30 jun. 2013

bizcocho de natillas


Tanto las natillas como los flanes de sobre siempre han sido mi perdición, por lo que fué ver este bizcocho en el blog El Hada de las tartas y no me pude resisir a prepararlo, ella a su vez lo vio en el blog Cogollos de Agua.
Y a partir de este bizcocho… la de variaciones que se pueden hacer, no deja de ser un bizcocho de yogur 1-2-3, para una próxima entrada haremos uno como este, al que añadiremos crema pastelera y fresas.


ingredientes
3 huevos tamaño "L"
150 g de azucar (1 envase y medio

   de yogurt)
100 g de aceite de girasol (1 envase

   de yogurt)
1 yogurt griego
165 g de harina
1 sobre de preparado de natillas, 44 g
1 sobre de levadura en polvo, 16 g
azucar avainillado para espolvorear









elaboración

Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos un molde, en mi caso he usado uno profundo y redondo de 20 cm de diámetro, lo espolvoreamos con un poco harina, eliminando el exceso de esta, golpeando un poco el molde.


En un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas lo batimos bien hasta conseguir que blanqueen, a continuación añadimos el aceite y el yogur mezclándolo bien con lo anterior, cuando lo tengamos integrado añadimos la harina tamizada junto con la levadura, y el preparado de natillas. Volvemos a mezclar con ayuda de una cuchara de madera o espátula.
Vertemos esta masa en el molde, espolvoreamos con el azúcar avainillado y lo horneamos durante 35-40 minutos, antes de sacarlo comprobamos que está hecho metiendo una varilla en el centro. Lo dejamos reposar fuera del horno y dentro del molde unos 5 minutos, después lo desmoldamos y dejamos 
enfriar sobre una rejilla.






26 jun. 2013

batido de frutas rojas


Un batido perfecto para los días de calor y que como mejor está es recién hecho, así que, para no tener que enfriarlo después, será una buena idea tener las naranjas y los yogures bien fríos en la nevera.
Te invito a tomar un vaso...







ingredientes
2-3 naranjas de zumo
1 plátano maduro
125 g de moras congeladas
250 g de fresas
2 yogures naturales
3 cucharadas de azúcar













elaboración

Una vez lavadas las fresas, las partimos en trocitos y las dejamos macerar unos minutos con el azúcar. Si en lugar de moras congeladas tenemos frescas, las ponemos también a macerar junto con las fresas.
Ponemos en el vaso de la batidora las moras congeladas con un poco de zumo de naranja, batimos hasta obtener un puré y lo colamos para quitar todas las pepitas.



Una vez colado lo vertemos de nuevo en el vaso de la batidora y añadimos el resto de zumo de naranja, las fresas junto con el jugo de la maceración, los yogures y el plátano troceado y batimos otra vez hasta conseguir que todo esté bien triturado. Si nos queda muy espeso lo corregimos con más zumo de naranja y si por el contrario nos queda muy líquido se puede añadir unas galletas María.



Y si os ha gustado y no teneis moras, acordaros cuando llegue su temporada de daros un paseo por el campo, recolectar unas cuantas y además de hacer batidos, helados, mermeladas y demás... congelarlas, para ello, se lavan sin dejar en remojo, se secan con papel de cocina o se dejan secar al aire bien extendidas, se meten en el congelador extendidas en una superficie lisa dejando espacio entre ellas, y una vez congeladas, se juntan todas en un taper o en bolsas de congelación, quedan estupendas.



24 jun. 2013

croquetas de jamón serrano



ingredientes
150 g de jamón serrano
50 g de harina
50 g de mantequilla
500 ml de leche
1/2 cebolla
aceite y sal

elaboración

En una sartén con un poco de aceite ponemos a pochar la cebolla bien picadita, en cuanto esté tierna y empiece a tomar color, añadimos el jamón bien picadito y lo rehogamos un poco. Escurrimos bien.




Para la besamel, ponemos a fundir la mantequilla en un cazo pequeño, sin que se caliente demasiado, le añadimos la cebolla, el jamón bien escurrido y la harina que rehogamos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche, sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, así hasta terminar la leche, probamos el punto de sal para no pasarnos ya que el jamón ya la aporta. Cocinamos la besamel a fuego suave durante unos 15-20 minutos como mínimo, con cuidado de que no se nos pegue al fondo de la cazuela.
Ponemos esta masa a enfriar en una fuente, formando una capa de por lo menos un par de centímetros para después formar mejor las croquetas. Lo cubrimos con papel transparente de cocina, y para que no se forme costra y para que no halla condensación tiene que estar en contacto con la masa, dejamos enfriar en la nevera, mejor durante toda la noche, y una vez fría formamos las croquetas, que pasamos por harina, huevo batido y pan rallado, y las freímos en aceite bien caliente en el momento de comerlas, cuando estén doraditas las sacamos y dejamos escurrir en papel de cocina. 




Admiten perfectamente la congelación, por lo que podemos hacer cantidad y así poder tenerlas siempre a mano. Para ello las congelamos encima de una superficie dura, que no se toquen, una vez congeladas se ponen todas en una bolsa, intentando sacar bien el aire.

Si sustituimos la cebolla por puerro quedan también estupendas.

21 jun. 2013

bizcocho de frutos secos


Este bizcocho se llama vasilopita, y es un pastel de Año Nuevo griego. Es una receta que se elabora tradicionalmente poniendo una moneda en la masa y según la leyenda la persona que reciba la ración con la moneda tendrá buena suerte el siguiente año, un estilo al haba de los roscones de reyes de aquí.



ingredientes
125 g de mantequilla reblandecida
275 g de azúcar extrafina
un poco de ralladura de limón
3 huevos tamaño "L"
150 g de harina corriente
75 g de harina leudante
125 ml de leche
1 g de bicarbonato
20 ml de zumo de limón
35 g de nueces picaditas
35 g de pistachos picaditos
35 g de avellanas picaditas

para la cobertura

15 g de nueces picaditas
15 g de pistachos picaditos
15 g de avellanas picaditas
azúcar glas para espolvorear


elaboración

Forramos con papel de hornear el fondo y los lados de un molde redondo y profundo de 22 cm. Precalentamos el horno a 180-190 ºC.
La harina leudante se hace uniendo 100 g de harina corriente con 1 cucharadita (5 ml) de levadura royal.
Para hacer la cobertura, mezclamos los tres tipos de frutos secos.
Mezclamos los dos tipos de harina con el bicarbonato.




En un bol pequeño batimos con unas varillas eléctricas la mantequilla, la ralladura de limón y el azúcar hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Incorporamos los huevos batiendo, de uno en uno, esperando a que queden mezclados antes de añadir el siguiente. La mezcla en este punto se puede cortar, pero luego se arreglará.
Una vez bien mezclados, ponemos la mezcla en un cuenco grande y con ayuda de una cuchara de madera incorporamos en un par de tandas la harina tamizada y la leche. A continuación añadimos los frutos secos y el zumo de limón y mezclamos todo.
Echamos esta mezcla en el molde preparado, igualamos la superficie de la masa y repartimos la cobertura homogéneamente.





Horneamos el bizcocho 30 minutos, y luego lo cubrimos holgadamente con papel de aluminio y lo horneamos otros 40-45 minutos más. Transcurrido ese tiempo lo sacamos del horno, lo dejamos reposar dentro del molde 5 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar encima de una rejilla.
Espolvoreamos con azúcar glas antes de comerlo.




fuente: del libro, Tartas, bizcochos y pasteles caseros.

19 jun. 2013

tortilla de patata con ajetes


Estos días estoy aprovechando a sacar de borradores muchas recetas que se van quedando rezagadas, y me da rabia no editarlas cuando los ingredientes los tenemos en temporada pero a veces no queda otra. Si no tenemos ajetes la podemos preparar con ajos y perejil, que también esta estupenda.



ingredientes
700 g de patatas
275 g de ajetes
6 huevos tamaño "L"
aceite y sal




elaboración
Pelamos las patatas, las lavamos, secamos y partimos, como siempre aquí cada uno tiene su forma, yo las lamino procurando que sean del mismo tamaño. Después las ponemos en una sartén con aceite, para las tortillas yo uso de girasol, las salamos y las dejamos a fuego fuerte al principio, para que la patata vaya cogiendo color, y luego bajamos el fuego para que terminen de hacerse. Una vez hechas las escurrimos bien.





En una sartén ligeramente engrasada salteamos los ajetes limpios y picados, hasta que estén pochaditos y les ponemos un poco de sal.
Cascamos los huevos en un bol y los batimos ligeramente, yo no les pongo sal. Añadimos las patatas, los ajetes, y lo mezclamos todo. 

Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y cuando esté bien caliente echamos la mezcla del bol. Vemos que los huevos comienzan a cuajarse por los bordes, por lo que iremos moviendo la mezcla de los bordes hacia dentro como si fuera un revuelto, hasta que veamos que el huevo no nos va a escurrir demasiado al darle la vuelta, con ayuda de una espumadera vamos redondeando los bordes y dejamos cuajar por ese lado, en cuanto la tortilla se mueva en la sartén la damos la vuelta y dejamos que se haga por el otro lado. Cuajarla más o menos va al gusto de cada uno.





Como variante de esta tortilla os propongo preparar unas tortitas o como os he puesto más arriba hacerla con ajos y perejil.



17 jun. 2013

empanada de anchoas



La empanada, al igual que su versión pequeña la empanadilla, es un plato con éxito asegurado cualquiera que sea la manera de prepararla, en casa hasta ahora lo más habitual era hacerla con masas compradas, pero con lo fácil, rápida y estupenda que queda la masa de empanada Tito´s ya pocas más voy a comprar.
El relleno como veis es una piperrada con anchoas, pero podemos hacerlo con cualquier otro pescado (sardina, bonito, verdel, bacalao...), por supuesto también con carne o marisco e incluso de embutidos o verduras.


ingredientes
200 g de anchoas limpias
100 g de cebolla
75 g de pimiento verde
100 g de pimiento rojo asado
100 g de salsa de tomate
1 diente de ajo
aceite y sal
450 g de masa de empanada
huevo batido








elaboración

Limpiamos las anchoas, las descabezamos y eliminamos las tripas, con cuidado de no romperlas mucho las abrimos y retiramos la espina central y las laterales, también eliminamos la cola, si se separan los filetes no pasa nada.
Para el sofrito o pipirrada ponemos a calentar en una sartén un poco de aceite y rehogamos las verduras cortadas al gusto. Primero la cebolla, y cuando empieza a hacerse un poco, añadimos el diente de ajo también picado y luego los dos tipos de pimientos. Dejamos que todo se rehogue suavemente. Cuando la verdura esté en su punto añadimos la salsa de tomate y dejamos hacer todo otros 5-10 minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.





Mientras se enfría el sofrito hacemos la masa, y una vez formada la dividimos en dos partes, una algo mayor que otra. Estiramos la porción mas grande hasta dejarla de tamaño un poco mayor que el molde elegido, yo la he hecho en uno de 26 cm. Con la masa estirada forramos el molde, ligeramente engrasado o cubierto con papel de horno, dejando colgar el sobrante de masa. Pinchamos con un tenedor toda la superficie y distribuimos la mitad de la piperrada, encima colocamos los filetes de anchoa sazonados y para acabar los cubrimos con el resto del sofrito. Tapamos con el otro trozo de masa estirada, si es necesario recortamos los bordes, y doblamos el borde inferior sobre el superior para sellar ambos trozos. Con los restos de masa decoramos la empanada.



Pinchamos la parte superior para dejar salir el vapor y ya solo nos queda pintar la superficie con huevo batido y meterla en el horno precalentado a 180-190 ºC durante 30-40 minutos. La desmoldamos con cuidado y la dejamos enfriar sobre una rejilla. Hay que asegurarse de que la base quede bien cocida, y si la superficie coge demasiado color la cubrimos con papel de aluminio.






14 jun. 2013

batido rojo


Un batido que en un principio lo había pensado sólo para los mayores, pues daba por hecho que los críos no se iban a dignar a probarlo, y como me suele pasar, me equivoqué, aunque sólo a medias ya que el mayor pasó pero al pequeño le gusto mucho, si me descuido ni lo pruebo.


12 jun. 2013

bizcocho de kefir con platano y chocolate



Este es el archiconocido bizcocho de yogur, el bizcocho 1-2-3, pero en el que he sustituido el yogur por kefir, y he añadido plátano y chocolate negro partido en trocitos, una combinación que gusta mucho en casa y que me sirve para dar salida a esos plátanos que no quiere nadie, pues muy maduros, no los quiere nadie.


10 jun. 2013

porrusalda


Una receta tradicional de la cocina vasca, un plato sencillo que se consigue con muy pocos ingredientes, patatas, puerros y aceite, un guiso del todo saludable y perfecto para todo el mundo. En su preparación, según los diferentes territorios y los distintos fogones puede llevar también zanahoria o calabaza y si  se le añade bacalao tendremos lo que algunos cocineros llaman "porrusalda ilustrada" una opción también muy extendida.
A mí me gusta que lleve bacalao, pero mis chicos prefieren que sea sin más "porrupatata", aun así de vez en cuando me doy una pequeña licencia, como es el caso de hoy.


ingredientes
4 patatas medianas (500 g)
2 puerros (200 g)
800-1000 ml de agua
aceite
1 trozo de bacalao desalado












elaboración
Ponemos un poco de aceite en una cazuela y cuando esté caliente echamos los puerros limpios y picados, sazonamos, ojo con la sal si vamos a poner bacalao, y dejamos que se rehoguen a fuego suave, pero sin dejar que tomen color. Después, cascamos en trozos las patatas peladas y las rehogamos unos minutos. A continuación lo cubrimos con agua, y lo dejamos cocer durante 20-25 minutos hasta que la patata esté hecha.



Si nos decidimos y ponemos bacalao, que ya estará desalado, lo incorporamos a media cocción de las patatas. Y así mismo si queremos añadir zanahoria o calabaza la rehogamos junto con los puerros.






8 jun. 2013

helado de ciruela de cojón de fraile


En la huerta hay un ciruelo de ciruelas de cojón de fraile, ¿será por la forma ovoide que tienen? vamos a pensar que sí, la verdad es que son ciruelas muy carnosas y muy ricas tanto para comerlas crudas, como para hacer mermelada y por supuesto helados... y sin olvidarnos de la opción de secarlas y así tener ciruelas pasas para las compotas.
Con fruta, uno de los primeros helados que hice fue de frambuesa siguiendo la receta del blog "La Cocinika De Ana", y como el resultado es bueniiiisimo, con solo cambiar la fruta se consiguen helados ricos, ricos.


ingredientes
250 gr de ciruelas de cojón de fraile
200 gr de nata de montar
1 yogur griego
2 cucharadas de mermelada de ciruela de cojón de fraile
50 gr de azúcar
30 gr de azúcar invertido






elaboración
Lavamos las ciruelas, las retiramos el hueso y una vez partidas las ponemos en un cazo junto con el azucar, a fuego suave hasta tener un puré, que trituramos y dejamos enfriar.
Montamos la nata, que debe de estar bien fría.


En un bol ponemos el yogur griego junto con el azúcar invertido, la mermelada de ciruela y el puré de ciruelas que tenemos en espera, mezclamos bien y vamos incorporando la nata montada con suaves movimientos envolventes, para que no se baje. Esta mezcla se tiene que enfriar bien, por lo que la ponemos unas cuantas horas en el frigo bien cubierta.
Una vez bien fría es el momento de ponerla en la heladora hasta tener la consistencia deseada, tras lo cual vertemos en un molde y guardamos bien tapado en el congelador.


Para hacer la mermelada de ciruela, por cada kilo de fruta yo pongo tres cuartos de kilo de azúcar.



5 jun. 2013

cardo con almejas y langostinos






ingredientes
500 g de cardo cocido y escurrido
2-3 dientes de ajo
un chorrito de vino blanco
1 cucharadita de harina
350 g de almejas
200 g de langostinos
2-3 cucharadas de aceite
perejil fresco picado
sal
caldo








elaboración
Partimos del cardo ya cocido, si te interesa ver como se limpia y se cuece, no tienes más que pinchar en este enlace como cocer el cardo.
Pelamos los langostinos y con las cabezas y cáscaras hacemos un poco de caldo.
Ponemos las almejas en agua con sal durante un rato, para que suelten la arena que puedan tener y después las lavamos bien.
 Una vez limpias las ponemos en una cazuela con tapadera a fuego fuerte con un poco de vino blanco. Según se vayan abriendo las sacamos para que su carne no quede correosa y las reservamos en un plato, podemos retirar la cáscara, esto a gusto de cada cual. El caldo resultante de su cocción no lo tiramos, lo filtramos y reservamos.



En una cazuela amplia y baja echamos unas 2-3 cucharadas de aceite, ponemos el ajo picadito a rehogar y en el momento que este "baile", cuidando de que no se dore mucho, añadimos la harina, que cocinaremos unos segundos. Añadimos el caldo resultante de abrir las almejas y un poco del caldo de cocer las cabezas y las cáscaras de los langostinos, nos tiene que quedar una salsa ligada y clarita. Echamos un poco de perejil picado e incorporamos el cardo cocido y escurrido, cuando haya cogido temperatura, agregamos los langostinos y las almejas, removemos y en cuanto veamos que los langostinos se ponen sonrosaditos añadimos otro poco de perejil y ya tenemos lista la cazuela para servir.



3 jun. 2013

croquetas de anchoas y piquillos


Para hacer croquetas diferentes a las habituales no hay mas que acercarse a cualquier tienda gourmet con platos preparados... y seguro que por lo menos una idea nos llevamos a casa.

2 jun. 2013

empanada de champiñón


Este hojaldre lo hizo mi hermana después de ver en la tele a Arguiñano hacer un milhoja de champiñones, le gustó la combinación de ingredientes y la versionó a su manera.
Y como su recetario particular cae en mis manos cada vez que nos vemos, de hecho aún tengo muchas de sus recetas por editar, y como aún me quedaban los últimos ajetes de la huerta, me puse a la tarea con un resultado estupendo. Además me ha recomendado para cuando no haya ajetes sustituirlos por tiras de pimiento rojo asado y añadir queso.
Además de hacerla con hojaldre como veis he hecho una empanada chiquitita para aprovechar un poco de masa que tenía congelada. Esta masa de empanada es la archiconocida masa Tito`s, que días atrás por fin había salido de la lista de pendientes y con un resultado también estupendo. Fácil y rápida pues sólo nos llevará el tiempo de unir los ingredientes, ya que no necesita levado. 

ingredientes
125 g de ajetes
jamón cocido en lonchas
350 g de champiñones
1 calabacín (330 g)
1 lámina de hojaldre
130 g de masa de empanada
huevo batido
aceite y sal











elaboración

Picamos los ajetes y los ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite. Pelamos el calabacín y lo troceamos en láminas, como para tortilla, y lo añadimos a la sartén. A continuación limpiamos y picamos los champiñones finamente y también los agrégamos. Lo cocinamos todo a fuego suave hasta que quede bien pochadito. Sazonamos y si hiciera falta lo dejamos escurrir. Dejamos enfriar, para evitar que luego el hojaldre se humedezca. 

Extendemos la masa de hojaldre sobre papel de hornear y la partimos en dos o cuatro trozos, según hagamos una empanada o dos. Sobre la lámina que hace de base colocamos, sin llegar a los bordes, las lonchas de jamón york y encima la farsa de ajetes, champis y calabacín, todo esto lo cubrimos con la lámina que hace de tapa del hojaldre. Sellamos ambas partes, pellizcando hacia dentro la parte inferior del hojaldre sobre el superior, pintamos toda la superficie con huevo batido y lo introducimos en el horno precalentado a 200 ºC, durante unos 25 minutos.




Para la empanada dividimos en dos partes nuestro trozo de masa, una algo mayor que otra. Estiramos con el rodillo la porción mas grande de masa hasta dejarla del tamaño y forma deseado, con ayuda de un rodillo la colocamos sobre un molde y pinchamos con un tenedor toda la superficie. A continuación distribuimos el jamón y la farsa sin llegar a los bordes y la cubrimos con el otro trozo de masa estirada, 
si es necesario recortamos un poco los bordes, y doblamos el borde inferior sobre el superior para sellar ambos trozos. Con restos de masa decoramos nuestra empanada.



Pinchamos la parte superior para dejar salir el vapor y ya solo nos queda pintar la superficie con huevo batido y meterla en el horno precalentado a 190 ºC durante 30-35 minutos. La sacamos del horno con cuidado y la dejamos templar sobre una rejilla. Hay que asegurarse de que la base queda bien cocida, por lo que si la superficie coge demasiado color la cubrimos con papel de aluminio.