30 nov. 2010

popietas de conejo con manzanas


ingredientes
6 lomos de conejo
higado y riñones de conejo
200 g de champiñones
200 ml de sidra
2 cebollas medianas
3 cucharadas de nata
aceite
perejil
pimienta y sal
4 patatas
4 manzanas

elaboración
Deshuesar los lomos de conejo y abrir la parte más gruesa en libro para que nos queden unos filetes rectangulares y con un grosor parecido, la carne que recortamos la guardamos para utilizar en el relleno.



Para el relleno
La carne que hemos sacado, la partimos en dados pequeños, al igual que el higado y los riñones.
Limpiamos los champiñones y los troceamos en pequeño.
En una sarten con aceite ponemos a rehogar la carne que hemos troceado junto con el higado y los riñones, cuando lo tengamos rehogado incorporamos los champiñones y un poco de perejil, salamos y cuando se haya evaporado el agua que sueltan los champiñones, retiramos y dejamos templar.



Montaje
Salpimentamos los lomos de conejo y repartimos sobre ellos el relleno anterior. Los enrollamos y los atamos utilizando cordel de cocina.
En una sartén con aceite ponemos a dorar los rollitos de conejo, cuando lo estén, añadimos la cebolla y dejamos hacer unos 15-20 minutos con la sartén tapada. Una vez que están hechos los retiramos. Desgrasamos la sartén con la sidra, añadimos la nata y dejamos reducir hasta que veamos que la salsa está ligeramente espesa. Retiramos la cuerda a los rollitos, los incorporamos a la salsa y dejamos calentar unos minutos.
Los podemos servir, bien enteros o partidos en aros con un poco salsa, acompañados con patatas fritas al gusto y la manzana partida en gajos y sin corazón, rehogada en mantequilla.



28 nov. 2010

salsa alioli


Nosotros lo solemos comer untado en pan tostado y encima le ponemos revuelto de espinacas, otro día ya pondremos la receta de este pintxo, también lo usamos para unas patatas con alioli, en los tomates rellenos... total que parece que no, pero al final se usa en infinidad de platos (como las cucharas, je, je).


ingredientes
7 dientes de ajo
150 ml de aceite
sal
unas gotas de vinagre

elaboración
Pelamos los ajos, los partimos, les quitamos el germen si tienen y los ponemos en un bol (o en un almirez) con sal. Machacamos muy bien. Añadimos aceite poco a poco, removiendo en la misma dirección y de manera continuada con la maza del almirez hasta que nos quede una salsa espesa. A nosotros nos gusta que nos quede espesa, tipo paté, para aligerarlo continuar echando aceite hasta conseguir la textura que más os guste.
La ponemos en un tarro y en la nevera dura bastante tiempo.
Se puede disminuir la cantidad de dientes de ajo, queda claro que a nosotros nos gusta con sabor fuerte.
Puede que se nos corte. Es bastante fácil que ocurra. Si es así empezamos de nuevo pero esta vez con un diente de ajo, lo machacamos bien y en lugar de aceite usamos la preparación que tenemos cortada añadiendola poco a poco.

26 nov. 2010

pudin de coliflor


Ahí lo teneis, bien tieso para la foto, y sonriendo... y es que unos días antes hice otro pero el pobre no pasó el "casting", los de estilismo no pudieron hacer nada con el, y eso que son buenos… luego vino el fotógrafo, que si mira que pinta, que si luego me echas las culpas a mí, que yo a eso no le saco ninguna foto… total todo pegas, así que nos lo comimos tan ricamente y dejamos las fotos para otro día, y aquí las teneis, hoy si que ha salido como debe ser.



ingredientes 
500 gr de coliflor cocida
4 huevos
200 ml de nata líquida
3 rebanadas de pan de molde
2 zanahorias hermosas 

cocidas
jamón york en taquitos (opcional)
pan rallado
mantequilla
sal










elaboración
Cocer la coliflor en agua hirviendo con sal a fuego suave durante 15 minutos. Escurrir, triturar y reservar el puré.
Cocer las zanahorias en agua hirviendo con sal a fuego suave durante 15 minutos. Escurrir, y partir en láminas.
Preparamos el molde, forrándolo con papel de horno para que al desmoldar no tengamos sorpresas, untamos con mantequilla, espolvoreamos pan rallado.
En una sartén con abundante aceite freímos el pan de mode, reservamos.
En un bol batimos los 4 huevos, y añadimos el puré de coliflor, el jamón (si decidimos ponerlo) y la nata. Mezclamos todo.






Ahora echamos la crema de coliflor en el molde, unos 3 cazos, ponemos encima el pan frito y encima de éste las láminas de zanahoria, a continuación el resto de la crema de coliflor. Ponemos el molde al baño maría y horneamos a 250º durante 15 minutos, luego bajamos a 180º otros 45 minutos más, estos tiempos son un poco orientativos, tenemos que vigilar pues si vemos que la parte de arriba coge mucho color hay que poner un papel de aluminio encima y lo mas importante, estará hecho cuando introducimos una varilla y esta sale limpia. Dejamos templar y desmoldamos. Podemos comerlo tanto frío como caliente. Y lo podemos acompañar con una salsa de tomate, salsa mahonesa o con una besamel clarita a la que podemos añadir un poco de queso, unas anchoas...






25 nov. 2010

albóndigas de merluza


-camarero
-qué
-camarero
-qué
-una de albóndigas
-albondigas con mantón de manila, albondigas con vestido chines...


riquiiiiiiiiiiiiiisimas!!!

ingredientes 


para las albondigas
500 g de merluza
50 g de miga de pan del día anterior remojada en leche
½  diente de ajo
1 clara de huevo
sal
pimienta
perejil

 
para el rebozado
1 huevo
1 yema
harina
aceite para freir

para la salsa
8 langostinos pequeños
1 cebolla mediana
1 diente de ajo
1 cucharadita de harina
caldo de pescado
aceite
perejil

elaboración
Limpiamos bien la merluza de piel y espinas, con estas hacemos un poco de caldo que utilizaremos para hacer la salsa.
Picamos la merluza a la que añadiremos la miga de pan remojada en leche muy bien escurrida, el medio diente de ajo, un poco de perejil ambos picados, sal, un poco de pimienta y la clara de huevo. Todo esto lo mezclamos bien. 

Nos tiene que quedar una mezcla ni demasiado blanda ni demasiado seca y compacta.
Si usamos pescado congelado, la mezcla nos puede quedar más blanda, debido a su mayor contenido en agua. Si es así lo arreglamos añadiendo a la mezcla un poco de pan rallado.
Formamos las albóndigas, las cuales enharinamos, las quitamos el exceso de harina y las pasamos por el huevo batido. Ponemos aceite en una sartén y las freímos. Una vez fritas las pasamos a una cazuela ancha.
Ahora preparamos la salsa, para ella ponemos en una sartén aceite. En él, pochamos la cebolla y el ajo picaditos. Cuando la cebolla coja un poco color, añadimos las cabezas de los langostinos dejamos que cojan color y ponemos la harina, la cual dejamos rehogar para que la salsa no sepa a harina. Incorporamos el caldo de pescado, unos dos vasos (400 ml) y dejamos cocer unos 15 minutos. Pasamos la salsa por un pasa-puré y a continuación por un colador y la echamos encima de las albóndigas, añadimos los langostinos dejamos cocer todo junto unos minutos. Cuando sirvamos espolvoreamos un poco de perejil.

Unas albóndigas que admiten muy bien una salsa verde.  






24 nov. 2010

rosquillas de anis fritas



Las rosquillas de casa de toda la vida, hechas con la receta de la abuela. Se preparan durante todo el año, aunque hay algunas fechas señaladas como Carnaval o Semana Santa en las que se hacen con más frecuencia. 


ingredientes
4 huevos
12 cucharadas de azúcar
1 vaso de aceite 200 ml
2 sobres de levadura en polvo
75 ml de anís
harina la que admita
aceite de girasol para freír

elaboración 
Batimos bien los huevos junto con el azúcar, podemos utilizar la batidora.
Añadimos el aceite, mezclamos con lo anterior, a continuación incorporamos el anís y vamos agregando poco a poco la harina tamizada junto con la levadura hasta formar una masa que no se pegue en el bol. Esta masa la echamos sobre la encimera y seguimos añadiendo harina hasta obtener una masa que no se pegue a las manos o si tras presionarla con el dedo la marca de éste se recupera con facilidad.
Cogemos un trozo de masa, la extendemos con un rodillo y con unos corta-pastas redondos uno más grande que otro vamos formando las rosquillas hasta terminar con la masa. También podemos coger porciones de masa, y darles forma de rosca con las manso.
Ponemos abundante aceite en una sartén honda y freímos las rosquillas por tandas. El aceite debe estar caliente pero sin que llegue a humear.

Y a partir de aquí ya puedes correr porque si no, ten por seguro que no las pruebas…


23 nov. 2010

bolas de zanahoria

Bueno que hace ya una semana que no poníamos nada por aquí, a ver quien se atreve con estas… más fácil que esto no creo que haya, bueno si, un plato de salchichón, pero eso ya es otro nivel…

ingredientes
zanahorias 250 g,

   pesadas después de cocidas.
azúcar 250 g
coco rallado 250 g











elaboración
Se cuecen las zanahorias limpias y peladas y se dejan escurrir bien. Se aplastan con un tenedor y se añade el azúcar, hasta hacer una pasta suave.  A esto se va añadiendo el coco hasta que espese y se pueda trabajar con las manos. Con una cuchara se van formando las bolas que rebozaremos en coco rallado. Dejamos enfriar en el frigo y listas para comer.




Puedes hacer la cantidad que quieras, siempre que sean partes iguales. Como en el anuncio, no podrás comer solo una.



16 nov. 2010

torrijas de pan


Pues nada, que te ha sobrado pan y no quieres hacer pan rallado, pues unas torrijas dan el mismo trabajo pero a la hora de comer hay bastante diferencia, las torrijas ganan de calle al pan rallado...
Y si queremos dar a nuestras torrijas un toque especial podemos añadir a la leche un chorrito de anís.

ingredientes
1/2 litro de leche
un trozo de corteza de limón
1 trozo de canela en rama
8 rodajas de pan del día anterior 

  de unos 2 cm de grosor
2 huevos para rebozar
harina para el rebozado (opcional)
3 cucharadas de azúcar
1/2 cucharadita de canela en polvo
aceite para freír








elaboración
La cantidad de leche va en relación con el tamaño de las rebanadas de pan.
Ponemos la leche en un cazo, la corteza de limón, el trozo de canela, 2 cucharadas colmadas de azúcar y lo ponemos a fuego suave durante 5 minutos más o menos. Retiramos del fuego, dejamos entibiar, y la pasamos por un colador a una fuente donde ponemos las rodajas de pan hasta que empapen bien, dándoles la vuelta con mucho cuidado, para que no se rompan. Una vez bien empapadas, las escurrimos un poco y empezamos a freírlas. Pasamos ligeramente las rodajas de pan por harina y luego por huevo batido, o solo por huevo batido y las ponemos en aceite caliente, poco a poco a fuego medio hasta que estén doradas por ambos lados. Al sacarlas las dejamos escurrir sobre papel de cocina. Mezclamos el azúcar que no hemos usado con la canela en polvo y espolvoreamos sobre las torrijas. En lugar de freírlas las podemos hacer en el horno.
Las podemos acompañar también con un poco de helado, o con nata, o con unas natillas ligeras...







También podemos hacerlas con pan especial para hacer tostadas. Lo importante es que sea un pan que no se deshaga en la leche y se empape bien. 







15 nov. 2010

hojaldre de pollo


La receta es fácil, aunque parezca complicada, espero dar las explicaciones de forma clara pero si no os queda muy claro, pues podeís preguntar.

ingredientes
500 gr de hojaldre congelado
3 medias pechugas de pollo
1 cebolla
3 puerros
150 gr de panceta ahumada
250 gr de champiñones
3 dientes de ajo
aceite de oliva
1 huevo
pimienta y sal

elaboración
Para empezar: la receta la dividiré en tres pasos: el primero será hacer el relleno, el segundo preparar el molde y por último el montaje.

Relleno
Picamos la cebolla y los dientes de ajo muy pequeñitos.
Limpiamos bien los puerros, quitamos  la parte verde y cortamos en aros la parte blanca.
En una sarten ponemos unas 4 cucharadas de aceite y rehogamos en él la cebolla, los ajos y los puerros a fuego suave.
Cuando esté pochado retiramos de la sarten y reservamos.
Limpiamos y partimos en láminas los champiñones, en dados la panceta y salteamos en la misma sartén a fuego vivo. Retiramos y reservamos. Añadir si es necesario más aceite e incorporar las pechugas en trozos grandes salpimentadas, las salteamos.

Preparar el molde
Estiramos el hojaldre sobre una superficie enharinada, para ello usaremos el rodillo.
Elejimos un molde y cortamos dos trozos, uno de ellos más grande, la masa sobrante la reservamos.

Montaje
(hoy nos lo hemos currado y hemos hecho un publireportaje...)
Forramos el molde con el trozo grande y con un tenedor pinchamos el fondo.


Cubrimos la masa con los puerros y la cebolla, encima ponemos los champiñones y la panceta y por último las pechugas.


Batimos el huevo con una cucharada de agua y doblamos el borde de la masa hacia dentro y lo pintamos con el huevo.


Colocamos el otro trozo de masa encima y lo sellamos, apretando los bordes para que queden bien unidos.


Con los trozos de masa que nos han sobrado hacemos palitos, los pintamos con el huevo y adornamos la superficie.


Pintamos todo con abundante huevo batido y lo metemos al horno precalentado a 200º C durante 15-25 minutos, hasta que el hojaldre haya subido y esté dorado.
Desmoldamos y listo para comer.
Con la masa de hojaldre  que nos ha sobrado podemos hacer unos volovanes.




14 nov. 2010

volovanes


Los volovanes son un excelente primer plato y si las hacemos de un tamaño diminuto son un excelente aperitivo.
Se rellenan con lo que más nos guste, tanto rellenos dulces como salados: natillas y chantillí, membrillo y queso, ensaladilla rusa, champiñones, espinacas...


ingredientes
1 lámina de masa de hojaldre
huevo batido

elaboración
Estiramos la lámina de hojaldre, con ayuda de un cortapastas formamos círculos de unos 8 cm de diámetro y ponemos la mitad de ellos en una bandeja forrada con papel de hornear que nos coja en la nevera.
Al resto de los discos les vaciamos el centro con un cortapastas de 5-6 cm de diámetro, consiguiendo una especie de aros o arandelas. Pintamos los bordes de los círculos grandes con huevo batido y colocamos encima los aros recortados. Sellamos bien los bordes y los dejamos enfriar unos 30 minutos dentro de la nevera.


Para aprovechar los recortes, los recogemos doblándolos en capas, para que al estirarlos con el rodillo el hojaldre siga manteniendo sus láminas y seguimos cortando circulitos.
Los sacamos de la nevera y los ponemos en una bandeja de horno con el papel de hornear. Pinchamos con un tenedor los fondos y los pintamos con huevo batido. Los metemos en el horno precalentado a 200 ºC, durante 15 minutos más o menos, o hasta que el hojaldre haya subido y esté dorado.
Con una lámina rectangular de 35x25 salen 10 volovanes, aprovechando los recortes.




Volovanes rellenos de champiñones

ingredientes
200 g de champiñones
1 diente de ajo
1 loncha de jamón (serrano o cocido)
aceite
sal

elaboración
En una sartén con un poco de aceite se ponen los champiñones bien picados y cuando se haya evaporado el jugo que sueltan se añade el ajo y el jamón muy picaditos y rehogamos unos minutos. Rellenamos los volovanes.




12 nov. 2010

tortilla de patata

A quién se le ocurriría mezclar ambos ingredientes?
Pues buscando algo de información resulta que el primer documento conocido en el que aparece una referencia a la tortilla de patatas es de 1817, en él se explican las míseras condiciones en las que vivían los agricultores navarros en comparación con los habitantes de Pamplona y de la Ribera.
Hay quien dice que fué el general Tomás de Zumalacárregui quien, durante el sitio de Bilbao, y para mantener al ejército carlista inventó la tortilla de patatas, comida nutritiva y rápida de hacer. Otra versión dice que el general paró en una casa navarra en la que sólo había huevos, patatas y cebollas, con los que le hicieron un revuelto, el cual gusto mucho al general, que luego popularizó el guiso.
En el libro La patata en España, situa el origen de la tortilla de patata en Extremadura, concretamente en Villanueva de la Serena.
El caso es que fuera quien fuese le salió redonda. Gusta a casi todos, es fácil de hacer y es el menú ideal para un día de campo bien sea en bocata o en tupper. Nosotros cuando vamos al monte no falta un buen bocadillo, y alguno y no miro a nadie, desde que sale de casa ya está pensando en cuando paramos para el hamaiketako (almuerzo).



Las cantidades son para mi sarten que es de 26 cm de diámetro.


ingredientes
750 gr de patatas
6 huevos
1 cebolla hermosa
aceite de girasol
sal

elaboración
No es imprescindible, pero es muy recomendable que la sarten que usemos para hacer la tortilla sea solo para hacer tortillas, así mantendremos su antiadherencia.
Yo prefiero usar aceite de girasol pues me gusta que la tortilla sepa a los ingredientes que lleva, pero se puede hacer con oliva.
En casa la preferimos con cebolla, está más jugosa, pero tú eliges.
Se pelan las patatas y se cortan en trozos laminados y a ser posible del mismo tamaño. Hacemos lo mismo con la cebolla.
En una sartén ponemos abundante aceite y echamos la patata y la cebolla, salamos (con la precaución de tener las manos bien secas para que la sal quede bien repartida, sino la mayor parte de la sal caerá en el mismo).
El fuego tiene que estar fuerte hasta que las patatas cojan un poco de color, luego lo bajaremos hasta que terminen de hacerse, no tienen que cocerse ni freirse. Cuando estén echas las escurrimos bien.
Batimos los huevos, no salamos, y mezclamos con la patata y la cebolla.
Dejamos en la sarten un poco de aceite, y cuando esté muy caliente ponemos la mezcla de patata, cebolla y huevos.
Ahora solo falta cuajarla. Veremos que lo que se cuaja primero son los bordes, por lo que iremos moviendo la patata de los bordes hacia dentro como si fuera un revuelto, hasta que veamos que el huevo no nos va a escurrir demasiado al darle la vuelta. Se deja hacer por ese lado, se le da la vuelta, se deja que se haga por el otro lado y lista. Si te gusta más hecha… se deja hacer más. Pero corremos el riesgo de que nos quede seca.

guindillas verdes fritas


No solo las consumimos en vinagre, fritas como si fueran pimientos están estupendas.
Es una guarnición perfecta para pescados, carnes o huevos y con una mermelada de tomate cherry lo bordas.
 
ingredientes
guindillas verdes
aceite de oliva

elaboración
Lavamos las guindillas y las secamos con un trapo, para evitar que salpiquen.
Freimos las guindillas en una sarten con abundante aceite caliente. Se hacen rápido. Cuidado con las salpicaduras. Las sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente.

10 nov. 2010

crema pastelera


ingredientes
½ litro de leche
1 huevo tamaño "L"
3 yemas de huevo tamaño "L"
75-100 g de azúcar
35 g de harina fina de maíz
un trozo de canela en rama
un trozo de piel de limón
una nuez de mantequilla (opcional)

elaboración
Disolvemos la maizena, harina fina de maiz, en una cuarta parte de la leche fría. En un cazo 
calentamos el resto de la leche con la canela y la piel de limón hasta que rompa a hervir. Mientras, batimos el huevo entero con las yemas y el azúcar, unimos a esta mezcla la leche y la harina, mezclándolo todo bien de forma que no quede ningún grumo. Cuando lo hayamos mezclado añadimos poco a poco la leche cocida pasándola por un colador fino, donde quedará la canela y la piel de limón, removiendo sin parar hasta mezclarlo todo. La leche tiene que estar caliente pero no hirviendo, ya que el huevo cuajaría inmediatamente.
Volvemos a poner la mezcla en un cazo y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y con cuidado de que no hierva en ningún momento, para evitar que se corte.
 Retiramos del fuego y del cazo para enfriarla cuanto antes, y para que no forme costra la cubrimos con film transparente.
Para obtener una crema pastelera más cremosa y suave, cuando la crema esté templada podemos añadir una nuez de mantequilla a temperatura ambiente y remover bien la crema hasta incorporarla. Dejamos enfriar y la tenemos lista para usar en buñuelos, relámpagos, tartas, hojaldres, canutillos…




Si ponemos menos cantidad de maizena, unos 20-25 g, tendremos unas natillas caseras de rechupete y si por el contrario ponemos más maizena, unos 60 g, tendremos una crema más espesa, perfecta para hacer unas tostadas de crema para quitar el sentido.


8 nov. 2010

membrillo


Llega el final del año y con ello la época de recolección de cardos, calabaza, membrillos, granadas, uvas y algunos frutos secos como castañas y nueces.
En esta entrada nos centraremos en el membrillo.
Es una fruta que cuando está madura tiene un color amarillo y su piel está cubierta con una especie de pelusilla, la cual hay que limpiar muy bien si se van a preparar sin pelar. La pulpa es dura y áspera, de color blanco amarillento, y resulta harinosa y poco jugosa. Su forma es muy parecida a la pera, aunque también los hay redonditos.
Así como es una fruta muy aromática, tiene un sabor bastaste amargo, por lo que  al natural no se suele comer. Lo más tradicional es consumirlo en forma de dulce, mermelada, jalea o confitura. Está muy rico si lo acompañamos de nueces, o con cualquier tipo de queso, aunque lo más común es con queso fresco. En las sidrerias no falta como postre.  
Si hay que comprarlos (algunos tenemos la suerte de tenerlos en la huerta) como en todo, hay que fijarse que no estén golpeados y dependiendo de cuando se vayan a hacer que estén más o menos maduros. El que tengan manchas indica que están muy maduros por lo que se tienen que consumir sin demora.
Hay que recordar que dentro de sus propiedades es bastante astringente.

7 nov. 2010

champiñones en salsa



Hoy hemos comido unos champis y aquí os los traemos, vosotros sólo veis y leeis, nosotros... 
los comemos, así que tendreis que fiaros de nosotros cuando os decimos que estaban "de toma pan y moja"...

ingredientes
500 gr de champiñones
4-5 dientes de ajo
½ cebolla
½ vaso de vino blanco
½ vaso de agua (si se necesita)
1 cucharada de harina
1 guindilla cayena
aceite
sal

elaboración
Limpiamos los champiñones y los partimos en trozos no demasiado pequeños.
En un cazuela ponemos aceite y en él los dientes de ajos picaditos, la cebolla troceadita y la guindilla entera, para luego retirar, todo a fuego suave.
Antes de que se doren la cebolla y el ajo, añadimos una cucharada de harina, rehogamos todo y echamos los champiñones, sal y el vino blanco. El agua lo añadiremos si vemos que necesitan, pues los champiñones sueltan mucho agua. Cocinar durante 30 minutos a fuego medio.

5 nov. 2010

crema de calabacín


Aunque se puede comprar durante todo el año, el calabacín es una verdura de verano. Normalmente lo comemos en pisto o en crema pero hay muchas más formas de cocinarlo, relleno, a la brasa... poco a poco ya iré aumentando el recetario, hoy vamos con la crema.

ingredientes
(para 4 personas)
500 g de calabacín

1 puerro o cebolla
1-2 patatas
4-5 porciones de quesito
sal
aceite de oliva
agua o caldo de verdura









elaboración

Ponemos en la olla un poco de aceite y añadimos el puerro (o cebolla) cortado en aros, lo rehogamos un poco y añadimos la patata en trozos. 
Pasados unos minutos pondremos el calabacín pelado y troceado. Salamos y rehogamos todo junto durante unos minutos. 
Añadimos agua hasta cubrir. Cerramos la olla y dejamos cocer de 6-8 minutos. Retiramos y reservamos parte del caldo.

Una vez templado trituramos todo, junto con los quesitos hasta que quede una crema fina.

Suele quedar espesa y para corregirlo le añadimos el caldo que hemos reservado y seguimos batiendo hasta que quede a nuestro gusto.
En el momento de servir acompañamos esta crema con unos picatostes.
Así es como yo la hago, pero se puede añadir un vaso de nata líquida o un trocito de mantequilla, pero a mí me parece que es demasiada grasa…, total que cada uno a su gusto…





3 nov. 2010

masa de pizza


¿A quién no le gusta la pizza?, sobre todo mirando a la gente menuda; es una de las cenas preferidas de casa. Antes compraba las bases hechas y las rellenaba, pero un día me animé he hice la masa (de momento siempre la misma, con el tiempo iré probando otros tipos de masas) y desde ese día siempre la hago yo. No es tan dificil y de verdad que merece la pena. Animate y añade tus ingredientes preferidos.

ingredientes

3 cucharadas de aceite
una cucharadita de sal
una cucharadita de azúcar
250 g de harina
6 g de levadura fresca
125 ml de agua templada

elaboración
Con estas cantidades nos saldrán dos pizzas de tamaño mediano o una pizza del tamaño de la bandeja del horno, luego vosotros le dais la forma y el tamaño que querais, redonda, cuadrada o con forma de escudo.




Para hacer la masa colocamos la harina en un bol junto con la sal y el azúcar y hacemos un volcán. Añadimos poco a poco el agua templada y el aceite y vamos amasando durante unos 10 minutos, girando y doblando la masa hasta que esta no se pegue a las manos. Ahora sólo hay que dejar que la masa fermente, para ello, formamos una bola, la dejamos en el bol enharinado y la tapamos con un trapo durante una hora, tiempo en el cual doblará su tamaño.
Extendemos la masa, bien con las manos o bien con el rodillo, sobre una superficie enharinada hasta dar la forma y el grosor deseado, con cuidado para que no se desgasifique en exceso. Luego con ayuda del rodillo se pasa a la placa de horno ligeramente engrasada, antes de poner los ingredientes me gusta hornearla durante unos 5 minutos a 180 ºC, la sacamos y repartimos sobre ella los ingredientes elegidos, y de nuevo al horno durante 18-20 minutos.
Con esta masa se pueden hacer también empanadas, panes rellenos, pan pita, y por supuesto bollos y barras de pan.