30 jul. 2013

helado de limón


Seguimos con los helados, y uno que no podía dejar de hacer es este, pues si el helado de avellanas es mi preferido, y el de mi gente menuda es el de chocolate, este de limón es el preferido del aitatxo, y para hacerlo he elegido esta receta del blog "Magia en mi cocina", yo lo he hecho en heladera con la mitad de los ingredientes y he sustituido un 25% del azúcar por azúcar invertido.

ingredientes
62 ml de agua
cáscara de medio limón
92 g de azúcar
cucharada y media de azúcar invertido
125 ml de zumo de limón
250 ml de leche entera
100 ml de nata montada
1 clara de huevo










elaboración

En un molinillo de café, molemos una cucharada de azúcar y la cáscara de medio limón (sólo la parte amarilla).
En un cazo a fuego suave, preparamos un almíbar con el agua y el resto del azúcar, dejándolo hervir unos 10 minutos. Pasado este tiempo lo dejamos templar.
Una vez templado añadimos la cáscara de limón triturada con el azúcar, el zumo de limón y el azúcar invertido, y todo ello lo volvemos a poner a fuego suave durante otros 10 minutos aproximadamente, no hace falta que hierva, tan solo que se disuelvan los ingredientes. A continuación incorporamos la leche y sin dejar de batir lo mantenemos al fuego 5 minutos más, tras los cuales retiramos el cazo del fuego y dejamos enfriar por completo.
Una vez que la mezcla esté bien fría, incorporamos la nata montada con movimientos envolventes hasta conseguir una mezcla homogénea.

Ponemos la mezcla en la heladera y la dejamos girar hasta obtener la consistencia deseada, el tiempo será de unos 30-40 minutos. Transcurrida la mitad de este tiempo, añadimos la clara montada a punto de nieve y dejamos finalizar el tiempo.
Una vez esté listo el helado lo guardamos en el congelador en un recipiente bien tapado. 



Para hacerlo sin heladera, ponemos la mezcla en un recipiente, mejor si es metálico, la metemos en el congelador, y cada cierto tiempo, lo sacamos y lo batimos  hasta lograr que quede cremoso (unas 4-6 veces). Y para darle mayor cremosidad añadimos una clara de huevo montada a punto de nieve después de batirlo por última vez.





26 jul. 2013

empanada de bonito en aceite


Las empanadas, junto con los bokatas o tortillas... son una solución estupenda a la hora de planificar una comida o merienda en el campo o para una cena; es una gozada llegar a casa y tenerla lista.
Hoy con el clásico relleno de bonito.



ingredientes
150 g de cebolla
100 g de pimiento verde
125 g de pimiento rojo asado
150 g de salsa de tomate
3 latas pequeñas de bonito en aceite
500 g de masa de empanada













elaboración

Para hacer el sofrito ponemos a calentar en una sartén un poco de aceite y rehogamos las verduras cortadas al gusto. Primero la cebolla, y cuando empieza a hacerse añadimos el diente de ajo también picado y luego los dos tipos de pimientos. Dejamos que todo se rehogue suavemente. Cuando la verdura esté en su punto retiramos del fuego, escurrimos y mezclamos con la salsa de tomate y con el bonito bien escurrido, y dejamos enfriar.




Mientras se enfría el sofrito hacemos la masa y una vez formada, la dividimos en dos partes, una algo mayor que otra. Estiramos la porción mas grande hasta dejarla de tamaño un poco mayor que el molde elegido, yo la he hecho en uno de 26 cm. Con la masa estirada forramos el molde, ligeramente engrasado o cubierto con papel de horno, dejando colgar el sobrante de masa. Pinchamos con un tenedor toda la superficie y distribuimos el sofrito. Tapamos con el otro trozo de masa estirada, si es necesario recortamos los bordes, y doblamos el borde inferior sobre el superior para sellar ambos trozos. Con los restos de masa decoramos la empanada.
Pinchamos la parte superior para dejar salir el vapor y ya solo nos queda pintar la superficie con huevo batido y meterla en el horno precalentado a 180-190 ºC durante 30-40 minutos. La desmoldamos con cuidado y la dejamos enfriar sobre una rejilla. Hay que asegurarse de que la base quede bien cocida, por lo que si la superficie coge demasiado color la cubrimos con papel de aluminio.
En temporada de bonito, podemos hacerlo con bonito fresco.






23 jul. 2013

gominolas


Unos caramelos muy fáciles de hacer y una receta perfecta para que los peques de casa pasen un buen rato no sólo comiéndolos sino también haciéndolos.





ingredientes
1 sobre de gelatina del sabor 
   que más te guste, 85 g
2 sobres de gelatina neutra, 20 g
170 ml de agua, dos veces el volumen

   de la gelatina de sabor
155 g de azúcar, tres veces el volumen

   de la gelatina de sabor
azúcar para rebozar
aceite de girasol para el molde









elaboración

Ponemos a calentar a fuego suave un recipiente con todos los ingredientes hasta su completa disolución, unos 10 minutos, teniendo en cuenta que la mezcla no tiene que hervir. Retiramos del fuego.
Pincelamos los moldes que vamos a usar con aceite de girasol y vamos echando dentro la mezcla de gelatinas. Dejamos enfriar unas 12 horas en el frigo, para después desmoldar o recortar si lo hacemos en un bloque, y terminar rebozando nuestros caramelos en azúcar.





fuente: del libro, Las recetas de mamá.



13 jul. 2013

gazpacho


Para un día de calor esta receta tan refrescante es perfecta, se prepara de forma tan rápida y sencilla que no da ninguna pereza meterse en la cocina.
Al ser una receta tradicional tiene tantas fórmulas que cada casa tiene la suya, y aquí hay que buscar siempre que quede al gusto de todos; así que este es el que yo preparo, de momento solo para dos, los jovenzuelos de casa pasan, ya les cambiará el chip...



ingredientes
500 g de tomates maduros
1/2 pimiento verde; 30-40 g 

1/2 diente de ajo
1/2 cebolleta, 50 g
75 g de pepino
25 g de pepinillos en vinagre

3 cucharadas de aceite 
1 cucharada de vinagre
agua y sal








elaboración

Limpiamos bien las verduras, eliminando en lo posible las pieles y semillas.
En lugar de coger el mortero e ir majando los ingredientes vamos a usar la batidora, por lo que troceamos todos los ingredientes, los colocamos en el vaso, en una o dos veces, y trituramos hasta que quede un puré fino, le damos el punto de sal y vinagre. 
Pasamos la mezcla a un recipiente y lo metemos a la nevera a enfriar por lo menos una hora. En el momento de servirlo, lo podemos aclarar añadiendo agua muy fría, hasta que quede de nuestro gusto.



Lo podemos servir acompañado con pan y huevo duro, así como con trocitos de las mismas verduras que hemos puesto en daditos pequeños y servidos en recipientes individuales.



9 jul. 2013

helado de chocolate


Si los mayores tenemos nuestro helado preferido, los niños no van a ser menos y sin ninguna duda el sabor preferido de los míos es el de chocolate, así que para darles gusto de vez en cuando, les hago este helado del estupendo blog de Pamela "Uno de dos", el resultado bueniiiisimo, y si por ellos fuera, no habría más helados que el de chocolate.


ingredientes
300 ml de leche entera
200 g de crème fraiche
30 g de cacao en polvo
70 g de chocolate negro; 70% cacao
90 g de azúcar
2 yemas de huevo
unas gotas de esencia de vainilla
   (yo no he puesto)
una pizca de sal









ingredientes
Ponemos a calentar en un cazo la leche y la crème fraiche. Cuando esté templada disolvemos el cacao, la pizca de sal y ponemos a fundir el chocolate troceado, si ponemos la esencia de vainilla este es el momento de hacerlo. Mantenemos caliente.
En un bol, batimos las yemas de huevo con el azúcar, hasta que veamos que monten un poco. Añadimos poco a poco la leche chocolateada, lo mezclamos con una cuchara de madera y lo ponemos de nuevo en el cazo o en un recipiente al baño María a fuego suave, removiendo sin parar hasta que espese y se empañe el dorso de la cuchara.



Tenemos que tener cuidado de que en ningún momento hierva, pues las cremas que llevan huevos se cortan al hervir porque las albuminas del huevo se cuajan.
La crema una vez fuera del fuego, hay que enfriarla cuanto antes, sobre todo si el cazo que usamos es de fondo grueso, para ello la cambiamos a un bol que meteremos dentro de otro más grande lleno de agua helada. Si al remover la crema se ha formado algo de espuma pasarla por un colador.
La dejamos enfriar bien, la removemos de vez en cuando y la ponemos en la heladera hasta obtener la consistencia deseada, el tiempo será de unos 30-40 minutos.
Una vez listo el helado lo guardamos en el congelador en un recipiente bien tapado.

Si no se dispone de heladera ponemos la mezcla en un recipiente que guardamos en el congelador y lo batimos de vez en cuando mientras se está congelando hasta que esté cremoso.



Este año por fin hemos conseguido que nuestra planta de frisalis nos dé fruto, y con ellos hemos adornado nuestro helado.



5 jul. 2013

lechuga... y no en ensalada


La lechuga no solo se come en ensaladas sino que puede formar parte de cremas... tanto calientes como frías, pero como ahora lo que más apetecen son las frías, aquí os dejo dos propuestas; una crema fría de lechuga y un gazpacho, dos recetas que en casa han pasado a un puesto importante en el menú veraniego.



crema fría de lechuga


gazpacho de lechuga



3 jul. 2013

pinchos de jamón con manzana


Dulce-salado, 
una combinación de sabores muy socorrida, y el jamón ya se sabe... con melón.
Pero aunque está muy rico, al final acaba cansando comerlo siempre igual, y como con una mínima variación, cualquier plato por simple que sea, se convierte en otro totalmente diferente...
Hoy tenemos unas sabrosas manzanas con jamón, a ver que os parecen.



ingredientes
1-2 manzanas golden
4-8 lonchas finas de jamón serrano
yogur natural














elaboración
Pelamos las manzanas y las cortamos en trozos regulares no demasiado grandes, y con la forma que más nos guste, cada trozo lo introducimos en el yogur y lo envolvemos con un trozo de jamón formando un rollito, lo sujetamos con un palillo y bocadito listo.




fuente: La buena mesa, entrantes.