28 mar. 2013

ensalada de pimientos del piquillo
rellenos de merluza y langostinos


Unos pimientos rellenos en frío bien facilitos y rápidos de hacer que bien solos, acompañados de una vinagreta o bien como parte de una ensalada son una delicia y si estos los he rellenado con merluza, con cabracho o con bacalao fresco quedan también de cine.



ingredientes
8 pimientos del piquillo
200 g de merluza
2 huevos cocidos

12 langostinos
salsa mahonesa
1 diente de ajo
vinagre
aceite y sal













elaboración

Confitamos los pimientos en una sartén con un poco de aceite, un diente de ajo y caldo de la conserva de pimientos. Los dejamos enfriar y el jugo que quede en la sartén lo incorporamos a la vinagreta.
Ponemos a cocer la merluza en agua caliente con un casco de cebolla y unas ramas de perejil por espacio de unos 5-7 minutos, tiempo que dependerá del tamaño del trozo elegido, no nos debe quedar seca. La sacamos del caldo, dejamos templar y la desmenuzamos. En el mismo caldo, una vez que hierva cocemos durante un par de minutos los langostinos, los enfriamos y una vez fríos los pelamos.
En un bol mezclamos la merluza desmenuzada, los langostinos pelados, el huevo picado (reservar una de las yemas para adornar la ensalada) y la mahonesa. Rellenamos los pimientos y los colocamos sobre una cama de lechuga variada y zanahoria rallada. Aliñamos justo en el momento de servir.




Para hacer el aliño mezclamos en un bol, sal, 1 parte de vinagre y 3 partes de aceite, y batimos hasta que emulsione, momento en el que añadimos el jugo de confitar los pimientos y el ajo bien aplastado.


Otra opción a los pimientos del piquillo, es hacerlo con pimientos rojos asados, una vez asados los dejamos entibiar bien tapados, los pelamos con cuidado de no romperlos, retiramos las pepitas y filamentos blancos y los cortamos en tiras anchas. A la hora de rellenarlos repartimos la preparación sobre las tiras de pimiento, las enrollamos sobre sí mismas y las colocamos encima de la lechuga.







27 mar. 2013

ensalada con pechuga de pollo en escabeche


Una ensalada donde aprovechamos la pechuga de pollo escabechada que os enseñé días atrás. Como en todas las ensaladas se pueden añadir o eliminar ingredientes según el gusto de cada cual o según tengamos de animada la nevera.



ingredientes
1 pechuga de pollo escabechada
champiñones en salsa
patatas cocidas
tomate de ensalada
lechuga
sal
caldo del escabeche para el aliño










elaboración
De víspera preparamos la pechuga de pollo en escabeche y los champiñones en salsa.
Ponemos a cocer las patatas en agua hirviendo con sal, durante 20 minutos, sin dejar que hierva a borbotones para evitar que se rompan, las enfriamos, las pelamos y las partimos en ruedas. Limpiamos y escurrimos la lechuga, partimos el tomate, fileteamos la pechuga, templamos un poco los champiñones y con todo ello montamos la ensalada al gusto, para aliñarla aprovechamos el líquido del escabeche.





26 mar. 2013

croquetas de chorizo

  
Estas croquetas hacen el número quince de la lista, mira que tenemos ingredientes diferentes para acompañar a una rica besamel. 

ingrediente
50 gr de mantequilla
50 gr de harina
500 ml de leche
½ cebolla pequeña
150 gr de chorizo 

aceite y sal

elaboración 
En una sartén con un poco de aceite ponemos a pochar la cebolla bien picadita, en cuanto esté tierna y empiece a tomar color, la escurrimos y reservamos. En esa misma sartén salteamos el chorizo bien picadito, lo escurrimos sobre papel absorbente y reservamos.




Para la besamel, ponemos a fundir la mantequilla, sin que se caliente demasiado, le añadimos la cebolla pochada y la harina que rehogaremos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche caliente, sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, así hasta terminar la leche y lo cocinamos unos 15 minutos. Con cuidado de que no se nos pegue, luego añadimos el chorizo que tenemos en espera, lo mezclamos todo bien y dejamos cocinar todo otros 5 minutos más.




Ponemos esta masa a enfriar en una fuente, formando una capa por lo menos de un par de centimetros para después formar mejor las croquetas. Lo tapamos con papel transparente para que no se forme costra y dejamos enfriar bien en la nevera, mejor durante toda la noche, y una vez fría formamos las croquetas, que pasamos por harina, huevo batido y pan rallado y las freímos en aceite bien caliente en el momento de comerlas, cuando estén doraditas las sacamos y dejamos escurrir en papel de cocina.



25 mar. 2013

berenjenas rellenas de carne


La berenjena es una verdura que para rellenar es perfecta, y si bien el relleno más clásico es el de carne picada por supuesto no es el único, tambien las podemos hacer rellenas, de arroz, de queso, con carne de pollo, de verduras...
Un plato para ponerse morado, en casa con este relleno gustan mucho y cuando en la huerta hay mucha cantidad, no hay ningún problema se preparan y se congela cada mitad de berenjena individualmente, para poderlas sacar del congelador en la cantidad que se quiera.



ingredientes
2 berenjenas
250 g de carne picada
1 cebolla
1 puerro
1-2 zanahorias según tamaño
pimento verde (70 g)
un trozo de pimiento rojo
queso rallado
aceite y sal
25 gr de harina
25 gr de mantequilla
500 ml de leche







elaboración

Retiramos el tallo de las berenjenas y las partimos por la mitad a lo largo, retiramos parte de la pulpa con ayuda de una cuchara pequeña y la reservamos, teniendo cuidado de no perforar la piel. Salamos las mitades de berenjena y las dejamos en un escurridor una media hora para que suelten el agua. Una vez que han soltado el agua, las escurrimos bien, las enharinamos y freímos. Cuando estén hechas las ponemos en una fuente de horno.



Para hacer la besamel, ponemos a fundir 25 gr de mantequilla, sin que se caliente demasiado, añadimos 25 gr de harina que rehogaremos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, así hasta terminar la leche, 500 ml y la cocinamos unos minutos.



Para hacer el relleno, ponemos a pochar las verduras en una sartén con un poco de aceite, todo bien picadito con un poco de sal, la cebolla, el puerro, la zanahoria y los pimientos. Cuando estén bien pochadas incorporamos la pulpa de la berenjena picada, damos unas vueltas, añadimos la carne picada y dejamos que se haga. La carne picada puede ser de lo que queramos, de pollo, de pavo, de ternera, de cerdo, mezcla de ternera y cerdo.... 
Retiramos del fuego y añadimos 2-3 cucharadas de besamel, lo mezclamos todo bien y con ello rellenamos las berenjenas. Después las cubrimos con un poco de besamel y queso rallado o tan solo con queso rallado, eso al gusto, y las gratinamos durante unos minutos en el horno. 

Y si sobra relleno, o queremos aprovechar toda la berenjena, lo hacemos en un molde y ya está...



23 mar. 2013

galletas de calabaza, chocolate y avellanas












Estas galletas han durado un suspiro, todos mis chicos se dieron un buen festín, cada paseo a la cocina suponía coger una, menos mal que son fáciles de hacer, y como todavía quedan calabazas y avellanas, por supuesto que las volveré a repetir. Para hacer estas galletas he seguido la receta del blog bocados.


ingredientes
125 g de harina de repostería
65 g de mantequilla reblandecida
1 huevo tamaño "L"
100 g de puré de calabaza
75 g de avellanas peladas
8 g de levadura química
canela al gusto
50 g de chocolate negro
40 g de azúcar moreno









elaboración
La calabaza la podemos cocer o asar, yo la he cocido, una vez cocida la escurrimos muy bien y la trituramos hasta hacer un puré espeso. Si vemos que nos queda caldoso no tenemos mas que poner el puré en una cazuela a fuego medio unos minutos y moverlo con frecuencia. Dejamos enfriar.


Precalentamos el horno a 180 ºC.
En un bol batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa, después incorporamos el huevo poco a poco hasta que quede bien mezclado. A continuación agregamos el puré de calabaza y, luego, la harina, la canela y la levadura, mezclándolo todo bien. Finalmente añadimos el chocolate y las avellanas ambos troceados.
Tapamos el bol con film transparente y dejamos que se enfríe en la nevera durante media hora.
Sacamos el bol de la nevera y con ayuda de una cuchara cogemos porciones (una idea para que nos queden todas iguales es usar una cuchara de helados y una espátula) y los colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear dejando espacio entre ellas.
Metemos la bandeja en el horno durante 20-25 minutos o hasta que se doren, si las queremos más crujientes no tenemos más que aumentar el tiempo de horno. Después las dejamos enfriar sobre una rejilla.




fuente: blog bocados


22 mar. 2013

pimientos del piquillo rellenos de carne
en salsa de tomate con piquillos


En la receta de hoy no os voy a contar como preparar los pimientos, para ello podeis mirar la receta de pimientos del piquillo rellenos de carne en salsa de setas, ya que están hechos de la misma manera, y no es cuestión de repetir el mismo modus operandi, lo único que cambia de la receta es la salsita.

21 mar. 2013

pechuga de pollo en escabeche


La técnica del escabechado es una de las muchas aportaciones de la cocina árabe a la española.
Durante mucho tiempo fué la mejor, la más delicada forma de conservación de los alimentos perecederos y hoy en día es una exquisita manera de preparar pescados, carnes o aves...
Al ser una preparación que se hace en todo el país, existen muchas variaciones dependiendo del lugar, en algunas partes a los escabeches de pescado se añade pimentón, hay lugares donde se doran o fríen en aceite las carnes o aves, mientras que en otras zonas se hacen en crudo, hay escabeches que contienen mas cantidad de aceite que aquellos otros, que además de vinagre, contienen otros líquidos como agua o vino blanco. Así que aquí tenéis cómo los preparo yo.


ingredientes
1-2 pechugas de pollo
2 partes de aceite de oliva
1 parte de vinagre
6 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 zanahoria
20 granos de pimienta
1 cebolla pequeña
sal









elaboración
Atamos la pechuga con una cuerda de cocina para que mantenga la forma y la sazonamos. Colocamos la pechuga en una olla y añadimos la cebolla pelada y en cascos, los dientes de ajo pelados y enteros, la zanahoria pelada y entera, el laurel, los granos de pimienta, el aceite y el vinagre.
Tapamos la olla y una vez que el vapor o el tapón suba, mantenemos al fuego unos 10 minutos, dejamos enfriar la olla y comprobamos que la pechuga esté tierna.
También la podemos cocer a fuego lento en una cazuela tapada, durante 20-30 minutos o hasta que pinchando comprobamos que la pechuga está tierna. 
Antes de comerla, mejor si la dejamos reposar al menos 24 horas, tras los cuales la fileteamos y servimos, por ejemplo en una rica ensalada.
El líquido del escabeche por supuesto que no se tira, lo podemos usar para aliñar ensaladas.
Y si quereis más escabeches en el blog podéis ver también sardinas en escabeche y verdel en escabeche.



20 mar. 2013

pencas de acelga rellenas de morcilla en salsa de tomate


Las pencas de acelga siempre las comemos rellenas bien en forma de pequeños bocadillos, como los de hoy, o bien en forma de pastel, lasaña o milhojas. Y si las hojas verdes siempre las preparo de la misma manera, cocidas con patata o en algún puré, con las pencas el relleno lo varío y mucho, como podéis ver por la cantidad de recetas con pencas que hay en el blog.



ingredientes
16 trozos de pencas de acelga
200 g de morcilla de arroz
pimientos asados y confitados
1 cebolla
1 diente de ajo
vino blanco
pimentón dulce
salsa de tomate







elaboración
Cortamos las pencas en trozos iguales, las limpiamos de hilos y las cocemos en abundante agua con sal hasta que estén tiernas. Una vez cocidas las dejamos escurrir y templar.

Para el relleno, picamos media cebolla y la ponemos a pochar a fuego suave en una sartén con un poco de aceite, dejando que se poche bien. A continuación añadimos la morcilla sin piel y desmigada, al principio cuesta un poco pero con el calor se va separando, mezclamos bien con la cebolla y dejamos que se sofría durante unos minutos. Retiramos del fuego y dejamos templar.




Para hacer la salsa, sofreímos el resto de la cebolla y el diente de ajo, todo bien picado. Una vez que este doradito añadimos la salsa de tomate, un poco de vino blanco, una pizca de pimentón, rectificamos de sal y dejamos cocer unos minutos.




Para rellenar las pencas, ponemos sobre cada una un poco de morcilla, un trocito de pimiento y lo cubrimos con otro trozo de penca. Estos montaditos los pasamos por harina, por huevo batido y los freímos. Según las vamos sacando de la sartén las dejamos escurrir y las servimos con la salsa de tomate caliente.

Y si os apetece más en lasaña lo tenéis aquí y si quereis con otro relleno y salsa aquí os dejo unas cuantas propuestas:

pencas acelga rellenas de langostinos con salsa de queso
pastel de pencas de acelga con bonito
pencas de acelga gratinadas rellenas de langostinos
lasaña de carne con pencas de acelga
lasaña de morcilla con pencas de acelga
pencas de acelga rellenas de jamón y queso en salsa
pencas de acelga rellenas de jamón y queso

19 mar. 2013

tortitas de patata con ajos tiernos y queso


Unas tortitas que al igual que las croquetas de besamel podemos hacer con mil variantes, perfectas para camuflar verdura o pescado y que nos pueden dar mucho juego para una cena. Si en lugar de tortitas queremos hacer croquetas de patata, tan solo hay que darles forma de croqueta, empanar y freír.





ingredientes
250 g de patata cocida
100 g de ajos tiernos
75 g de queso rallado
1 huevo tamaño "L"
champiñones en salsa

aceite, sal y pimienta











elaboración
Con estos ingredientes me han salido 9 tortitas.
Ponemos la patatas a cocer en agua con sal durante unos 20 minutos, teniendo la precaución de que el agua no hierva a borbotones para que las patatas no se rompan, una vez cocidas las quitamos el agua y las dejamos templar en la misma cazuela, cuando las podamos manipular, las pelamos y las aplastamos. En una sartén con aceite doramos los ajetes.






Mezclamos el puré de patata con los ajos tiernos, el queso rallado y el huevo, salpimentamos y formamos tortitas, las enharinamos y las freímos en poco aceite por ambos lados hasta que tomen color.

Acompañamos estas tortitas con champiñones en salsa.







18 mar. 2013

magdalenas de calabaza y chocolate


El bizcocho de calabaza está bien rico y prueba de ello es que lo hago cada dos por tres, 
unas veces sin chocolate, otras con la mitad de chocolate y otras como hoy, entero de chocolate, pero esta vez en moldes de magdalenas, para variar un poco...




ingredientes
250 g de calabaza asada
250 g de azúcar
220 g de harina tamizada
30 g de cacao en polvo
3 huevos tamaño "L"
70 ml de aceite
1 sobre de levadura en polvo











elaboración 
Asamos la calabaza pelada y troceada en una fuente de horno, y la horneamos a 200 ºC hasta que esté tierna, una media hora, pero aquí ya sabéis que cada horno es un mundo.
Una vez tierna la calabaza la dejamos enfriar, la aplastamos con un tenedor y la mezclamos con el azúcar, añadimos los huevos bien batidos, el aceite, la levadura y, poco a poco, añadimos los 220 g de harina tamizada junto con el cacao en polvo. Con una cuchara o una espátula mezclamos todo con movimientos suaves y envolventes.



Ya sólo nos queda poner las cápsulas dentro de un molde de magdalenas o dentro de flaneras, rellenarlas tres cuartas partes con la mezcla preparada y meterlas en el horno precalentado a 180 ºC durante 18-20 minutos. Comprobamos que están hechas antes de sacarlas, las dejamos enfriar sobre una rejilla,
y nos quedan tal que así... 



pastel de berenjenas y merluza


Un pastel que se puede hacer con otro pescado que no sea merluza, como abadejo, rape, bacalao... en casa gusta más una vez reposado y tirando a frío, pues ponen pega al tomate caliente, cosa que a mí me gusta, así que si os animáis a hacer esta lasaña, milhojas o como lo queráis llamar, a vuestra elección como comerlo.


15 mar. 2013

croquetas de verdel


Hay que buscar nuevas maneras de comer pescado y como estamos en temporada de verdel, ese es el pescado con el que están hechas estas croquetas. 
El verdel ahora está en su mejor momento, a buen precio y se cocine como se cocine está muy rico, siempre y cuando se consuma muy fresco. Nos aporta ácidos grasos poliinsaturados, uno de ellos el omega 3, cuyo efecto beneficioso en la reducción del colesterol y triglicéridos está probado científicamente, por lo que "es hora de cuidarse, es hora de verdel".


ingredientes
150 g de verdel limpio y sin espinas
50 g de pimiento verde
2 dientes de ajo
txakoli
35 g de harina
35 g de mantequilla
350 ml de leche
aceite y sal
huevo batido, harina y pan rallado










elaboración
Picamos el ajo y el pimiento verde y lo ponemos a pochar en una sartén con un poquito de aceite. Añadimos el verdel picado y una cucharadita de txakoli u otro vino blanco y dejamos que se haga un par de minutos, en cuanto veamos que cambia de color lo retiramos, para que nos quede jugoso, ya se terminará de hacer en la besamel.




Hacemos una besamel como siempre, para ello ponemos a fundir la mantequilla, sin que se caliente demasiado, le añadimos la harina que rehogamos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, y lo cocinamos unos 15-20 minutos. Con cuidado de que no se nos pegue, añadimos el verdel que tenemos en espera, lo mezclamos todo bien y dejamos cocinar todo otros 5 minutos más. Ponemos esta masa a enfriar en una fuente, formando una capa de, por lo menos, un par de centímetros para después hacer mejor las croquetas. Lo tapamos con papel transparente para que no se forme costra y dejamos enfriar bien en la nevera, mejor durante toda la noche, y una vez fría hacemos las croquetas, que pasamos por harina, huevo batido y pan rallado y las freímos, cuando esten doraditas las sacamos y las dejamos escurrir en papel de cocina, las podemos servir con un poco de salsa de tomate.

Con estas cantidades me han salido unas 18 croquetas... así que echar cuentas.






13 mar. 2013

rosca de chorizo


En Medina de Pomar (norte de Burgos) y en muchos pueblos de alrededor es típico merendar esta rosca el domingo de Pascua.
La rosca es una empanada, o chori-pan, aplanado con forma ovalada, y en cuyo interior, por supuesto, hay rodajas de chorizo... ese chorizo que en casa se hace en época de matanza y que se mantiene en manteca para su conservación, ahora es más frecuente envasarlos al vacío o congelarlos, pero alguno siempre se mete en manteca pensando en las roscas.



Estas roscas se venden durante todo el año en las panaderías de Medina, pero en vísperas del domingo de Pascuaaunque ahora cada vez se hace menos, las panaderías son un auténtico bullicio de gente que lleva a cocer al horno de la panadería las roscas que hacen en casa.
En casa, mi ama, ahora hace la masa y las hornea en casa pero antes compraba masa de pan en la panadería, en cuyo precio iba incluido el horneado, ya en casa se añadían los huevos, la manteca y por supuesto el chorizo. Una vez listas y a la hora que te habían dado para el horno, se llevaban al horno, bien marcadas para llevarte las tuyas y no las del vecino, y ya hacía el mediodía se iban a buscar una vez cocidas.
Ahora que nos acercamos a la Semana Santa os dejo la receta por si hay alguien que quiera ponerse al lío, aunque cualquier época del año es buena para comerla, incluso para desayunar en fiestas tras una noche de farra...



ingredientes
500 g de harina de panadería
20 g de levadura fresca
2 cucharaditas de sal
220 ml de agua (+-)
125 g de manteca de cerdo
3 yemas de huevo tamaño "L"
chorizo en rodajitas











ingredientes
En un bol ponemos la harina, la levadura fresca desmenuzada, la sal bien alejada de la levadura, las yemas de huevo y el agua (esta la iremos poniendo poco a poco, dependiendo de la harina necesitaremos un poco más o un poco menos). 
Mezclamos estos ingredientes ayudándonos con las manos, añadimos la manteca y seguimos mezclando. Volcamos la masa en la mesa de trabajo y comenzamos a amasar, hasta conseguir una masa lisa y elástica. Esta masa la colocamos en un recipiente engrasado, lo cubrimos con film, y lo dejamos a temperatura ambiente hasta que doble su volumen. Tras lo cual, volcamos la masa de nuevo en la mesa (no se añade en ningún momento más harina), la amasamos con cuidado para desgasificarla un poco y la dividimos en 2 trozos, el que haga de tapa un poco más pequeño. Cada trozo lo dejamos reposar unos minutos para relajar la masa.




Cogemos un trozo y lo estiramos a nuestro gusto, dándole forma ovalada, colocamos las rodajas de chorizo y lo cubrimos con el otro trozo de masa estirada, enroscamos los bordes y la dejamos levar de nuevo, la pinchamos con un tenedor y al horno precalentado unos 20-25 minutos a 200 ºC. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Y ahora que ya la tenemos horneada y fría a disfrutarla en familia o con los amigos.



También te puede ser útil esta otra manera de hacerla, empanada de chorizo

11 mar. 2013

cazuelitas de huevos con puerros


Una receta que está para chuparse los dedos, al menos eso es lo que pensamos todos los de casa, la cazuelita se queda pequeña y en lugar de un huevo me piden que ponga dos. Es un plato que no tiene ninguna complicación, lleva ingredientes muy básicos, por lo que no hace falta esperar a ningún evento especial para ponerla en la mesa, tan sólo coincidir los cuatro a comer.



ingredientes 
4 huevos
200 ml de nata para cocinar
160 g de puerros
150 g de queso emmental rallado
1-2 patatas (opcional)
50 g de mantequilla
1 cucharada de aceite







elaboración 

Precalentar el horno a 180 ºC.
Limpiamos bien los puerros y los cortamos en juliana muy fina (en tiritas). En una sartén ponemos la mantequilla a derretir con la cucharada de aceite y estofamos los puerros unos 10 minutos, o hasta que estén tiernos y dorados. Los escurrimos un poco.



Pelamos, lavamos, secamos las patatas y las partimos en rodajas no demasiado gruesas. Las vamos dorando en una sartén con una fina película de la grasa que nos ha sobrado de pochar los puerros. Una vez doradas las escurrimos y cubrimos con ellas el fondo de las cazuelitas, teniendo en cuenta que se puedan meter luego al horno.




En un bol mezclamos los puerros, la nata y el queso, repartimos esta mezcla en las cazuelitas, cubriendo las patatas y las metemos en el horno durante unos 12 minutos o hasta que comiencen a dorarse. Pasado ese tiempo cascamos un huevo sobre cada cazuelita y lo volvemos a meter en el horno hasta que esté cuajado, unos 4-5 minutos, cuidando de que no se nos pasen.

Sacar las cazuelitas y servir en seguida. 



Con el relleno de puerros de estas cazuelitas podemos rellenar unos canelones.



8 mar. 2013

pasteles de hojaldre rellenos de membrillo y crema pastelera


Los pasteles de hojaldre rellenos de crema pastelera son un postre de lo más popular y  que no pasa de moda, la única pega que siempre ponen en casa es que hago pocos, eso no lo dicen cuando hay... Pero está vez les he dado un toque diferente al poner también en el relleno membrillo, toda una delicia, no siempre vamos a comer membrillo con queso, no os parece.