30 jun. 2011

pudin de cabracho


Es uno de los pudines más famosos desde que Arzak lo sacó a la luz, ya hace unos cuantos añitos, no creo que haya nadie que no lo haya probado alguna vez, es muy fácil de hacer, y siempre es bien recibido en la mesa, además es una manera deliciosa de incluir el pescado en la dieta de los más txikis.

En casa decir que he comprado cabrachos, p
or aquí se les conoce también como itsaskabra o kabrarroca, enseguida lo relacionan con este pudin, pues no hay que esperar a una ocasión especial para prepararlo, a pesar de que hay que tener mucha paciencia a la hora de desmenuzarlo por la cantidad de espinas que tiene.



ingredientes
1-1,3 kg de cabracho entero
1 puerro
1 zanahoria
8 huevos
300 gr de salsa de tomate
300 ml de nata líquida
agua, sal y pimienta









elaboración 
En una cazuela con agua, cocemos los cabrachos, limpios y enteros, junto con el puerro, la zanahoria y la sal. Estarán cocidos más o menos en unos 10 minutos, cuando la carne del pescado se desprenda con facilidad de la espina. Lo dejamos templar y cuando lo podamos manejar bien, quitamos la piel y las espinas y desmenuzamos su carne. Necesitaremos 500 gr de pescado limpio.




En un bol, batimos los huevos, añadimos la salsa de tomate, el pescado desmenuzado y la nata líquida. Si queremos el pescado más fino antes de incorporar la nata lo podemos triturar con la batidora.

Esta mezcla la ponemos en un molde rectangular de litro y medio, previamente untado de mantequilla y espolvoreado con pan rallado. Lo metemos en el horno precalentado a 200 ºC, más o menos una hora, como siempre el tiempo es orientativo, antes de sacarlo comprobamos si está cuajado pinchándolo con una aguja, si esta no sale limpia lo tendremos un poco más de tiempo. Una vez frío lo desmoldamos y cortamos acompañándolo con pan tostado y salsa mahonesa o salsa rosa.






26 jun. 2011

monstruos de bizcobolas



Este mes de junio Eva del blog Club Cooking Cookies organiza el concurso "mami papi yo tambien..." y nos ha propuesto hacer estos monstruitos de bizcobolas, perfectos para una buena y divertida merienda.
Como en propuestas anteriores mis hijos se lo han pasado en grande, tardaron lo suyo... yo a este le pongo sólo un ojo, a este mucho pelo, no me gusta como queda, se lo quitaban... han disfrutado un montón, como si estuvieran modelando plastilina, pero con la ventaja de que luego se lo comieron.


ingredientes
1 petit suise o queso de untar
regalices de colores
2 magdalenas
coco rallado
fideos de colores
fideos de chocolate
bolitas de caramelo




elaboración

Lo primero, y como siempre buen lavado de manos. 

Quitamos el papel a las magdalenas y las deshacemos bien en un bol.


Añadimos unos 60 gr de queso de untar, Eva en sus monstruos usa un petit suisse, como veis ahora hay que amasar muy bien ambos ingredientes, hasta formar una bola, que como nos dice Eva nos debe quedar pegajosa, por lo que si no es así tenemos que añadir más queso o petit suisse y volver a amasar.


Iremos formando bolitas más pequeñas.


Estas bolitas las rebozamos bien en coco, en los fideos, bien de colores o de chocolate, esto a nuestra elección, Aimar como veis es lo que utilizó, también podeis usar alguna otra cosa que se os ocurra, y por último a decorar estos bichejos como cada uno quiera....



22 jun. 2011

crepes rellenos de gambas


Las crepes son unas tortitas muy finas que se elaboran con una masa hecha a base de harina, leche, huevos y mantequilla que, una vez reposada, se cuaja en una sartén antiadherente.
La masa de las crepes sirve para rellenar tanto preparados dulces como salados. Esto proporciona numerosas combinaciones a partir de la misma masa tan sólo tenemos que añadir sal o azúcar dependiendo de lo que queramos hacer, además de los diferentes rellenos también las podemos dar diferentes formas, de sobre, canutillos, canelones, en torre, cucuruchos... Parece una receta complicada pero no lo es.


ingredientes 

para las crepes 

1 huevo
125 ml de leche
65 g de harina
25 g de mantequilla
sal
tinta de chipirón

para el relleno 

70 gr de puerro
1 cebolleta mediana
25 gr de ajos tiernos 

200 gr gambas peladas
1 cucharadita de harina
150 ml de leche

para la salsa

½ cebolla

½ puerro

1 diente de ajo

cáscaras y cabezas de 8-10 gambas
salsa de tomate

harina

agua o caldo de pescado

un poco de brandy o vino blanco
sal

elaboración
Para hacer el relleno 
Picamos el puerro, la cebolleta y los ajos tiernos. Los ponemos a pochar en una sarten con aceite y sal. Cuando lo tengamos pochado añadimos las gambas peladas, las saltemos y añadimos una cucharadita de harina, que rehogaremos un poco para que no sepa a crudo y vamos añadiendo la leche, no se trata de hacer una besamel espesa, sino de ligar los ingredientes. Probamos y si hace falta podemos añadir un poco de sal.

Para hacer la salsa 

Calentamos un poco de aceite en un sartén y ponemos a pochar el diente de ajo picado con la cebolla y el puerro también picados. Cuando estén bien dorados, añadimos las cabezas y cáscaras de las gambas (que cojan color) echamos el brandy, que podemos flambear pero con sumo cuidado y CON LA CAMPANA APAGADA. Añadimos una cucharadita de harina que rehogaremos un poco pero sin que llegue a tomar color, agregamos la salsa de tomate, unas 4 cucharadas y 250 ml de agua o caldo de pescado. Sazonamos y dejamos cocer durante 15-20 minutos. Lo pasamos por un pasapuré y si lo queremos más fino por un colador de rejilla fina, si hace falta echamos más agua y dejamos cocer unos minutos más.



Para hacer las crepes 
Se pone la leche en el vaso de la batidora y se le añade el huevo, la mantequilla fundida, una tinta de chipirón, la sal y la harina. Se bate todo con la batidora hasta formar una masa homogénea, tiene que quedar lisa pero no espesa. La podemos colar para eliminar cualquier grumo que nos haya podido quedar. Esta masa la dejamos reposar por lo menos media hora. 

Se pone a calentar una sartén antiadherente, engrasada ligeramente con un poco de mantequilla, a fuego suave para que la crepe no se cuaje demasiado rápido y de modo desigual.
Dejamos caer en el centro de la sartén 1-2 cucharadas de masa, la extendemos bien para que cubra el fondo de la misma. Se acerca la sartén al fuego y cuando la masa empiece a hacer burbujas o se desprenda sin dificultad de la sartén, se le da la vuelta y se dora por el otro lado. Continuamos de la misma manera hasta terminar con la masa. Normalmente, la primera crepe se deshecha porque absorbe mucha grasa. Para que se mantengan calientes y no se resequen, a medida que las vamos haciendo, las vamos poniendo en una cazuela tapada.

Para rellenar las crepes 

En cada crepe ponemos una porción de relleno. Las enrollamos formando un rulo, las pasamos a una fuente de horno y las horneamos durante 3-4 minutos. Las servimos con la salsa.

Fuente: Karlos Arguiñano




19 jun. 2011

Brevas con cerezas, pistachos y foie



Estamos en plena temporada de brevas, después vendrán lo higos pues la higuera tiene dos floraciones, de la primera salen las brevas y de la segunda los higos, las brevas tienen forma de pera, son más grandes y más oscuras que los higos, cuando están maduras su piel se agrieta, por lo que es el momento ideal para consumirlas.
Normalmente las tomamos como postre en forma de fruta fresca, acompañadas de alguna salsa dulce, helado... hoy he preparado un entrante, muy fácil y muy rico. Uno como veis utilizando dos frutas de temporada, la breva y la cereza, es una receta de Xabier Gutierrez, la cual escuché el pasado sábado en la radio, y el otro con queso de cabra y nueces.























brevas con cerezas, pistachos y foie
ingredientes 
4 brevas maduras
100 gr de cerezas
30 gr de pistachos tostados
50 gr de foie en tarrina
una pizca de aceite
unas gotas de limón
sal y pimienta

elaboración 

Hacemos una breva por persona, la cantidad de los otros ingredientes variará un poco según el tamaño de las brevas, pero si nos sale más relleno, podemos preparar unas tostas.




Lavamos las brevas con cuidado y las secamos delicadamente con un trapo. Las partimos a lo largo y las ponemos a dorar en una sartén con una pizca de aceite durante unos pocos minutos, las dejamos templar y cuando las podamos manejar sin quemarnos, las vaciamos con ayuda de una cucharita y las reservamos. La pulpa que sacamos la ponemos en un bol, junto con las cerezas partidas y sin hueso, los pistachos partidos y por supuesto pelados, el foie en dados, unas gotas de limón, sal y pimienta.




Con todo esto rellenamos las brevas que colocamos en una fuente de hornear y las metemos en el horno a 230 ºC durante un minuto, tan sólo para que se templen un poco.

Con esta receta de brevas con cerezas, pistachos, cerezas y foie, participo en el concurso de aperitivos y entrantes que ha organizado Lidia del blog atrapada en mi cocina, que celebra su primer cumpleblog. Podeis participar hasta el 27 de junio.




Y junto con el entrante anterior, también preparé este con queso de cabra, es igual de sencillo y también nos gustó mucho.


brevas con queso de cabra y jamón



De igual manera se limpian y secan las brevas con cuidado, se cortan en dos a lo largo y se doran en la sartén con un poco de aceite, se vacían. La pulpa que sacamos, la ponemos en un bol junto con el queso de cabra partido en daditos (una ruedita por media breva) y un poco de jamón picado. Rellenamos las brevas, las colocamos en una fuente de horno, las ponemos encima una tira de jamón y media nuez y las horneamos, a horno fuerte unos 230 ºC, justo para templarlas.



17 jun. 2011

arroz con mojojones



El arroz es uno de los cereales más consumidos en todo el mundo y que combina perfectamente con todos los alimentos, carnes, pescados, verduras... hoy lo he hecho con mojojones (mejillones), el marisco más popular y barato que existe y que podemos encontrar en el mercado durante todo el año.
Normalmente lo preparo con verduras, pero como hacía tiempo que no lo preparaba bien con chirlas o bien con mojojones, hoy por fin lo he hecho, el resultado como siempre, delicioso.


ingredientes
350 gr de arroz de grano medio
1 kg de mejillones
1 cebolleta
4 dientes de ajo
perejil picado
3 cucharadas de salsa de tomate
900 ml de caldo + agua
aceite y sal




elaboración
Limpiamos perfectamente los mejillones, les quitamos las barbas y les raspamos sus cáscaras para eliminar cualquier resto de suciedad. Retiramos los que estén abiertos o con la cáscara rota. Los ponemos a cocer tapados, en una cazuela amplia con dos vasos de agua, a fuego vivo. A medida que se vayan abriendo los retiramos de la cazuela, pues si cuecen demasiado se quedan cauchosos. Cuando no quede ninguno en la cazuela, filtramos el caldo y lo guardamos. Retiramos la cáscara superior de cada uno de los mejillones.



Ponemos a calentar el caldo de los mejillones filtrado, al que echaremos agua hasta completar los 900 ml de caldo.
En una cazuela ancha con aceite sofreimos la cebolleta bien picada y los dientes de ajo también picados. Cuando lo tengamos pochado, sin que tome color, añadimos el arroz, dándole vueltas y la salsa de tomate. Sazonamos un poco y añadimos el caldo caliente, sin dejar de remover. Dejamos cocer a fuego suave durante 18-20 minutos más o menos. Un poco antes de que esté listo el arroz añadimos los mejillones (pueden ir sin cáscara y dejar algunos para decorar), probamos por si hace falta añadir más sal y añadimos perejil picado, removiendo. Lo dejamos reposar un momento y a disfrutar.




Este plato es mi aportación para el concurso de pastas y arroces que organiza el blog el rincon de la tata 



15 jun. 2011

pimientos del piquillo rellenos de morcilla

 

Otra manera estupenda de preparar y disfrutar de unos ricos pimientos y de una sabrosa morcilla de arroz.

ingredientes

1 cebolla
1 morcilla
salsa de tomate
pimientos del piquillo

para la salsa 

1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
2 pimientos
1 cucharadita de harina
jugo de los pimientos
250 ml de agua

elaboración
Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y ponemos a pochar la cebolla bien picada a fuego suave. Cuando está bien dorada se le añade la morcilla desmenuzada (se le quita la piel) y se mezcla bien con la cebolla, al principio cuesta un poco pero con el calor la morcilla se va separando, a esto se le añade la salsa de tomate, mejor si está espesita y se deja cocer un rato, lo retiramos del fuego y lo dejamos templar.
Escurrimos bien los pimientos del piquillo, el jugo lo usamos para hacer la salsa y empezamos a rellenarlos, pasándolos a una cazuela baja y amplia.




para la salsa
Ponemos una sartén con aceite a calentar, y doramos el ajo picado, la cebolla picada con un poco sal a fuego suave, durante 20 minutos por lo menos, hasta que coja un ligero color. Cuando lo tengamos, añadimos los pimientos del piquillo, los dejamos hacer un momento y echamos la cucharadita de harina que unimos a las verduras y sin dejar de remover vertemos el jugo de los pimientos y el agua caliente. Lo cocinamos unos minutos, pasamos la salsa por el pasapuré y la echamos sobre los pimientos rellenos. Todo lo dejamos cocer suavemente otros minutos más, para que los pimientos se cocinen un poco, si vemos que la salsa espesa mucho, añadimos más agua. Probamos y si es necesario ponemos un poco de sal.



13 jun. 2011

patas de cerdo en salsa roja


Como os decía cuando preparé la lengua de ternera, cada vez comemos más de menos cosas, este plato de patas era un plato habitual que cocinaban nuestros abuelos y que hoy en día por falta de tiempo o por ser la parte del cerdo que es, se suele despreciar, a pesar de ser un manjar.
No hay que olvidar estas recetas, que como mucho se encuentran en dias especiales o fiestas.
Podeis prepararlas también en salsa vizcaina, rebozadas...

Con esta receta de manos de cerdo en salsa roja participo en el concurso que Lourdes del blog Las delicias de Lourdes organiza por su cumple blog, si no lo conoceis pasaros por él y vereis que recetas tan ricas tiene.






ingredientes
4 patas de cerdo

para la salsa

1 cebolla grande
3 dientes de ajo
salsa de tomate
2½ pimientos choriceros
250 ml de caldo de cocción
media guindilla
un trocito de pan duro
100 gr de jamón y chorizo
aceite y sal


para cocerlas

un chorrito de vino blanco
1 zanahoria
1 diente de ajo
1 puerro
agua y sal
unos granos de pimienta





elaboración

Mejor comprar manos o patas delanteras, son más carnosas. Sobra decir que tienen que ser muy frescas. Normalmente se compran limpias y partidas por la mitad a lo largo pero es necesario rasparlas y pasarlas por varias aguas.




Se colocan en una olla, se pueden atar para que conserven su forma durante la cocción, con abundante agua fría añadiéndola un trozo de cebolla, un diente de ajo, unos granos de pimienta, una zanahoria, un puerro y un chorrito de vino blanco, se sazonan con sal, se acercan al fuego y se dejan cocer, tardarán unos 20 minutos, antes de sacarlas del caldo comprobamos si están cocidas y si no lo están las ponemos unos minutos más.



Ya cocidas se separan del caldo (no lo tiramos), se deshuesan cuanto sea posible, procurando que mantengan la forma, tener en cuenta que también las podemos presentar sin deshuesar y las ponemos en una cazuela amplia.



para preparar la salsa
En una sartén con muy poco aceite salteamos el chorizo y el jamón troceado y lo añadimos a las patas cocidas.



Ponemos un poco de aceite a calentar y freimos la cebolla y el ajo picados, cuando comience a tomar color, añadimos la media guindilla, sin partir para poder recuperarla, la pulpa de los pimientos choriceros, un pedacito de pan duro, tres cazos de salsa de tomate y tres cazos de caldo de la cocción de las patas. Todo ello lo dejamos cocer unos 10-15 minutos, comprobamos el punto de sal, lo pasamos por un pasapuré sobre las patas, lo mezclamos bien y cocinamos a fuego suave durante 10 minutos más, si la salsa espesa mucho, añadimos más caldo o agua.










10 jun. 2011

calabacines rellenos de gambas


Esta receta me la paso Jorge que a su vez se la pasó alguien en el trabajo, ya sabeis como va esto, las recetas van pasando de mano en mano y más si salen buenísimas como es este el caso. Muchas gracias por compartir esta receta y por tu buen humor.
La verdad que es una receta que lleva su tiempo, pero no es difícil, si nos organizamos bien preparando cosas con antelación, no es complicada, además merece la pena, que están muy ricos.


ingredientes
3 calabacines pequeños
10 gambas
6 palitos de chaca
gulas
1 cebolla
1 pimiento verde
150 ml leche
1 cucharadita de harina
pimienta
aceite y sal






elaboración 

Lavamos bien los calabacines, los pelamos conservando la piel que utilizaremos para la salsa. Los partimos en trozos de unos 5 cm (desechamos los extremos que utilizamos bien para la salsa o para hacer un puré otro día) y los ponemos a cocer en agua hirviendo con sal durante unos 5 minutos más o menos, no hay que sobrecocerlos.
Los sacamos del agua, que no tiramos y los dejemos enfriar. Una vez frios los vaciamos, la carne de calabacín que retiramos la guardamos ya que nos servirá para la salsa, los dejamos escurrir.

para preparar el relleno

Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y doramos un diente de ajo picado con una media cebolla y medio pimiento verde también picados y un poco de sal. Cuando esté pochado agregamos la chaca y las gambas todo bien troceado, en cuanto las gambas cojan un poco de color, añadimos una cucharadita de harina que cocinamos un poco y sin dejar de remover vamos incorporando la leche poco a poco, probamos el punto de sal y lo dejamos cocer a fuego suave durante 5 minutos. La cantidad de leche es orientativo, por lo que iremos añadiendola poco a poco hasta tener la textura deseada, no debe de quedar muy espesa. En cuanto se temple un poco rellenamos los calabacines.



para hacer la salsa
Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y doramos media cebolla, medio pimiento verde y las peladuras de los calabacines (yo utilice la mitad de las peladuras). Ponemos un poco del agua que hemos usado para cocer los calabacines y todo esto lo dejamos cocer unos 20 minutos, un poco antes de que pasen los 20 minutos añadimos la carne de calabacín que hemos retirado al vaciarlos y salpimentamos. Pasamos la salsa por el pasapurés y si queremos que nos quede más fina la pasamos por un colador de rejilla fina, si vemos que nos queda muy espesa añadimos un poco más del agua de la cocción de los calabacines.



para terminar con la receta sólo nos queda albardar los calabacines que hemos rellenado, para ello los pasamos por harina, por huevo batido y los freímos en aceite caliente, con cuidado de que no se nos queme el huevo. Los sacamos y dejamos escurrir sobre papel de cocina.



para presentar el plato ponemos un poco de la salsa en el fondo del plato, encima colocamos el calabacín relleno y encima unas gulas salteadas con un poco de ajo laminado y una puntita de guindilla. 

8 jun. 2011

merluza con salsa de chipirón



Se trata de una merluza rebozada con una de las salsas estrella en la cocina del País Vasco. Además puede ser una manera de aprovechar la salsa que siempre sobra, al menos en mi casa, cuando ponemos chipirones en su tinta. Queda un plato muy vistoso, la única pega que tiene es que la merluza hay que hacerla en el último momento, pero merece la pena.


ingredientes 
4 trozos de merluza
huevo batido
harina
sal y pimienta

para la salsa 

300 gr de chipirones
1 cebolla
1 puerro
1 tomate
aceite y sal






elaboración

Ponemos a pochar todas las verduras cortadas en juliana en una sartén con aceite y sal a fuego medio. Cuando las tengamos pochadas colocamos los chipirones bien limpios sobre ellas, dejamos cocer todo por espacio de 30 minutos tras los cuales añadimos las tintas. Dejamos cocer 5 minutos más. Con ayuda de una espumadera, retiramos los chipirones y pasamos la salsa por un pasapuré, y si queremos que nos quede más fina la volvemos a pasar por un colador de rejilla fina. Esta salsa la podemos tener hecha con antelación y calentarla en el momento de servir.









Preparamos los lomos de merluza, sin espinas y sin piel y los salpimentamos. Pasamos los lomos por harina, los vamos aplastando y los pasamos por huevo batido.

 Ponemos una sartén a fuego fuerte y cuando el aceite esté caliente pero sin que llegue a humear, empezamos a freir los lomos de merluza, primero por un lado y, al cabo de unos minutos, por el otro lado hasta que la merluza esté hecha.
Para finalizar sólo queda presentar el plato, para ello colocamos en el centro de cada plato un poco de salsa, 
un montoncito de chipirones picados, encima de estos los lomos de merluza rebozados y a su lado un poco de arroz cocido.
Espero que os haya gustado, a nosotros no nos ha gustado, nos ha encantado.



corte juliana

El corte juliana es una técnica de corte que se aplica sobre todo tipo de verduras y hortalizas que consiste en dejarlas en tiras largas y delgaditas. También puede aplicarse a las frutas, y aunque no es fácil de dominar, si no se tiene práctica hay que intentarlo, pues resulta fundamental para el aspecto final del plato, aunque en este caso no se ven porque están pasadas por el pasapuré.

6 jun. 2011

ensalada de pepino y manzana con salsa de yogur



Hay que defender alto y claro la calidad de esta hortaliza, por lo que me uno a la propuesta de hacer una entrada con el pepino como ingrediente. Con él se pueden preparar unas recetas muy ricas y refrescantes, tenemos que devolver su buena imagen.
Es una hortaliza que no aporta casi ninguna caloría, ya que contiene pocos hidratos de carbono, el agua es su principal componente por lo que es muy utilizado en las dietas hipocalóricas. Este alimento posee pequeñas cantidades de vitaminas y fibra y como minerales destacados potasio, fósforo y calcio.
La receta es una rica ensalada, muy refrescante y perfecta para los días de calor, que la he sacado de un libro de Berasategui.


ingredientes
1 pepino
½ manzana Granny Smith
zumo de ½ limón

para la salsa de yogur
½ yogur
5 cucharadas de aceite
sal y pimienta









elaboración

Limpiamos bien el pepino y lo pelamos, retirando toda su piel, lo partimos en rodajas finas y las colocamos 
en un bol.
Lavamos bien la manzana, la cortamos por la mitad, la retiramos el corazón y la cortamos en dados 
conservando la piel. La manzana partida la añadimos al bol donde tenemos el pepino y lo rociamos con el zumo del medio limón.


Para preparar la salsa, ponemos el medio yogur en un bol con un poco de sal y pimienta y con una cuchara vamos removiendo a la vez que incorporamos el aceite en fino cordón. Si queda muy espesa podemos añadir un poco de leche. Esta salsa la añadimos sobre el pepino y la manzana removiéndolo bien. Servir bien fresquita.