31 may. 2013

milhojas de berenjena con tomate y piquillos


Siempre que edito una lasaña, milhojas o pastel, hecho con calabacín o con pencas de acelga, os digo que con berenjena se hacen de la misma manera y aquí tenéis la muestra de ello, claro está con otro relleno, el cual se puede poner tanto con el calabacín como con las pencas de acelga.


ingredientes
berenjenas
salsa de tomate
pimientos del piquillo
queso rallado
harina
huevo batido











elaboración
La cantidad de ingredientes variará según el molde que rellenemos y las capas que pongamos.
Cortamos la berenjena en rodajas alargadas no demasiado gruesas (con piel), las salamos y las colocamos durante media hora sobre un escurridor para que suelten el agua. Las secamos con un trapo o papel de cocina y las albardamos, es decir las pasamos por harina, se elimina el exceso, después por el huevo batido y las freímos en aceite bien caliente hasta que se doren, de este modo se sella la superficie impidiendo que la grasa penetre dentro. Sacamos las lonchas de berenjena a medida que se vayan haciendo y las ponemos a escurrir sobre papel absorbente sin amontonarlas. 





A continuación montamos la lasaña o milhoja para ello ponemos una capa de berenjenas, las cubrimos con salsa de tomate y encima una capa de pimientos del piquillo, así tantas capas como queramos, acabando con berenjena. Espolvoreamos queso rallado y lo introducimos en el horno a gratinar, a unos 200 ºC, hasta que la superficie se haya dorado ligeramente. 
Para montar bien las capas, colocamos en la fuente las láminas de berenjena ligeramente superpuestas, alternando el sentido en cada capa. Es decir, si preparamos la primera capa con las láminas en vertical, extendemos la segunda capa en horizontal para que queden bien repartidas. 


fuente: Itziar y M.ª Jose, gracias chicas, no dejéis de mandarme más propuestas.



30 may. 2013

como cocer cardo


Aquí como en todo cada uno tiene su manera, esta es la mía. Como vereis yo en ningún momento añado limón ni ninguna otra cosa, me gusta que mantenga su sabor natural, igual no queda tan blanco pero...
Preparamos un recipiente con agua fría donde echaremos los trozos de cardo según los vayamos limpiando, de manera que no tengan tiempo de oscurecerse por estar en contacto con el aire. Ponemos en una olla o cazuela abundante agua con sal a hervir.
Para limpiar el cardo soltamos y eliminamos con un cuchillo las pencas exteriores más duras. Cuando sólo quede la parte central, más blanca, cada penca la cortamos en 2-3 trozos de 12/14 cm de largo, dependiendo, claro está del tamaño del cardo y de la receta que vayamos a preparar. 

Una vez que tengamos este paso hecho, a cada trozo de penca le vamos quitando con un cuchillo afilado los hilos que tienen por el lado ondulado, igual que hacemos con las pencas de acelga, y la telilla que tienen por el otro lado. A medida que las vamos limpiando, hacemos trozos de unos 5 cm, o al gusto y los ponemos en el recipiente que tenemos con agua bien fría.

Si vamos a preparar las pencas rellenas, este paso de trocearlas nos lo saltamos.
Una vez limpio y troceado, ponemos los trozos en la olla o cazuela que tenemos con el agua hirviendo. Tienen que quedar bien cubiertas de agua, y para que en ningún momento estén en contacto con el aire, cubrimos la cazuela u olla con un trozo de papel de cocina. 

Dejamos cocer hasta que el cardo esté hecho, pero sin sobrecocerlo, una vez hecho, lo dejamos enfriar dentro del mismo agua, sin quitar el papel de cocina y si no lo cocinamos ese mismo día, una vez frío lo metemos en la nevera.
Si lo vamos a preparar lo escurrimos y listo para preparar la receta elegida.
De esta misma manera podemos cocer las pencas de acelga, alcachofas y borrajas.

También lo podemos cocer en la olla rápida, una vez limpio y troceado, lo metemos en la olla, que tiene agua y sal, la tapamos y cuando suba la válvula o empieze a salir el vapor según la olla contamos 4-5 minutos.




28 may. 2013

pastel de pencas de acelga con jamón y queso



Un pastel, lasaña de verdura, que podemos dejar montado y meterlo al horno en el momento de servir, y cambiando el relleno la de variaciones que podemos hacer, este de jamón es uno de los más socorridos pero también podemos hacerlo con bonito, langostinos, morcilla, de carne picada...
Puedes cambiar las pencas por calabacín en láminas o por berenjenas y montar el pastel lasaña de igual manera. 



ingredientes
9-12 pencas de acelga 
 jamón cocidoqueso en lonchas
queso rallado

elaboración
La cantidad de pencas variará según lo anchas que sean estas, según el molde que rellenemos, importante que este pueda ir al horno, yo he utilizado un molde de 17x17, y según las capas que pongamos, yo tres capas de pencas.
Separamos las pencas de las hojas verdes de las acelgas, las lavamos, las quitamos los hilos y las ponemos a cocer en agua hirviendo con sal. Una vez cocidas las escurrimos y dejamos templar.




Las rebozamos, para ello las pasamos por harina, por huevo batido y las freímos en una sartén con aceite bien caliente. A medida que las sacamos de la sartén las dejamos escurrir sobre un papel de cocina. 



Para montar nuestra lasaña, en el molde elegido, ponemos una capa de pencas de acelga rebozadas, las cubrimos con salsa de tomate, con queso en lonchas y con jamón, de nuevo capa de pencas, salsa de tomate, queso y jamón, y terminamos con con una capa de pencas de acelga que cubrimos con queso rallado. Metemos a gratinar en el horno durante unos minutos y listo para cortar raciones. En esta ocasión nuestra guarnición son unas guindillas verdes fritas.




Para montar bien las capas, colocamos en la fuente las pencas ligeramente superpuestas, alternando el sentido en cada capa. Es decir, si preparamos la primera capa con las pencas en vertical, extendemos la segunda capa en horizontal para que queden bien repartidas. 








27 may. 2013

tortilla de patata con alcachofas y setas



Una tortilla que si no queremos que pierda presencia, que no sabor, la tenemos que comer recién hecha pues de lo contrario se oscurecerá.


ingredientes
8 huevos
500 g de patatas
200 g de cebolla
150 g de setas frescas
6 alcachofas
2-3 dientes de ajo
perejil fresco picado
1-2 lonchas de jamón serrano

aceite y sal








elaboración

Pelamos la cebolla y la cortamos en trozos finos. A continuación pelamos las patatas, las lavamos, secamos y picamos, aquí cada uno tiene forma, yo las lamino procurando que sean del mismo tamaño. En una sartén con aceite, para las tortillas yo uso de girasol, ponemos las patatas y la cebolla, salamos y se dejan a fuego fuerte al principio, para que la patata vaya cogiendo color, no tiene que quedar ni frita ni cocida, luego bajamos el fuego hasta que termine de hacerse. Una vez hechas las escurrimos bien.
En otra sartén hacemos las alcachofas salteadas, y en otra las setas.
Para hacer las setas las lavamos bajo en grifo, no las sumergimos en agua, las escurrimos, y las ponemos, una vez troceadas, en una sartén con un poco de aceite caliente en el que hemos puesto un diente de ajo picadito. Salamos y las cocinamos hasta que se evapore todo el agua que sueltan. Reservamos.



Cascamos los huevos en un bol y los batimos ligeramente sin que se forme espuma así la tortilla nos quedará más jugosa, yo no les pongo sal. Añadimos las patatas con la cebolla, las setas y las alcachofas salteadas, y lo mezclamos todo.

Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y cuando esté bien caliente echamos la mezcla del bol. Vemos que los huevos comienzan a cuajarse por los bordes, por lo que iremos moviendo la mezcla de los bordes hacia dentro como si fuera un revuelto, hasta que veamos que el huevo no nos va a escurrir demasiado al darle la vuelta, con ayuda de una espumadera redondeamos los bordes y dejamos cuajar por ese lado, en cuanto la tortilla se mueva en la sartén la damos la vuelta y dejamos que se haga por el otro lado. Cuajarla más o menos va al gusto de cada uno.



fuente: receta vista en la revista "pronto"



25 may. 2013

canelones rellenos de puerros a la crema


En una entrada anterior los puerros a la crema iban en una cazuelita con huevo, hoy son el relleno de unos canelones, una alternativa excelente a los rellenos de espinacas o a los clásicos rellenos de carne.



24 may. 2013

salsa de pimientos del piquillo



Una salsa bien fácil y rápida de hacer, y que nos servirá para acompañar tanto carnes como verduras o pescados.


22 may. 2013

pimientos verdes rellenos de morcilla


Pimientos que hoy nos servirán de guarnición a una crema de alubias, pero que solos son un aperitivo estupendo, y ¿que os parece si para ello una vez rellenos los ponemos en tempura? de pecado...



ingredientes
225 g de morcilla de Burgos
8-10 pimientitos verdes
aceite y sal
crema de alubias
berza cocida

guindillas en vinagre











elaboración
Limpiamos bien los pimientos, los secamos, los abrimos a lo largo sólo por un lado y con mucho cuidado para no romperlos, les retiramos las semillas, conservando el rabito.
A la hora de preparar la morcilla para el relleno tenemos varias opciones, una de ellas es quitarla la piel, desmenuzarla y saltearla en un poco de aceite. Otra forma es asarla en el horno con piel incluida y desmenuzarla una vez asada. Y una última cocerla, bien sola o con la berza que acompañará también a nuestra crema de alubias. 



Para rellenar los pimientos nos ayudamos de una cucharita, y los freímos sin amontonarlos en aceite bien caliente pero sin que humee, ¡cuidado! que salpican.
Estos pimientos hay que comerlos calentitos o templados pues la morcilla al llevar manteca no es agradable comerla una vez fría. Y por supuesto a nuestro plato no le puede faltar unas guindillas en vinagre.








21 may. 2013

galletas de calabaza y chocolate


Unas galletas muy parecidas en su preparación e ingredientes a estas que además tienen avellanas.
Para hacerlas he seguido la receta del blog Kanela y Limón.



ingredientes
300 g de harina
100 g de puré de calabaza
100 g de mantequilla reblandecida
30 g de azúcar
70 g de azúcar morena
1 huevo
una cucharadita de royal
120 g de chocolate finamente picado
una cucharadita de esencia de vainilla
una pizca de sal









elaboración
Precalentamos el horno a 180 ºC.
En un bol, batimos la mantequilla junto con el azúcar a punto de crema. Incorporamos el puré de calabaza, la esencia de vainilla y el huevo, batiendo bien tras cada adición.
A continuación sobre esta preparación añadimos la harina, la levadura y la sal mezclándolo todo bien, para terminar incorporando el chocolate picado y de nuevo mezclamos hasta formar una pasta homogénea.




Con ayuda de una cuchara cogemos porciones mas o menos del mismo tamaño y los colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear dejando espacio entre ellas y las aplanamos un poco con el dorso de una cuchara o con la mano.
Metemos la bandeja en el horno durante 15-20 minutos, hasta que se doren. Después las dejamos enfriar sobre una rejilla.  



19 may. 2013

pastelitos de hojaldre rellenos de manzana


La manzana es una de las frutas que más se consume en casa. A parte de comerla cruda, como fruta de mesa, como ingrediente de ensaladas o en algún aperitivo... la comemos asada, en compota, en este caso siempre acompañada de canela y con alguna fruta pasa, un postre muy navideño pero que nos gusta hacer durante todo el año. 
Además la manzana forma parte de un sinfín de recetas de tartas, bizcochos...
En la receta de hoy con la manzana rellenamos hojaldre, un postre que no había hecho nunca y que desde que se lo vi a Miren, en su estupendo blog, blogmiren, no me canso de repetir. Al hacerlo he reducido a la mitad la cantidad de ingredientes y al hojaldre le he dado la forma de estos enrejaditos.





ingredientes
1 lámina de hojaldre rectangular
2-3 manzanas reinetas troceadas
1 cucharadita de zumo de limón
1/2 cucharadita de canela en polvo
1 1/2 cucharadita de maizena
20 g de azúcar morena
20 g de uvas pasas
huevo batido
azúcar glas










elaboración 
Cocemos las peladuras y los corazones en un poco de agua con azúcar para hacer un almibar.
Para el relleno, unimos todos los ingredientes, ¿como?, si pinchais en el enlace Miren os lo explica de maravilla.
Para hacer los enrejados cogemos la lámina de hojaldre y la cortamos en 20 rectángulos de 10x5 cm. Colocamos 10 de estos rectángulos en una bandeja de horno que previamente hemos forrado con papel de hornear, encima de cada uno extendemos un poco del relleno con cuidado de no llegar a los bordes, que antes hemos pintado con huevo batido.





Cada rectángulo que tenemos en espera lo doblamos por la mitad a lo largo y con un cuchillo hacemos unos cortes iguales y paralelos sin llegar a los bordes. A continuacion los desdoblamos y los ponemos encima del relleno. Sellamos bien los bordes y pintamos con huevo batido todos los pastelitos. Los metemos en el horno precalentado a 200 ºC durante 15-25 minutos, hasta que el hojaldre haya subido y esté doradito.




Los sacamos del horno y los pincelamos con el almibar que hemos hecho con las peladuras y corazones. Dejamos enfriar encima de una rejilla. También podemos espolvorear azúcar glas una vez que estén fríos.








17 may. 2013

bizcocho de queso de kefir


En casa cada vez tomamos más kefir, el tarrito con el que empezamos se ha convertido en tarro y bien grande, a nuestra ración diaria se va añadiendo el tener para hacer un bizcocho, para hacer un poco de queso... es un producto que no gusta a todo el mundo, pero en casa nos gusta a todos.


Cuando edité el bizcocho de nata os puse que podíamos cambiar la nata por queso, y aquí tenéis ese cambio, y como veis en el título con queso de kefir,  quien no tenga kefir, puede hacerlo con queso mascarpone o con cualquier queso en crema.


ingredientes
250 g de queso de kefir
4 huevos tamaño "L"
200 g de azúcar
220 g de harina
100 g de aceite de girasol

1 sobre de levadura en polvo
una pizca de sal








elaboración
Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos un molde, en mi caso he usado uno profundo y redondo de 20 cm de diámetro, lo espolvoreamos con un poco de harina, eliminamos el exceso de esta golpeando un poco el molde.
En un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas lo batimos bien hasta conseguir que blanqueen, a continuación añadimos el aceite y el queso de kefir, mezclándolo bien con lo anterior, cuando lo tengamos integrado añadimos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura y la pizca de sal. Mezclándola con ayuda de una cuchara de madera o espátula.



Vertemos esta masa en el molde y lo horneamos durante 35-40 minutos, antes de sacarlo comprobamos que está hecho metiendo una varilla en el centro, si esta sale limpia lo sacamos, dejamos que repose unos minutos y lo desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríe y si la varilla sale sucia lo dejamos en el horno unos minutos más, si vemos que coje mucho color en la superficie lo cubrimos holgadamente con papel de aluminio.



15 may. 2013

helado de queso fresco


Para la gente menuda la mejor manera de terminar una comida es con un helado, y no les importa que caigan chuzos de punta o haga un frío que pela. Y aunque cada uno tiene sus preferencias, a este de queso fresco no le ponen ninguna pega.


13 may. 2013

batido de arroz con leche



El arroz con leche es un postre muy popular y sencillo, lo que conlleva que cada cocina tiene su manera de hacerlo, su punto de cocción, su dulzor... 
Se puede comer caliente, templado o bien fresquito, con canela sin canela, con corteza de limón o de naranja, más o menos espeso... y con cuchara, pero hoy la vamos a cambiar por una pajita, una manera diferente de degustar este riquísimo postre.



ingredientes
800 ml leche
200 ml nata líquida
25 g de arroz de grano redondo
125 g de azúcar
un trozo de canela en rama
canela en polvo
cáscara de limón, sin lo blanco


elaboración
En una cazuela ponemos la leche junto con la nata (si no se utiliza nata, queda igual de rico pero hay que utilizar un litro de leche), el trozo de canela, la cáscara de limón y el arroz, todo esto en frío para que el arroz no se encalle.


Lo ponemos a calentar a fuego moderado y cuando se caliente bajamos el fuego. Removemos de vez en cuando para que el arroz suelte la fécula y engorde la leche. Cocemos durante 30 minutos, después añadimos el azúcar y cocemos otros 10 minutos.
Lo dejamos templar, lo trituramos, lo pasamos por un chino y lo dejamos enfriar. Lo servimos en vasos o copas, espolvoreando por encima un poco de canela en polvo. 





fuente: el arroz con leche es una receta de Eva Arguiñano y la idea del batido la he sacado del libro "Renueva tus recetas de siempre" de Xabier Gutiérrez.



11 may. 2013

sorbete de frutas


Una manera para que todos se coman una buena ración de frutas sin protestar y una manera estupenda de dar salida a esa fruta que está pidiendo a gritos salir del frutero. Te animas con un vasito...

9 may. 2013

bizcocho de nata


Hoy toca bizcocho que hace mucho que no pongo algo dulce, es un bizcocho muy conocido por casi todos y que en muchas casas se ha hecho usando la nata que salía, día a día, de la leche recién cocida y que se iba guardando en un tazón en la nevera hasta llenarlo, el cual luego servía como medida para el azúcar y la harina.
Hoy no dispongo de esa nata pero con la del supermercado, que sea de montar, sale bastante bien. Aunque yo he pesado los ingredientes, por comodidad, también lo podemos hacer usando la taza como medida.
Y si sustituyes la nata por queso crema, usando como medida una tarrina de 250 g, ya tienes otro bizcocho estupendo.




ingredientes
400 ml de nata para montar, en una taza
1 taza de azúcar, 325 g
2 tazas de harina de repostería, 400 g

una pizca de sal
1 sobre de levadura en polvo, 16 g
4 huevos tamaño "L"









elaboración

Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos un molde, yo he elegido uno redondo y alto de 26 cm, pero de igual manera se puede hacer en uno de corona. Engrasamos el molde con mantequilla hasta los bordes, lo enharinamos y eliminamos el exceso de harina, dándole unos golpecitos.



Separamos las claras de las yemas.
En un bol batimos las claras a punto de nieve, añadiendo poco a poco la mitad del azúcar, de cucharada en cucharada. Reservamos.
En otro bol batimos las yemas con el resto del azúcar, hasta obtener una mezcla espesa y cremosa. A continuación añadimos la nata y mezclamos hasta incorporarla. Tamizamos la harina, la levadura y la sal y con una cuchara de madera la añadimos poco a poco hasta tener una mezcla lisa y esponjosa. Para finalizar añadimos las claras a punto de nieve, mezclándolas con suavidad, con movimientos envolventes.




Echamos esta mezcla en el molde preparado y horneamos durante 40-50 minutos, sacamos el bizcocho, lo dejamos reposar para que se temple un poco y lo desmoldamos, dejándolo enfriar sobre la rejilla del horno.