debajo del extremo. 
Una vez limpias las alcachofas las partimos por la mitad y las laminamos en rodajas de medio centímetro que vamos echando a la sartén antiadherente o wok ligeramente engrasado y bien caliente, removemos para que no se peguen y las dejamos cocinar hasta que estén bien doradas y tiernas, antes de retirarlas del fuego las sazonamos y añadimos el jamón cortado, los dientes de ajo picados y el perejil fresco, damos unas vueltas y ya las tenemos listas.




A continuación batimos ligeramente los huevos 
en un bol y añadimos las alcachofas salteadas. 
Calentamos bien una sartén con un poco aceite, echamos esta mezcla y dejamos cocer a fuego suave, hasta que cuaje bien el huevo. Colocamos un plato encima de la sartén, damos la vuelta al conjunto y volvemos a poner la tortilla en la sartén hasta que se haga.
Cuajarla más o menos dependerá de como nos guste. 






13 ene. 2014

pimientos rellenos de langostinos en salsa de queso




ingredientes
16-18 pimientos del piquillo
18-20 langostinos grandes
30 g de cebolla
un poco de puerro
4 palitos de cangrejo
3 cucharadas de aceite
30 g de harina
250 ml de leche
100 ml de caldo
sal y pimienta
salsa de queso roquefort








elaboración
Pelamos los langostimos y con las cabezas y cáscaras hacemos un caldo.
En una sartén ponemos a calentar el aceite y salteamos los langostinos troceados, los retiramos en cuanto cambien de color. En ese mismo aceite ponemos a pochar la cebolla y el puerro con un poco de sal, todo muy bien picado, cuando esté tierno añadimos la txaka troceada, la harina y rehogamos el conjunto durante unos minutos. A continuación vamos echando poco a poco la leche y el caldo calientes, sin dejar de remover y lo cocinamos hasta que la besamel esté hecha, momento en el que añadimos los langostinos que tenemos en espera, si los echamos al principio se secarán en exceso, damos un hervor a la mezcla, dejamos enfriar un poco y rellenamos los pimientos.





Una vez rellenos, bien podemos rebozarlos y ponerlos en la salsa de queso o bien podemos colocarlos sobre una fuente de horno ligeramente engrasada, untamos cada pimiento con un poco de aceite, los sazonamos y los metemos al horno precalentado a 200 ºC durante 8-10 minutos. Los servimos acompañados de la salsa de queso caliente.





Para hacer la salsa de queso ponemos en un cazo 200 ml de nata, añadimos queso roquefort o queso azul al gusto y dejamos reducir, si nos espesa demasiado lo aligeramos con un poco de caldo o leche.


10 ene. 2014

compota de manzana


La compota es otro postre tradicional de la cocina vasca, un postre navideño delicioso y que en casa disfrutamos de el, con más o menos frutos secos, durante todo el año. Hay muchas maneras de prepararlo, con manzana sola, añadiendo vino al agua, sin añadir azúcar...


ingredientes
6 orejones de melocotón o albaricoque
6 higos
6 ciruelas pasas
50 g de uvas pasas
1/2 palo de canela
1 pera
3-4 manzanas reinetas
4 cucharadas de azúcar
3/4 l de agua







elaboración
Lavamos los frutos secos y los ponemos en agua fría con dos cucharadas de azúcar y el palo de canela. Lo dejamos cocer unos 10 minutos a fuego suave, tras los cuales incorporamos las manzanas, que previamente hemos pelado, descorazonado y troceado, y las cocemos a fuego suave para que no se deshagan durante unos 20 minutos, unos 5 minutos antes de terminar la cocción añadimos la pera troceada y el resto del azúcar.
Si vemos que el caldo se reduce mucho añadimos más agua.





7 ene. 2014

trenza rellena de jamón, beicon y queso




ingredientes
400 g de harina de fuerza
150 g de leche
25 g de azúcar
25 g de mantequilla
1 huevo entero + 1 yema
20 g de levadura fresca
1 cucharadita de sal
orégano y semillas de sesamo
huevo batido para pincelar la masa


para el relleno
4 cucharadas de salsa de tomate
orégano
100 g de queso rallado
6 lonchas de beicon
6 lonchas de jamón cocido



elaboración
Colocamos la harina en un bol junto con la sal, picamos 
en pedacitos la mantequilla, la repartimos por toda la superficie y la mezclamos con los dedos hasta que se mezcle. Disolvemos la levadura en un poco de leche tibia. Dando vueltas con una cuchara de madera se añaden a la harina los huevos ligeramente batidos y el azúcar. Hacemos un agujero en el centro, añadimos la levadura disuelta y poco a poco, para no pasarnos, el resto de la leche. Lo mezclamos todo hasta unirlo, si vemos que nos queda una masa muy seca podemos añadir un poco más de leche tibia.
Una vez la masa está mezclada la volcamos sobre la mesa o sobre la encimera y seguimos amasando hasta tener una masa lisa. Formamos una bola y la colocamos en un bol ligeramente engrasado, lo cubrimos con film de cocina y lo dejamos en un lugar cálido hasta que doble su volumen.



Una vez que la masa haya levado la volcamos sobre la encimera, la desgasificamos con un pequeño amasado y la dividimos en dos trozos iguales. C
on ayuda de un rodillo extendemos cada trozo sobre papel de hornear, hasta conseguir un rectángulo.


Mentalmente dividimos el ancho del rectángulo en tres partes iguales, en la del centro colocamos salsa de tomate con un poco de orégano, lo cubrimos con queso rallado y encima con lonchas de jamón cocido y beicon. Cortamos los laterales en tiras ligeramente inclinadas de 1,5-2 cm de ancho, y vamos enlazando unas sobre otras, formando una trenza. Con el otro trozo hacemos lo mismo formando otra trenza.
Una vez formadas las trenzas las cubrimos con un paño de cocina y las dejamos en un lugar cálido alrededor de media hora o hasta que hayan subido bien. Vamos precalentando el horno a 180 ºC.

A continuación pintamos las trenzas con huevo batido, las espolvoreamos con orégano o con semillas de sésamo, las pasamos a una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y las horneamos unos 20 minutos o hasta que se doren por encima. Se sacan del horno y se dejan templar sobre una rejilla.
  
Fuente: del blog Los fogones de ana sevilla.



6 ene. 2014

polvorones



A falta de roscón de reyes casero, unos polvorones para marcar el fin de las fiestas navideñas, que tampoco tienen nada que envidiar al roscón. 


ingredientes 
500 g de harina tostada 
250 g de manteca de cerdo
250 g de azúcar glass
125 g de almendras tostadas y molidas
canela en polvo
azúcar glass para espolvorear












elaboración

Extendemos la harina en una bandeja amplia y plana, y la metemos en el horno precalentado a 150 ºC, al menos 30 minutos, cuidando de que no se tueste, de vez en cuanto la damos unas vueltas con una cuchara de madera. Retiramos la harina del horno y la dejamos enfriar por completo. 




Ponemos esta harina, tamizada, encima de la encimera o mesa formando un círculo, en el centro ponemos la manteca, el azúcar, las almendras y la canela, y amasamos todo muy bien hasta que esté bien integrado.

Extendemos esta masa con un rodillo hasta que tenga 1 cm de grosor y cortamos los polvorones con ayuda de un cortapastas o vasito. Los colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear, uno al lado de otro, no van a crecer, y los metemos al horno precalentado a 200 ºC unos 15 minutos. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar en la misma bandeja. Después los espolvoreamos con azúcar glass. Los envolvemos en papel de seda y listos para disfrutarlos. 



Fuente: del libro "Las recetas de mamá".




4 ene. 2014

tartaletas de chorizo con queso



ingredientes
175 g de masa quebrada
50 g de cebolla
75 ml de nata
150 g de queso crema
100 g de chorizo casero
perejil fresco o cebollino
aceite y sal












elaboración

Con la masa quebrada hacemos 8 tartaletas, y si no queremos complicarnos podemos usar de las que venden ya hechas.
Cortamos 8 rodajas de chorizo, que sean finas y alargadas y el resto lo picamos en daditos. Pelamos y picamos la cebolla en trocitos muy pequeños, y la ponemos a sofreir con un poco de aceite de oliva. Una vez que la cebolla esté tierna y comience a estar transparente, añadimos los daditos de chorizo y lo rehogamos todo un par de minutos.
A continuación agregamos la nata y el queso crema, removiendo bien hasta que comience a hervir, ponemos a punto de sal y retiramos del fuego.
Doramos las rodajas de chorizo en una sartén antiadherente hasta que queden crujientes. Las retiramos y las reservamos sobre papel de cocina.





Rellenamos las tartaletas con la mezcla de queso y chorizo y les pinchamos en el centro una rodaja de chorizo frito (o media según el tamaño de estas), y quien dice de chorizo... se pueden hacer también de jamón o cualquier otro embutido que para eso están los gustos. Espolvoremos un poco de perejil o cebollino y listas para servir.